eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSC pone deberes al "presidente" Pedro Sánchez

- PUBLICIDAD -
Sánchez: "Cada engaño de Rajoy es una razón para mandar al PP a la oposición"

Sánchez: "Cada engaño de Rajoy es una razón para mandar al PP a la oposición"

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha reforzado hoy su empatía con los socialistas catalanes, atreviéndose incluso a chapurrear catalán, si bien le han puesto deberes para que cuando llegue a la Moncloa, no se olvide de Barcelona y de Cataluña.

"Solo te voy a pedir una cosa. Cuando seas presidente del Gobierno, que seas de nuevo un presidente amigo de Barcelona", le ha rogado el candidato a la alcaldía de la capital catalana, Jaume Collboni, en la postrimería del mitin celebrado en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona ante 2.000 personas.

Collboni ha considerado "muy fácil" la "lista de la compra" encargada a Sánchez para que haga realidad las inversiones en infraestructuras que Mariano Rajoy "ha olvidado".

Le ha recordado que ya fueron amigos de la ciudad Felipe González, por apoyar los Juegos Olímpicos de 1992, y José Luis Rodríguez Zapatero, al que, en cambio, con su silencio, le ha perdonado su famoso "apoyaré el Estatut que salga del Parlament de Cataluña".

Collboni ha tranquilizado a Sánchez, confeso seguidor del Atlético de Madrid, al asegurar que no le pedirá que se haga del Barça, como Rodríguez Zapatero, pero le ha recalcado que su obligación cuando sea presidente es que "no se haga el sordo" y cumpla con las demandas pendientes.

Sánchez no ha respondido a Collboni porque le ha precedido en el turno de palabra -"soy la estrella invitada"-, pero sí le ha regalado un deseo en catalán.

"Pido silencio que me tengo que concentrar... Perque Barcelona es mereix un alcalde de progrés, Jaume Collboni", le ha introducido Sánchez entre los aplausos de la gente, que le ha ovacionado en varias ocasiones con gritos de "presidente, presidente" y "Pedro, Pedro".

Además de a Collboni, el secretario general del PSOE ha brindado palabras de cariño y "orgullo" para todo el PSC, y en particular, para Miquel Iceta, por su postura ante el proceso soberanista y, de paso, por respaldarle como líder del partido.

"Gracias de corazón por vuestro apoyo siempre, por vuestra confianza, y gracias Miquel por vuestro ejemplo. Cuando en Cataluña ha habido enfrentamiento, el único partido que ha levantado una bandera que es la de la concordia, la convivencia y la unión ha sido el PSC", ha elogiado.

Lejos de los multitudinarios mítines que el PSOE ha celebrado en Barcelona con Rodríguez Zapatero -unas 40.000 personas en el Palau Sant Jordi en 2008-, Sánchez se ha sentido arropado por los 2.000 militantes que se han desplazado al centro de congresos.

Al acto, celebrado mientras de fondo se oía un fuerte chaparrón, han asistido, entre otros, el expresidente de la Generalitat José Montilla, el exlíder del PSC Pere Navarro y algunos de los alcaldes de mayor peso político del socialismo catalán, como Antonio Balmón, de Cornellà; Nuria Parlón, de Santa Coloma de Gramenet; y Núria Marín, de L'Hospitalet de Llobregat.

Entre las ausencias, una que se esperaba, la secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, Carme Chacón, sobre la que nunca cesa el rumor de que podría ser una de las que plantara cara a Sánchez con vistas a las primarias de julio.

El maestro de ceremonia ha sido Abel Folk, actor y director de teatro, y entre los teloneros, ha estado el cineasta Albert Solé, hijo del histórico del PSC Jordi Solé Tura.

También estaba prevista la intervención de la actriz Rosa María Sardá, que en la velada de los Premios Max celebrada ayer, lunes, le arrojó a "los gobernantes" una "buena butifarra para que les aproveche durante las largas vacaciones que espero que tengan pronto".

Para demostrar que él no es merecedor de tal 'regalo', Sánchez ha vuelto a comprometerse a bajar el IVA cultural si llega a la Moncloa, de lo que también han tomado nota los artistas presentes en el pabellón.

Tras visitar esta mañana Girona, Sánchez se ha despedido de Barcelona con su tradicional sesión de besos y fotos y un zurrón de deberes por si algún día es presidente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha