eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las elecciones dibujan un mapa autonómico lleno de interrogantes

- PUBLICIDAD -
El PP no logra mantener la mayoría absoluta en sus feudos tras las elecciones autonómicas

El PP no logra mantener la mayoría absoluta en sus feudos tras las elecciones autonómicas

La jornada electoral del 24 de mayo no deja un mapa autonómico lleno de azules o rojos, sino de interrogantes, pues de las urnas no sale ni una sola mayoría absoluta y todas las comunidades quedan pendientes de posibles pactos postelectorales.

La irrupción de Podemos en todas las autonomías y de Ciudadanos en la mayor parte de ellas, sumados a un buen número de grupos regionalistas, ha roto el mapa de mayorías y ha desembocado en parlamentos fragmentados con hasta ocho grupos políticos.

La sombra de Andalucía, donde dos meses después de las elecciones aún no se ha formado gobierno, planea ahora por toda España y aventura un intenso período de negociaciones sin que sea descartable la repetición de los comicios en algún territorio.

El PP ha perdido las ocho mayorías absolutas que defendía en los comicios, pero se mantiene como partido más votado en todos esos territorios: Madrid, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Castilla y León, La Rioja, Baleares, Murcia y Cantabria.

También permanece con más respaldo en Aragón sin mayoría absoluta, como hace cuatro años, al igual que ocurre con UPN en Navarra y CC en Canarias.

El PSOE se convierte en partido más votado en Extremadura por delante de José Antonio Monago y mantiene la primera posición en Asturias, en ambos casos sin mayoría absoluta.

Las única mayoría absoluta es la que otorgan al PP Juan Jesús Vivas en Ceuta, pues ni siquiera Juan José Imbroda lo consigue en Melilla.

Y a partir de esos datos se abre un panorama de posibles pactos sin precedente en democracia, un escenario que en algunas comunidades puede incluso complicar la formación de gobierno.

En la Comunidad de Madrid, uno de los focos clave de esta cita electoral, el PP ha ganado con 48 escaños, once más que el PSOE. A pesar de haber perdido la mayoría absoluta, Cristina Cifuentes podría pactar con Ciudadanos y la suma le daría 65 escaños, la mayoría suficiente para gobernar, mientras que los socialistas y Podemos quedarían en 64.

Sin embargo, un acuerdo PSOE-Podemos desalojaría a María Dolores de Cospedal del Gobierno de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, donde ha ganado con 16 escaños, a uno de la mayoría absoluta, pero los 14 de los socialistas y los 3 de Podemos convertirían en presidente a Emiliano García-Page.

En la Comunidad Valenciana, el panorama es más complejo aún: el PP vence con 31 asientos en las Corts, pero muy lejos de los 50 necesarios para gobernar en solitario, a los que no llegaría ni con el apoyo de Ciudadanos, que se queda en 13 escaños.

La suma de los 23 escaños del PSOE, los 19 de Compromís y los 13 de Podemos permitiría un tripartito de izquierdas en el caso de que se pusieran de acuerdo.

Guillermo Fernández Vara ha sido el candidato más votado en Extremadura, con 30 de los 65 escaños posibles, y será presidente si consigue el apoyo de Podemos, que logra seis parlamentarios. El actual presidente, José Antonio Monago, se ha quedado en 28 escaños, por uno de Ciudadanos.

También el actual presidente asturiano, Javier Fernández, queda a expensas de Podemos, pues ha ganado las elecciones con 14 escaños, a nueve de la mayoría absoluta, el mismo número de parlamentarios que ha conseguido el partido de Pablo Iglesias en una comunidad que ha presenciado el hundimiento de Foro Asturias.

El actual presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ya ha dado por hecho que no seguirá en el cargo a pesar de ser el más votado con un escaño de distancia sobre el regionalista Miguel Ángel Revilla, que ya ha gobernado en dos ocasiones anteriores con el PSOE, aunque en este caso necesitaría algún apoyo más, bien de Podemos o bien de Ciudadanos.

Ocho grupos parlamentarios habrá en el Parlamento de Baleares, siete en el de Navarra y otros siete en el de Aragón.

En esta última autonomía se reparten 67 escaños, de los que el PP ha obtenido 21, el PSOE 18, Podemos 14, PAR 6, Ciudadanos 5, CHA 2 e IU 1.

De ese modo, para alcanzar los 34 escaños que dan la mayoría para gobernar, a Luisa Fernanda Rudi no le bastaría el apoyo de Ciudadanos y de su actual socio PAR, mientras que el socialista Javier Lambán podría conseguirlo si convence a Podemos y a CHA.

En el caso de Baleares, el actual presidente, José Ramón Bauzá, ha conseguido volver a ser el más votado, pero sus 20 escaños quedan a 10 de la mayoría absoluta con la que ha gobernado hasta ahora.

En el Parlamento balear habrá una ensalada en la que entra el PSOE, con 14 escaños; Podemos, con 10; MES con 6; El Pi, con 3; MpM, con 3; Ciudadanos, con 2, y Gent per Formentera, con uno. Otro tripartito de izquierdas del PSOE, Podemos y MES permitiría formar gobierno.

Navarra también tendrá siete partidos con representación, con UPN en cabeza con 15 escaños, con lo que necesitaría once más para lograr una mayoría para gobernar, un objetivo que parece difícil de conseguir dada la complejidad del panorama que sale de las urnas.

Geroa Bai, con 9 escaños; EH Bildu, con 8; Podemos y PSOE, con 7 cada uno; y PP e I-E (la marca en la que se engloba IU), con dos en cada caso, dibujan un complejo mapa de alianzas incluso para un gobierno en minoría.

Otro parlamento tradicionalmente complejo es el de Canarias, donde Coalición Canaria, en este caso liderada por Fernando Clavijo, ha vuelto a vencer, con 18 escaños, por 15 del PSOE, 12 del PP, 7 de Podemos, 5 de Nueva Canarias y 3 de Agrupación Socialista Gomera (ASG).

La gobernabilidad de Canarias, que se garantiza con 31 escaños, pasaría por un acuerdo entre CC y PSOE similar al que se ha producido en la actual legislatura.

Mucho más sencillo será gobernar para Juan Vicente Herrera en Castilla y León, donde, con el 98 % escrutado, se queda a un escaño de la mayoría absoluta, con 42 de 84 procuradores, 17 más que su primer perseguidor, el PSOE.

También en La Rioja Pedro Sanz ha perdido la mayoría absoluta al bajar de 20 a 15 escaños, pero se queda a dos de la mayoría necesaria para gobernar y podría hacerlo con el visto bueno de Ciudadanos, que tiene cuatro representantes, los mismos que Podemos, por diez del PSOE.

Murcia es otro de los bastiones donde el PP ha perdido una histórica mayoría absoluta, pero se ha quedado a un solo escaño de lograrla al sacar 22 de los 45 en juego. En su caso, el PSOE necesitaría sumar sus 13 escaños a los 6 de Podemos y a los 4 de Ciudadanos para desalojarle del poder.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha