eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PP aragonés dice que el lapao es un "burdo invento pancatalanista"

- PUBLICIDAD -
Aragón niega que el lapao sea una lengua y lamenta la intromisión catalanista

Aragón niega que el lapao sea una lengua y lamenta la intromisión catalanista

El grupo del PP en las Cortes de Aragón ha asegurado hoy que el "lapao" no es una lengua propia de la Comunidad aragonesa, sino la creación de un acrónimo, que ha calificado de "burdo invento pancatalanista".

Los parlamentarios populares destacan en un comunicado que ni lapao ni lapapyp figuran en la ley de lenguas aprobada ayer por las Cortes de Aragón, sino que son acrónimos inventados por la oposición a partir de las modalidades lingüísticas establecidas en el texto legal, lenguas propias del área oriental y lenguas propias del área pirenaica y prepirenaica.

El PP aragonés lamenta el "ataque" a esta iniciativa legislativa por parte del colectivo catalán "plataforma per la llengua" y de "algunos" medios de comunicación públicos y privados de dicha comunidad autónoma para "desprestigiar una ley que protege el rico patrimonio lingüístico aragonés y sus diferentes modalidades".

Advierte el grupo popular de que el texto legal respeta tanto los nombres originales de estas modalidades lingüísticas como la voluntad de sus usuarios en Aragón (fragatí, maellá, meniquensá, tamaritá, cheso, ansotano, belsetá, patués o chistavino).

En su escrito, los populares lamentan la utilización de una ley aprobada por el Parlamento aragonés para "falsear datos y conceptos en beneficio de intereses independentistas", y recuerdan que su tramitación responde a un compromiso electoral del gobierno de la presidenta Luisa Fernanda Rudi.

Señalan, además, que la nueva ley, que deroga otra anterior que "imponía" el catalán y el aragonés como lenguas propias de Aragón, protege y pone en valor el patrimonio lingüístico de la Comunidad sin recurrir al despilfarro.

A este respecto, añaden que "las enmiendas de la oposición, de aprobarlas, hubieran supuesto un coste en pinganillos, traductores, rotulación y triplicación de documentos oficiales, entre otras cosas, de 40 millones de euros".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha