eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Parlamento iraní pondrá "supervisores" a los negociadores nucleares

- PUBLICIDAD -
El Parlamento iraní pondrá "supervisores" a los negociadores nucleares

El Parlamento iraní pondrá "supervisores" a los negociadores nucleares

El Parlamento iraní, (Maylis, de mayoría conservadora), pondrá dos supervisores al equipo que negocia el pacto nuclear con seis potencias que representan a la comunidad internacional, informó hoy un diputado a la agencia local Fars.

"Teniendo en cuenta los resultados en el primer nivel del acuerdo de Ginebra, se ha decidido que se añadirán dos miembros al equipo negociador" para supervisarlo, explicó el diputado Mohamed Esmail Kowsari, miembro de la comisión parlamentaria de Seguridad Nacional y Política Exterior.

El motivo para esta decisión reside en que los resultados de las negociaciones no fueron todo lo favorables para Irán que deberían, argumentó.

El equipo negociador, que encabeza el ministro de Exteriores Mohamad Yavad Zarif y tiene como segundo a Abas Araqchi, coordinará sus actividades con el nuevo equipo en decisiones relativas al nivel de enriquecimiento de uranio y otras cuestiones del pacto final, dijo Kowsari.

Esta decisión se conoce días después de que 201 parlamentarios (cerca de dos tercios de la Cámara) propusieran la aprobación de una norma que obligue al Gobierno del moderado Hasán Rohaní a incrementar el nivel de uranio enriquecido al 60 % (del actual veinte) en el caso de que fracasen las negociaciones nucleares.

Irán y el Grupo 5+1 (EEUU, Rusia, China, Alemania, Francia y Reino Unido) alcanzaron en noviembre en Ginebra un pacto histórico por el que Teherán se comprometía a reducir su programa nuclear a cambio de un levantamiento limitado de las sanciones internacionales que bloquean su economía.

Desde entonces, las partes negocian a nivel técnico la implementación de ese texto, que según Araqchi empezará a hacerse efectivo a finales de enero.

Irán deberá dejar de enriquecer uranio al 20 %, diluir la mitad de sus reservas a ese nivel, dejar de instalar nuevas centrifugadoras y abrir las plantas nucleares a una inspección estricta del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA).

El G5+1 y Teherán se dieron en Ginebra seis meses para consensuar un pacto final que acabe con el contencioso nuclear que enfrenta a Irán con el mundo desde hace una década.

Desde los años ochenta Irán lleva adelante un avanzado programa atómico que asegura está destinado a fines civiles, en concreto a investigación médica y producción de energía.

La comunidad internacional, sin embargo, teme que el programa oculte intenciones de desarrollar una bomba nuclear, algo que el OIEA asegura que no ha podido descartar en sus inspecciones y que Teherán niega tajantemente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha