Focos

Las maniobras del PP para quedarse con los votos de los ancianos ingresados en geriátricos

El PSdeG-PSOE aporta pruebas en vídeo ante la Junta Electoral para demostrar que el PP capta voluntades en geriátricos y utiliza toda una red de contactos para teledirigir el voto 

84 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Felisenda y Sergio explican las maniobras del PP para hacerse con los votos de ancianos

Felisenda y Sergio explican las maniobras del PP para hacerse con los votos de ancianos.

Es una vieja práctica conocida desde anteriores campañas electorales. El Partido Popular, no pocas veces con la ayuda de las monjas que regentan las residencias de ancianos, pone a pleno rendimiento toda la maquinaria electoral para trasladar votantes de la tercera edad en taxi o en autobús, voto en mano, hasta pie de urna, o facilitar notarios “de los nuestros” en las casas de ancianos impedidos para que voten por correo. Al PP, por supuesto.

Ante casos similares ocurridos en las recientes elecciones al Parlamento Europeo, como denunciaron los partidos de la oposición en Valencia, los socialistas temen que los malos datos que las encuestas auguran al PP en los comicios de mayo hayan provocado una orden general desde Génova a toda su militancia para acarrear “por todos los medios” ese voto cautivo.

Este lunes, los socialistas de Amoeiro (Ourense) presentaron una denuncia ante la Junta Electoral por un posible delito electoral cometido por el PP de Amoeiro. Para ello han aportado dos vídeos, grabados por el candidato socialista Rafael Rodríguez Villarino. En el primero de ellos, la administradora de una residencia de ancianos cuenta cómo tres trabajadoras del Ayuntamiento (dos auxiliares de ayuda en el hogar y una administrativa), que a su vez se presentan en las listas del PP, le recomendaban que facilitara el voto por correo de los ancianos a su cargo, con el fin de orientar su voto. Y todo ello, en precampaña.

Parece que de casta le viene al galgo. El candidato a esa alcaldía por el PP está colocado de asesor del hijo de José Luis Baltar, el expresidente de la Diputación de Ourense, aquel al que llamaban “el cacique bueno”, condenado hace unos meses por un juez a nueve años de inhabilitación por enchufar a dedo a 104 personas en la Diputación ourensana en al año 2010. El candidato de Amoeiro es “asesor” (¿) de Baltar hijo, quien salía con su padre en anteriores campañas electorales cantando aquello tan bonito y melodioso: “Si no eres del PP, jodeté; si no eres del PP, te vuelves a joder”. Baltar padre tocaba el trombón. El hijo, el heredero del cargo, al que hoy asesora el candidato del PP de Amoeiro, aporreaba un voluminoso bombo con el entusiasmo de un niño grande.

La administradora de la residencia El Cerval, María Manuela Dias da Costa, un núcleo de Amoeiro, denuncia que la administrativa y candidata del PP Beatriz Álvarez Pérez, acompañada de las trabajadoras de ayuda en el hogar Silvia Gómez Manso (también candidata) y Natalia Vázquez Rodríguez (hermana de otro candidato del PP), se ofrecía a proporcionar gratis notarios “del partido”, insinuando que para ello era necesario que votaran a su formación política, pues advertía que, de lo contrario, los gastos de notario ascenderían a 50 euros.

Para enriquecer la oferta daban a entender que la esposa de uno de los médicos del centro de salud de Amoeiro, María Ángeles González Bayón, también candidata de su formación en los próximos comicios, facilitaría que su marido extendiese sin problemas certificados que justificaran el estado de salud de los ancianos para que pudiesen votar por correo. Todo son ventajas y facilidades. Un equipo electoral perfecto.

Hasta aquí una de las pruebas aportadas por el PSOE de una práctica de los populares que la oposición teme ha sido una constante en todos los comicios, sobre todo en la Galicia profunda: trasladar hasta los colegios electorales ancianos desde los geriátricos con las cartas marcadas, con la papeleta del PP en mano, como un salvoconducto.

Pero quizá sea el segundo vídeo aportado como prueba a la Junta Electoral el que encierra toda la esencia del mal gusto, de la falta de ética en la manipulación de ancianos impedidos con el fin de orientar su voto, poniendo a su servicio todos los medios de la bien engrasada maquinaria electoral del PP. Las ya mencionadas trabajadoras de ayuda en el hogar, Natalia y Silvia, se presentaban, fuera de su horario laboral, en las casas de los mismos ancianos impedidos o de cognición mermada a los que cuidan durante la semana, para hacer descaradamente campaña electoral a favor del PP, lo que los socialistas consideran, además de una falta de ética elemental, un abuso de autoridad y aprovechamiento ilícito de su posición dominante.

El PSdeG-PSOE de Ourense ya ha anunciado, por boca de su secretario general, Raúl Fernández, que sus militantes permanecerán especialmente vigilantes en la posible manipulación del voto por correo por parte de los populares. “Nosotros debemos actuar como guardianes de la esencia de la democracia: el libre derecho a la elección de sus gobernantes”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha