eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

REPORTAJE

La política invade Telegram

Telegram es la herramienta de comunicación, parecida a Whatsapp, más utilizada por Podemos, IU y las confluencias, que también permite canales de comunicación unidireccional

Podemos multiplica su presencia con un canal de información del partido y hasta 50 más; también está el equipo de Alberto Garzón

Y también se hace periodismo: aquí puedes seguir el canal de eldiario.es en Telegram

- PUBLICIDAD -
ESPAÑA DEBATE INVESTIDURA:GRA670. MADRID, 02/03/2016.- El líder de Podemos, Pablo Iglesias (d); el portavoz parlamentario de esta formación, Íñigo Errejón (c), y la diputada, Irene Montero durante la sesión de la tarde de la segunda jornada del debate de investidura del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, esta tarde en el Congreso de los Diputados.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias; el portavoz parlamentario, Íñigo Errejón, y la portavoz adjunta, Irene Montero, miran el móvil en el Congreso. EFE/Javier Lizón

Hubo un tiempo en que la política fundamentalmente existía en el teatro de la institución. Y se bautizó como Cultura de la Transición o CT. Casi 40 años después, la política tomó las playas llenas de chapapote, las calles para protestar contra la guerra y, posteriormente, las plazas donde se evidenció que la institución no tenía el monopolio de la política. Y tampoco sus representantes elegidos por delegación. Entonces, se crearon redes, nodos, y se aprovechó la tecnología para comunicar, convocar y retransmitir. Ahora, en un momento en que convive la que quiere ser nueva política con la vieja política, y en el que la sociedad civil no se moviliza en las calles como hace cinco años, aparece Telegram y se funde con la política.

¿Y qué es Telegram? "Telegram es una garrapata", decía el filósofo Santiago Alba Rico en la campaña electoral del 20D, en la que fue candidato de Podemos al Senado por Ávila.

Telegram es la herramienta de comunicación y mensajería –por teléfono y ordenador– más utilizada por Podemos, IU y las confluencias. Pero no es sólo un sistema de comunicación bidireccional, en el que se multiplican los grupos que forman familias políticas, también permite canales de comunicación unidireccional.

Los primeros fueron Podemos, con un canal de información del partido, y el equipo del candidato de IU, Alberto Garzón, a mediados de noviembre pasado.

Hace un mes, Podemos mandó este mensaje por su canal de Prensa en Telegram: "Os comunicamos que Pablo Iglesias ya ha contactado con Pedro Sánchez. Iglesias le ha mandado un mensaje de whatsapp y Sánchez ha respondido vía telegram. En el intercambio han quedado en hablar a lo largo del día de hoy". En aquel momento, el secretario general del PSOE se pasaba a la nueva herramienta y el PSOE abría un canal propio.

Desde entonces, cada día nace uno nuevo: no sólo oficiales de los partidos ( PSOE, Anova), sino también de los grupos parlamentarios ( Grupo Parlamentario de Podemos, el de IU-UP), de las áreas de los partidos ( Equipo Pablo Iglesias, Secretaría Política de Podemos) y de los propios representantes políticos ( Íñigo Errejón, Tania González, Miguel Urbán, Marina Albiol, Rita Maestre). Incluso el Congreso de los Diputados tiene el suyo y también lo han abierto organizaciones de la sociedad civil, como  Ecologistas en Acción o la Fundación porCausa.

Solo Podemos, a través de sus diferentes órganos y cargos internos y electos, tiene más de 60 canales de Telegram.

eldiario.es también creó uno propio el mismo 20D: un sistema de alertas informativas a través del cual se pueden seguir las principales noticias de cada día.

Incluso hay canales de miembros de los partidos que se ríen de sí mismos –o de familias internas enfrentadas–, como el que recoge comentarios irónicos del "sector rancio de Izquierda Unida que lucha por una IU libre de garzopodemitas liquidadores. Apoyamos la #DeclaracionDeZamora declaraciondezamora.com", según se definen, u otro sobre 'las purgas' de Podemos que se define como "un lugar donde nos encontremos l@s purgad@s. Secretario de Organización del canal: Sergio Pascual".

Al margen de estructuras orgánicas, se ha creado el canal Pueblo, Patria, Podemos, en cuya descripción reivindica "un Podemos transversal, de mayorías, que vuelva a los orígenes que haga posible ganar el país". A través de él, se difunden fundamentalmente escritos e intervenciones en la línea de la transversalidad del partido –cuyo principal exponente es su secretario Político, Íñigo Errejón–. Una defensa de la transversalidad que se sitúa frente a los discursos y referentes más de izquierdas, en pleno proceso de una  hipotética confluencia entre Podemos e IU si se repiten las elecciones el 26 de junio.

Y también hay canales de agitación política, en el que se difunden noticias, memes y hashtags de apoyo a Podemos que luevo vemos convertidos en trending topics.

Sentido y peligros

¿Qué sentido tiene un canal de Telegram para los partidos? La secretaria ejecutiva de Comunicación de IU, Clara Alonso, explica: "Es un canal que permite una comunicación más directa, más cercana, es un mensaje al móvil. Al mismo tiempo, te permite explicar algo con detenimiento y compartir contenido de todo tipo, algo que los medios de comunicación, por ejemplo, agradecen. La clave es utilizar el canal para una comunicación de valor añadido, porque si es un espejo sólo de la comunicación que haces en otros canales, no generas empatía. El inconveniente es que pueden perder interés en la medida en que se masifiquen".

Juan Carlos Monedero, fundador de Podemos y profesor de Políticas de la Complutense también tiene su canal. Y alerta de los peligros: "Muchas veces reúne lo peor de Twitter, y se ha masificado de tal manera que no resulta útil. Además, no llegas a personas distintas, son periodistas y compañeros, a las que también llegas por las redes sociales".

En este sentido, Jorge Moruno, responsable de Discurso y Argumentario de Podemos, miembro de su Consejo Ciudadano Estatal, y con un canal propio en Telegram, abunda: "El reciente brote de canales de Telegram tiene varios sentidos. Por una parte, acerca directamente a la persona que escribe con sus lectores en ausencia de intermediarios y de forma directa, quitándose de en medio la saturación de publicaciones en Facebook y Twitter, aunque es cierto que, aunque limpia la comunicación, la reduce a una forma unidireccional, sin capacidad de interacción. Esta virtud puede servir hasta que se democratiza la apertura de canales: si todo el mundo se abre un canal, aparece de nuevo la saturación y, posiblemente, la mayoría se pierdan por el camino". 

"Desde un punto de vista periodístico", reflexiona Moruno, "asistimos a otra vuelta de tuerca en la crisis en la que está inmersa la profesión. Periodismo remite a un periodo, lo que precisa un cierto ritmo. Hace muchos años, existían periódicos vespertinos que cubrían lo que no llegaban a cubrir los matutinos. Hoy la comunicación altera la manera de presentarse. Es multidireccional, por muchos canales, pero también funciona de forma instantánea, haciendo desaparecer el periodo entre noticia y noticia (muchos puntos juntos son una línea) y la auctoritas de quien está legitimado para informar por la aparición de muchas voces. Esta es una situación interesante, pero también puede ser desesperante. En la economía de la atención se impone el titular, el morbo, la aceleración, la excitación en una sociedad que funciona a ritmo de red bull y los pareceres suben y bajan como lo hace un TT. ¿Cómo pensar el periodismo cuando se transforma la naturaleza y la intensidad de la comunicación? Y más difícil, ¿cómo pensar la comunidad política en este escenario?".

El seguimiento de los canales, de momento, no es masivo. El de Errejón tiene 7.279 miembros; el del equipo de Iglesias, 6.957; y el del grupo de Garzón, 4.347.  El canal de eldiario.es tiene 7.159 seguidores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha