eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Raúl Castro: "Si el papa sigue hablando así terminaré rezando"

Bergoglio y el presidente cubano se han reunido en una audiencia privada en el Vaticano en un encuentro del que Castro ha dicho quedar "impresionado"

El pontífice, cuyo papel ha sido importante en el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos, tiene previsto viajar a la isla caribeña en septiembre

Esta próxima visita a Cuba ha centrado la reunión a puerta cerrada

27 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Fotografía tomada durante la reunión de Raúl Castro con el papa Francisco en el Vaticano. / AP Photo - Gregorio Borgia

Fotografía tomada durante la reunión de Raúl Castro con el papa Francisco en el Vaticano. / AP Photo

El presidente de Cuba, Raúl Castro, ha mantenido este domingo una reunión privada con el papa Francisco de 55 minutos en un estudio del pontífice en la Ciudad del Vaticano. La audiencia, no considerada como visita oficial, se ha celebrado en un lugar que es normalmente elegido por Bergoglio y el protocolo vaticano para celebrar las reuniones más familiares o de carácter menos oficial.

A pesar de que el contenido de la reunión permanecerá en secreto, el mandatario cubano en las que ha aplaudido la intervención internacional del pontífice. "Doy las gracias al Santo Padre por su contribución al acercamiento entre Cuba y Estados Unidos", ha hecho saber Castro, en declaraciones recogidas por el diario italiano 'La Reppublica'. 

Además, Castro ha asegurado que volverá a la Iglesia católica "si el Papa sigue hablando así". "Si el Papa sigue hablando así, les aseguro que yo terminaré rezando nuevamente y volveré a la Iglesia católica y no lo digo como una broma", ha afirmado Castro en rueda de prensa conjunta con el primer ministro italiano, Matteo Renzi, posterior a una reunión entre ambos.

El presidente de Cuba ha subrayado que se lee todos los discursos del Papa y ha recordado su afinidad por su cercanía a la Compañía de Jesús. "Él es jesuita. Yo también, en cierto modo, porque siempre he estado en escuelas jesuitas", ha argumentado.

En cualquier caso, Castro ha reafirmado que es comunista. "Yo soy comunista, del Partido Comunista Cubano", una formación en la que "no se permitían creyentes". Ahora estas premisas "no siempre se cumplen", un ejemplo de que "vamos avanzando poco a poco". "Estamos en el perfeccionamiento de nuestro sistema político, económico y cultural", ha destacado.

El mandatario cubano ha asegurado que tras el encuentro quedó "impresionado, verdaderamente impresionado por su sabiduría, su modestia y todas las virtudes que sabemos que tiene" y ha agradecido la mediación del Vaticano en las negociaciones para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos.

La Santa Sede ya confirmó que en los meses previos al anuncio del deshielo de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, el papa escribió varias misivas a ambos gobernantes para invitarles a "resolver cuestiones humanitarias de común interés, como la situación de algunos detenidos".

Visita a Cuba en septiembre

El pontífice tiene previsto viajar a la isla caribeña el próximo mes de septiembre. El encuentro ha servido para limar algunos detalles de esta visita como la duración, uno o dos días, ya que por el momento sólo se conoce que será la primera etapa del viaje que llevará al Bergoglio a Estados Unidos el 22 de septiembre. Así lo ha confirmado el portavoz vaticano, Federico Lombardi, en unas declaraciones posteriores a la audiencia.  Castro ha asegurado que asistirá "con satisfacción" a "todas las misas que dé" Francisco durante el viaje a Cuba.

Castro aludió en la conversación al drama de la inmigración en el Mediterráneo. Y lo hizo mediante un regalo que hizo a Bergoglio: un cuadro de grandes dimensiones del artista cubano Alexis Leyva Machado, Kcho, que representa una gran cruz hecha con varios barcos y un niño que reza ante ella.

El artista, presente en el acto tras la reunión privada de Castro, le explicó al pontífice que quiso aludir a la tragedia que sufren millares de personas que intentan llegar a Europa desde el Norte de África. "¡Qué inspiración!", respondió Jorge Bergoglio al recibir el regalo, una ceremonia habitual en las visitas al pontífice y que en esta ocasión fue muy breve, de unos cinco minutos en total.

El papa, de vuelta, ha entregado a su invitado un medallón de San Martino y una copia de su exhortación apostólica 'Evangelii gaudium', uno de los más revolucionarios en tiempos recientes en el seno de la Iglesia Católica, donde el Papa critica el consumo de la sociedad capitalista y denuncia las injusticias del actual sistema económico.

A la reunión ha asistido unas diez personas, entre ellas el vicepresidente del Consejo de Ministros, Ricardo Cabrisas Ruiz; el canciller, Bruno Rodríguez Parrilla, y el embajador de Cuba ante la Santa Sede, Rodney López.

Al final del encuentro, Castro se ha despedido con un apretón de manos del pontífice, quien ha comentado bromeando a la prensa que esperaba el final de la reunión para informar de su contenido: "Os he fastidiado el domingo, ¿eh?".

Anteriormente, el presidente cubano se encontró el 27 de marzo de 2012 con el papa Benedicto XVI durante el viaje a Cuba. Juan Pablo II fue el primer papa en recibir a un mandatario cubano en 2006 cuando se reunió en el Vaticano con Fidel Castro a quien volvió a ver dos años después en su visita a la isla caribeña.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha