eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los acuerdos a varias bandas allanan los primeros pasos de la legislatura

- PUBLICIDAD -
Los acuerdos a varias bandas allanan los primeros pasos de la legislatura

Los acuerdos a varias bandas allanan los primeros pasos de la legislatura

La llamada "geometría variable" en el Congreso ha permitido hoy al Gobierno del PP sacar adelante su primer paquete de medidas económicas con apoyos a uno y otro lado de la bancada, lo que allana el camino para los presupuestos de 2017 y parece despejar el primer tramo de la legislatura de Mariano Rajoy.

El primer ejemplo de esa "geometría variable" fue la investidura de Rajoy, que salió adelante con el único apoyo de Ciudadanos, Coalición Canaria, UPN y Foro y la abstención de última hora del PSOE.

Ahora han sido los socialistas los que han dado en solitario su apoyo al PP para las nuevas medidas tributarias que incluyen subidas de impuestos y que se han aprobado en el Congreso con la abstención de Ciudadanos y el voto en contra de Unidos Podemos.

Además de esas medidas tributarias, los Presupuestos Generales del Estado de 2017 han dado su primer paso con el visto bueno a los objetivos de déficit y deuda pública, que esta vez han contado con el voto favorable del PP, Ciudadanos, PNV y, de nuevo, el PSOE.

Para el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, la aprobación de estos dos paquetes económicos reflejan el "triunfo" de la política y del diálogo y demuestran que los partidos, pese a sus diferencias, son capaces de acordar medidas por el bien del conjunto de los ciudadanos.

A su juicio, será obligatorio también volver a entenderse para aprobar los presupuestos del año que viene, que tendrán como único objetivo mantener la senda de crecimiento y la creación de empleo.

Desde el PSOE, Pedro Saura ha alertado de que algunas de las medidas aprobadas siguen siendo insuficientes y se han quedado "cortas" aunque ha reconocido que para recorrer el camino de la justicia social hay que empezar por algo.

En nombre de Ciudadanos, su portavoz de Economía, Toni Roldán, ha defendido el pacto para el techo de gasto y ha avanzado que su partido apoyará aquellas medidas que permitan "espacios para el acuerdo" y supongan regeneración.

Esto sí, al mismo tiempo ha advertido de que su grupo votará en contra cuando "no quieran regenerar, cuando no quieran perseguir a los defraudadores" o cuando "quieran subir impuestos a la clase trabajadora".

Unidos Podemos, que se ha opuesto al paquete de medidas económicas, ha arremetido contra la "triple alianza" de PP, Ciudadanos y PSOE que, según denuncia, hoy "goza de buena salud".

"Tanto los chicos de Rivera como la gente del PSOE va a sostener al PP con comodidad en la Presidencia del Gobierno", ha criticado Rafael Mayoral.

Críticas que han llegado también desde el portavoz del PDECAT, Francesc Homs, que ha advertido de que la votación del techo de gasto revela que se está configurando un escenario de "subidas de impuestos y recortes que no son asumibles de ninguna manera".

Homs ha instado al PP y al PSOE a tener el "coraje" de explicar este "acuerdo de fondo" que además comporta, en su opinión, que todo aquello que se proponga desde Cataluña se eche para atrás.

La jornada de acuerdos a varias bandas en el Congreso ha coincidido con la polémica creada por unas palabras de anoche de Mariano Rajoy, en las que emplazaba a los militantes del PP a prepararse para los próximos comicios.

En una cena con militantes en la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz, Rajoy terminó su intervención asegurando que el PP es un partido unido y añadió: "Hasta dentro de muy poquito y ya preparando las próximas elecciones".

Desde el Gobierno y el PP han justificado esa frase en un mero lapsus del presidente del Gobierno, y han descartado de plano que Rajoy ya esté pensando en la convocatoria de nuevas elecciones generales.

Soraya Sáenz de Santamaría ha atribuido esas palabras al "cansancio" de Rajoy después de una semana con una agenda muy apretada con cenas y actos de todo tipo.

"Me imagino que pasaría eso, porque en eso no estamos", ha remarcado.

También el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, no cree que nadie "en su sano juicio" esté pensando en unas nuevas elecciones justo ahora que acaba de arrancar la legislatura y el país ha empezado a tener "estabilidad".

"Confío en lo que dicen sus compañeros" y que fue un lapsus, ha dicho Rivera.

Más desconfiado, el diputado socialista Antonio Pradas ha avisado de que ese tipo de lapsus generan "incertidumbre" y pueden perjudicar la marcha de la economía.

Mas allá, Íñigo Errejón, de Podemos, ha sugerido que esas palabras de Rajoy escondían un nuevo chantaje del PP a sus "socios".

A su juicio, el Gobierno se está acostumbrando a que "si aprieta y si chantajea muchas veces, por ejemplo dejando caer que podrían estar preparando unas elecciones, sus rehenes, el PSOE y Ciudadanos, le aprueban cualquier cosa".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha