eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Polémica en Dinamarca ante el plan para confiscar a refugiados dinero y joyas

- PUBLICIDAD -
Polémica en Dinamarca ante el plan para confiscar a refugiados dinero y joyas

Polémica en Dinamarca ante el plan para confiscar a refugiados dinero y joyas

La defensa del Ejecutivo danés de su plan para confiscar el dinero y los objetos de valor de los refugiados para sufragar su manutención no ha logrado hoy acabar con la tormenta política en el país, reavivada tras la decisión de un europarlamentario de abandonar el partido del gobierno.

La propuesta eje de la polémica se ha incluido en un proyecto de ley con numerosas medidas para recortar los derechos de los solicitantes de asilo que el Ejecutivo ha enviado al Parlamento este diciembre y que se debatirá en enero.

Ante las críticas que han llegado a comparar la confiscación de bienes de los refugiados con las prácticas nazis, el ministerio de Integración danés emitió el viernes un comunicado en defensa de su iniciativa.

Las autoridades danesas defiende que esa medida tiene como objetivo primordial garantizar la atención básica a todos los solicitantes de asilo que llegan al país.

En protesta por el proyecto legislativo, el eurodiputado Jens Rohde anunció que dejaba el Partido Liberal, que gobierna Dinamarca en minoría apoyado por el bloque de la derecha en el Parlamento, y que se unía a las filas del centrista Partido Social Liberal, que hoy le dio la bienvenida.

Para el ministerio de Integración danés, en la actualidad los peticionarios de asilo están obligados a informar de los bienes que traen consigo y quienes tengan medios para mantenerse no reciben apoyo de los servicios públicos de inmigración.

La novedad del proyecto es que autoriza a las autoridades a registrar las ropas y el equipaje de los inmigrantes para buscar esos posibles bienes.

Si se aprueba la ley, a los inmigrantes les será confiscado el dinero en efectivo que supere las 3.000 coronas danesas (alrededor de 400 euros) y objetos que tengan un valor considerable, excluyendo aquellos que, como los relojes o los teléfonos móviles, sean necesarios para mantener "un estándar de vida modesto".

Por regla general, añadió el ministerio, los objetos con valor personal o sentimental, como alianzas de boda o joyas, no serán confiscados, salvo que sea "inapropiado" no hacerlo dado su valor económico.

"Sólo serán incautados objetos personales con un valor considerablemente superior a las 3.000 coronas", concluyó.

El Gobierno liberal danés que lidera Lars Løkke Rasmussen cuenta con menos del 20 % de los escaños en el parlamento, pero logra mayoría absoluta con el apoyo en el parlamento del bloque de la derecha que lidera el ultranacionalista Partido Popular Danés.

Fue el segundo partido más votado en los comicios de junio tras los socialdemócratas y por delante del Partido Liberal de Rasmussen.

Al presentar las líneas maestras de su proyecto el pasado noviembre, el Gobierno explicó que su objetivo era "hacer menos atractiva" Dinamarca para los solicitantes de asilo y evitar que se convirtiera en "un imán" para los peticionarios.

Rasmussen afirmó que la situación era insostenible y resaltó que Dinamarca había recibido ya 13.000 peticionarios este año, más que en todo 2014.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha