Focos

Rajoy escenifica un compromiso contra la corrupción tras la caída de Ana Mato

El presidente evita mencionar la dimisión de la ministra de Sanidad en su defensa de los proyectos de ley que pretenden regenerar la vida política

Su partido considera la caída de Mato como una "cabeza de turco" justificada por la intervención en el Pleno

Rajoy alerta contra el peligro de considerar la corrupción generalizada y carga contra Podemos: "Salvapatrias de la escoba cuyo único programa consiste en barrer"

70 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Rajoy alerta de que solo habrá espacio para "salvapatrias de escoba" si se extiende la sospecha sobre los políticos

Mariano Rajoy ha tratado de hacer de la necesidad virtud y ha presentado una batería de propuestas anticorrupción que ha mezclado las ya anunciadas con otras que se registrarán este mismo jueves vía enmiendas. Con el escaño de Ana Mato retirado del banco azul y la dimisión de la ministra en boca de todos, el presidente del Gobierno ha subido a la tribuna para convencer de que se toma en serio el problema que azota a la vida política y que se ha cebado especialmente en su partido. "Quiero que quien la haga, la pague", ha asegurado.

"Todo el mundo sabe que han aparecido corruptos en mi partido", ha afirmado Rajoy antes de recordar que ya ha pedido "perdón por ello", aunque no ha asumido responsabilidad a pesar de ser el presidente de la formación. Ha reconocido que la corrupción se ha convertido en un problema "peligroso e inaplazable" para su Gobierno, ya que se ha convertido en "dieta cotidiana" para los ciudadanos en forma de "noticia cotidiana de primera página".

Mato, "cabeza de turco" del debate

La aceptación de la renuncia de Mato para no oscurecer la presentación de dos proyectos de ley presentados hace más de año y medio era vista entre los dirigentes del PP como una "cabeza de turco". Varios diputados recordaban este jueves en los pasillos del Congreso que la exministra sigue sin estar imputada y admitían que comparte con su partido la calificación de "partícipe a título lucrativo" del dinero que movía la trama Gürtel. Aun así, reconocen que Mato ha pagado por la coincidencia con el debate en el Congreso y que el Gobierno no podía permitir que le ocurriera como con el caso Monago, que estalló en plena convención del PP pensada para presumir de sus "buenas prácticas".

El caso es que Rajoy, cuando llegó su turno de réplica, hizo una defensa expresa de Mato después de no haberla nombrado en su primera intervención. El presidente se ha escudado en que no iba a hacer ninguna lista de personas corruptas ni a acusar de nada al resto de las formaciones: "Sólo voy a mencionar un nombre. Me refiero a quien hasta ayer fue ministra de Sanidad del Gobierno de España, no voy a hacer ningún juicio de valor".

El jefe del Ejecutivo ha reproducido parte del auto del juez Pablo Ruz para subrayar que Mato no está imputada ni figura como responsable civil. "Únicamente se la cita para establecer que es una de las personas a quien debe notificarse el auto en calidad de partícipe de las actuaciones a título lucrativo", ha dicho Rajoy, insistiendo en que esa figura "alude a quien ignore la existencia de la comisión delictiva. Por tanto, queda fuera de duda que Mato haya participado en ningún delito sino que lo ignoraba".

Para convencer de que Rajoy no se limitaba a defender desde la tribuna lo que lleva más de año y medio anunciándose, el presidente ha introducido algunas novedades más allá de resumir en qué consistirán las futuras leyes que controlarán la actividad financiera de los partidos y las exigencias de conducta con los altos cargos.

Publicación de los nombres de los donantes

Entre las novedades introducidas este jueves para no trasladar la sensación de que se anunciaba lo mismo que se lleva vendiendo durante meses en las ruedas posteriores a los Consejos de Ministros, Rajoy ha introducido también la obligatoriedad de hacer públicas frente al Tribunal de Cuentas las donaciones de los particulares que pasen de los 25.000 euros, de modo que los nombres de los donantes figuren en la web de cada partido. También, una rebaja en el tope de 100.000 euros a 50.000. El proyecto de ley ya incluye la prohibición de que bancos y cajas condonen créditos a las formaciones o les presten dinero por debajo del precio de mercado. 

Financiación ilegal como delito e inhabilitaciones más largas

La tercera pata será la reforma del código penal para que la financiación ilegal de los partidos pase a ser un delito de por sí y no sea necesario que los jueces tengan que perseguir conductas relacionadas con ello. Rajoy ha prometido nuevas plazas de jueces y fiscales para acortar los procesos, así como más medios tecnológicos para Justicia. También, que las penas de inhabilitación sean más graves para este tipo de delitos y que aumenten los plazos de prescripción para impedir que queden impunes ante la lentitud de los procesos: "La Justicia llega a todos por igual, pero es necesario que lo haga a tiempo para que no represente ni una condena anticipada ni una forma de impunidad".

Los estatutos de los partidos

Lo más novedoso es que el Gobierno anuncia ahora que elevará a rango de ley un patrón de conducta para los partidos y sus militantes. Aunque no ha aclarado si se modificará para ello la Ley de Partidos, ha propuesto que los estatutos renueven sus órganos de dirección en un plazo máximo de cuatro años.

Lo que ahora ya se recoge sobre la conducta de sus afiliados y sus garantías de defensa ante los órganos internos de vigilancia se verá completado con nuevas exigencias. Según ha asegurado Rajoy, los estatutos deberán incluir cómo se deberá expulsar a los que hayan cometido un delito doloso y se suspenderá automáticamente de militancia a los que se les abra juicio oral por delitos de corrupción que comporten inhabilitación del cargo.

En cuanto a las exigencias de conducta pensadas para que los altos cargos no se enriquezcan, Rajoy ha recordado que sus sueldos se publicarán en el portal de transparencia y no dispondrán de tarjetas de crédito para sus gastos, así como la obligatoriedad de declarar su patrimonio antes de llegar al puesto y cuando lo abandonen.

Por último, el jefe del Gobierno también se ha referido a la necesidad de ser más transparente con los indultos. Así, ha anunciado que a partir de ahora se enviará al Congreso cada seis meses un informe sobre las concesiones y denegaciones, y que el ministro de Justicia los justificará ante la Cámara. La mejora de la consideración de las Iniciativas Legislativas Populares, las peticiones que llegan al Congreso respaldadas por firmas de los ciudadanos, también se acometerá. Por el momento, forma parte de los trabajos de reforma del Reglamento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha