eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Mas dice a los empresarios que la mayor incertidumbre es no resolver la cuestión catalana

- PUBLICIDAD -
Mas dice a los empresarios que la mayor incertidumbre es no resolver la cuestión catalana

Mas dice a los empresarios que la mayor incertidumbre es no resolver la cuestión catalana

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha afirmado hoy ante un nutrido grupo de empresarios catalanes que "la mayor incertidumbre es no resolver la cuestión catalana", y se ha mostrado abierto al diálogo, aunque ha lamentado la posición del jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

En una conferencia el Círculo de Economía, su presidente, Anton Costas, ha preguntado a Mas si algunas iniciativas "no podrían posponerse hasta el otoño", en alusión a las elecciones autonómicas anticipadas del 27 de septiembre.

"Me gustan mucho las elecciones y contar. Tras el 9N, no era una cuenta legal, pero era una cuenta. Creo que hemos de buscar un proyecto compartido por una amplia parte de sociedad catalana y creo que es posible", ha dicho Costas en el turno de intervenciones.

Mas ha recordado a los cerca de doscientos empresarios presentes que "la mejor manera de reducir la incertidumbre es resolver esta cuestión en algún momento y no tardar mucho".

Porque, ha añadido, si la cuestión catalana "queda pendiente durante años, es la mayor incertidumbre de todas", ha insistido, rememorando las masivas manifestaciones de la Diada durante los últimos tres años y el apoyo de "dos terceras partes" del Parlament y más de 900 ayuntamientos.

"¿Os imagináis -ha resaltado- que, en un país de tradición y calidad democrática, el Estado se tuviera que enfrentar a una parte de su territorio que se manifiesta como aquí, esto se traduce en los votos que se tradujeron y el 95 % de ayuntamientos lo apoya? ¿Se convertiría el Estado en un bloque de hormigón impenetrable?".

En este sentido, ha reprochado al Gobierno que "no ha habido manera de avanzar ni un milímetro" y que en "cada decisión del Consejo de Ministros y del Congreso", Cataluña "pierde una pluma" y las comunidades autónomas tienen "menos capacidad y herramientas para desarrollar su proyecto propio y singular".

Aún así, el presidente catalán ha recordado que "el diálogo nunca se acaba", ya que "para se acabe -ha dicho- ambos tienen que estar de acuerdo" y el gobierno catalán "no lo está".

"Acabe como acabe el proceso soberanista, requiere diálogo. Pero hasta ahora hemos tenido diálogo de sordos. Y si me permiten, de sordo, no en plural", ha ironizado en alusión al presidente Rajoy.

Se ha referido así al "intento" de pacto fiscal, cuya respuesta fue que "no hay nada que hablar"; la negativa del Congreso a ceder competencias para la consulta; o cuando en la reunión del año pasado con Rajoy le ofreció una consulta "sin autorización del Estado, pero tolerada, y la respuesta fue una querella".

"Explicado así, es diálogo de sordo, no de sordos. No digo que no hayamos cometido errores, pero hay un cerrazón total a hablar de este tema", ha lamentado, aunque ha matizado que "el diálogo no debe darse por acabado".

Es por ello que preguntado sobre si las elecciones generales pueden abrir una "grieta", se ha mostrado "muy escéptico vista la experiencia de las últimas décadas, pero no intransigente".

En su opinión, "nos encontraremos la misma respuesta con diferente intensidad por parte de otros. Pero como todo el mundo puede cambiar, soy escéptico, lo que no quiere decir intransigente", ha recalcado, afirmando por otro lado que la Generalitat no se ha encontrado un "vacío internacional", sino "una no respuesta".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha