eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ombusdman boliviano concluye su mandato preocupado por el futuro de DD.HH.

- PUBLICIDAD -
Ombusdman boliviano concluye su mandato preocupado por el futuro de DD.HH.

Ombusdman boliviano concluye su mandato preocupado por el futuro de DD.HH.

El Defensor del Pueblo de Bolivia, Rolando Villena, afirmó hoy que termina su mandato de seis años preocupado porque considera que acciones del Gobierno causan una incertidumbre sobre el futuro de los derechos humanos y las libertades.

Villena se pronunció en ese sentido al presentar ante los medios el informe de sus seis años en el cargo que se cumplen el viernes, mientras el Parlamento evalúa a los aspirantes para reemplazarlo.

"Culmino mi gestión con la gratitud por el deber cumplido pero también con una profunda incertidumbre por el futuro", dijo Villena.

Las acciones del Gobierno de Evo Morales parecen mostrar "una tendencia a la afectación de los derechos humanos y a la incertidumbre sobre las libertades ciudadanas", según el informe.

"Los principios de justicia, igualdad, libertad, interculturalidad y dignidad, así como la situación de los derechos humanos en Bolivia, se ven afectados por una serie de factores como la desinstitucionalización del Estado, la corrupción y la violencia", sostuvo el ombusdman boliviano.

Debido al carácter crítico de sus informes, el Defensor del Pueblo ha sido siempre cuestionado por el presidente Morales que lo ha acusado de estar alineado con la oposición, aunque él siempre ha defendido la independencia de sus denuncias y de sus propuestas.

Villena es el tercer Defensor del Pueblo que ha tenido Bolivia, tras Ana Romero de Campero y Waldo Albarracín, y llegó al cargo en 2010 con una trayectoria en la defensa de los derechos humanos.

Dijo haber mantenido su independencia frente a "las innumerables presiones y ataques" desde el poder, ante el que "sucumbieron líderes, personas de bien, intelectuales y autoridades llamadas a defender al pueblo, y que frente a las amenazas, el temor o la prebenda, optaron por el silencio, la tibieza o la complicidad".

Entre los problemas que atraviesa el país en materia de derechos, subrayó que la falta de institucionalidad en el Estado agrava la crisis judicial, causa el aumento de la corrupción y la pérdida de confianza de la ciudadanía en las instituciones claves.

También alertó sobre la afectación a los derechos de las etnias y la política extractivista del Gobierno en territorios indígenas.

En su informe, además, advirtió sobre la creciente vulnerabilidad de las niñas, niños y adolescentes "que, además de la violencia sexual y comercial son víctimas de un sistema de Justicia discriminador y revictimizador, la explotación infantil y la criminalización de la adolescencia".

Asimismo, subrayó que "la violencia y discriminación contra la mujer" fortalece "el sistema patriarcal y machista" que existe en Bolivia, que tiene uno de los índices más altos de Latinoamérica de feminicidios y violencia sexual contra las mujeres.

Villena finalizó destacando que es fundamental garantizar la independencia de la Defensoría "de toda injerencia política partidista o de cualquier interés ajeno a los derechos humanos" y expresó su deseo de que eso prime en la elección de su sustituto.

El Congreso, controlado por el partido de Morales, ha seleccionado a 24 aspirantes como los mejores de entre los 163 candidatos que se presentaron a mediados de abril.

Los legisladores elegirán al nuevo Defensor antes del viernes 13 de mayo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha