eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La coalición reivindica en Roma "el fuerte impacto" de su lucha contra el EI

- PUBLICIDAD -
La coalición reivindica en Roma "el fuerte impacto" de su lucha contra el EI

La coalición reivindica en Roma "el fuerte impacto" de su lucha contra el EI

La coalición internacional contra los terroristas de Estado Islámico (EI) reivindicó hoy en Roma el "fuerte impacto" de sus operaciones, si bien se incidió en la necesidad de intensificar los esfuerzos y de pacificar la convulsa Siria.

En la reunión restringida ministerial de esta coalición participaron veintitrés países de los sesenta y seis que la componen actualmente, después de la reciente suma de Afganistán.

Tras la reunión, los asistentes emitieron un documento conjunto en el que destacan unánimemente que sus "acciones contra el EI están teniendo efecto y un fuerte impacto" en Irak y en Siria, donde la red terrorista ha proclamado su califato.

En este sentido aseguran que están determinados "a acelerar las campañas contra el EI para frenar sus ambiciones globales y tomar todas las medidas necesarias para proteger a nuestros ciudadanos".

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, encomió ante la prensa estos progresos, aunque animó a sus socios de la coalición a "hacer más" para afrontar esta "guerra a largo plazo".

"Junto a los aliados en el terreno, estamos alejando al EI de los territorios que antes controlaban. Estamos aumentando la presión, dificultándoles el reclutamiento, destruyendo sus infraestructuras y controlando la frontera entre Turquía y Siria", destacó.

Afirmó haber pedido a sus socios de la coalición que ofrezcan "nuevas contribuciones" a este fin y auguró que esto pueda materializarse de cara a la conferencia sobre seguridad de Múnich.

No obstante, el jefe de la diplomacia estadounidense defendió que los progresos de la coalición contra el EI son "innegables" y subrayó las cerca de 10.000 campañas aéreas y "la interrupción de su mecanismo de financiación".

"Las presiones continuarán. Queremos menoscabar su capacidad de regenerarse, acabar con sus mentiras. Continuaremos haciendo esto. (el presidente de EEUU, Barack) Obama está convencido de que debemos continuar e incidir en lo que estamos haciendo", dijo.

Destacó sobre todo los avances en Irak y reiteró el compromiso de apoyar económicamente a ese país en el que "hacen falta inversiones" para permitir a sus habitantes volver a sus casas, retirar los explosivos y devolver a las poblaciones el agua y la electricidad.

Pero si la situación en Irak parece más controlada, como demuestra la toma de Ramadi por parte de tropas regulares iraquíes, el panorama en Siria "no mejora en absoluto", según Kerry.

El responsable estadounidense describió una situación marcada por las ciudades sitiadas que presentan escenarios "no vistos desde los campos de concentración nazis", con trece millones y medio de personas con urgentes necesidades, seis de ellos menores de edad.

Calificó al presidente sirio, Bashar Al Asad, de "imán para el terrorismo" y le culpó de no permitir que la ayuda humanitaria alcance las zonas más afectadas por el conflicto, donde la gente "come plantas e incluso animales" para sobrevivir.

"Intencionadamente el Gobierno de Asad no permite que les llegue la ayuda humanitaria y esto va contra la ley de la guerra", afirmó Kerry, quien aludió a la situación de Madaya y sus habitantes, marcados por toda índole de carestías.

"La tragedia de Madaya es que no es el único sitio donde ocurre esto. El Gobierno sirio ha recibido 113 peticiones de Naciones Unidas para que permita llegar la comida. Solo 13 de las peticiones han sido aceptadas", lamentó.

Por esa razón dijo que "es tiempo de negociaciones" y animó a las partes del conflicto, que debaten actualmente en Ginebra, a que lleguen un alto el fuego, algo que contribuiría a acabar con el enemigo.

En la rueda de prensa posterior también participo el ministro de Exteriores italiano, Paolo Gentiloni, quien señaló que en 2015 la coalición arrebató al EI el 40 % del territorio que controlaba en Irak y el 20 % del que poseía en la vecina Siria.

Esta es a razón de que los terroristas hayan "cambiado de estrategia" y estén tratando de ganar influencia en otras partes del mundo, tal y cómo señaló el ministro de Exteriores en funciones de España, José Manuel García Margallo, que también acudió a la cita.

Por otro lado, sobre la mesa en Roma también estuvo muy presente la cuestión de Libia, donde las milicias afines al EI controlan importantes ciudades como Sirte, amparándose en el vacío de poder y los conflictos políticos y tribales internos.

Kerry descartó cualquier intervención militar en este escenario y Gentiloni, por su parte, expresó su deseo de que se conforme lo antes posible un gobierno de coalición para estabilizar el país.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha