eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Rey visita el búnker de la OTAN en Torrejón que vigila los cielos europeos

- PUBLICIDAD -
El Rey visita el búnker de la OTAN en Torrejón que vigila los cielos europeos

El Rey visita el búnker de la OTAN en Torrejón que vigila los cielos europeos

El Rey se ha adentrado hoy en las nuevas instalaciones del Centro de Operaciones Aéreas Combinadas (CAOC) de la OTAN, ubicado en un búnker subterráneo en terrenos de la Base Aérea de Torrejón, donde está el centro militar encargado de vigilar en tiempo real los cielos del sur de Europa.

Durante su visita al CAOC, guiado por el general del Ejército del Aire que tiene el mando, Rubén García Servert, Felipe VI ha conocido el funcionamiento de un sofisticado dispositivo que funciona a pleno rendimiento desde octubre de 2014, gracias a una plantilla multinacional de 185 personas dotadas de altísima cualificación.

Se espera que a final de año se complete el desarrollo del CAOC en el búnker que se ha mostrado al Monarca, que cuenta con varias plantas bajo el suelo y está considerado zona de máxima seguridad.

En una de las salas de mando, ante dos gigantescas pantallas donde se veía una simulación de pasillos aéreos en territorio nacional y se apreciaba el intenso tráfico matutino de aviones por la Península, don Felipe ha recibido explicaciones sobre el proceso de adaptación de los sistemas de control a sofisticados programas informáticos, apoyados por redes de comunicación de vanguardia.

Sin poder captar, por razones de seguridad, imágenes de los mapas ni de los ordenadores repartidos por varias hileras de mesas, los periodistas han esperado al jefe de las Fuerzas Armadas, para retornar a la superficie tras flanquear puertas blindadas de gran tamaño, avanzar por largos pasillos construidos con hormigón y subir varias plantas por escaleras conformadas con el mismo material.

Bajo las siglas CAOC se esconde un centro estratégico cuyo mando asumió España para controlar la defensa aérea de la OTAN en el sur de Europa, en un vasto territorio que abarca desde Turquía a Canarias y que toca muchas áreas conflictivas del Mediterráneo.

Según ha explicado el teniente coronel del Ejército del Aire Juan Pedro Fernández-Gaztelu, que ocupa la jefatura de operaciones, la misión consiste en saber "qué esta ocurriendo" en los cielos del sur europeo, detectar cualquier incidencia, tanto en el ámbito de la navegación civil como militar, y actuar en consecuencia, siguiendo unos rigurosos protocolos muy entrenados que exigen la misma rapidez de respuesta con la que suceden las cosas en la aviación.

Las alertas que obligan a despegar a alguno de los 37 cazas distribuidos entre Torrejón y otras 26 bases aéreas de la OTAN en el Mediterráneo son de muy diverso tipo, casi siempre sin mayores consecuencias, por anomalías que muchas veces tienen que ver con problemas en las comunicaciones de los aparatos.

Una de estas alertas se disparó el pasado 24 de marzo, cuando se detectó que perdía altura el avión de Germanwings que cruzaba los Alpes franceses y se estrelló pocos minutos después; la velocidad a la que se produjo el descenso impidió que diera tiempo a despegar al avión militar que se iba a enviar al lugar.

El protocolo implantado tras los atentados del 11-S establece que si una aeronave civil es utilizada para un atentado terrorista, la última decisión sobre su derribo corresponde a una autoridad civil nacional del territorio donde ocurren los hechos.

En caso de una crisis con un avión militar, la orden ha de partir del mando de la OTAN, de acuerdo con los acuerdos alcanzados por los países que forman parte de la Alianta Atlántica.

El "gran ojo" que desde Torrejón controla el espacio aéreo del sur de Europa se completa con otro similar dedicado al norte de Europa y ubicado en Uedem (Alemania), ambos bajo el mando de un Cuartel General Único con sede en la localidad alemana de Ramstein.

La responsabilidad del CAOC español comprende supervisar de forma constante los cielos de Portugal, España, Italia, Grecia, Turquía, Bulgaria, Rumanía, Hungría, Esolovenia, Croacia, Albania, y la mitad sur de Francia, bajo los cuales viven 282,3 millones de habitantes, en un área de 10,95 millones de kilómetros cuadrados.

La información suministrada por 90 radares y 20 centros de conducción de operaciones repartidos en estos países llega a Torrejón para su rápido análisis y toma de decisiones.

El Rey Felipe VI, que se desplazó a la base en un helicóptero de la Fuerza Aérea, ha celebrado varias reuniones durante su visita, sin olvidar una foto de familia en las pistas con el personal del centro y mandos de la OTAN, ante las banderas de todos los países de la Alianza.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha