eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El fundador de Virgin quiere hablar con el presidente indonesio sobre la pena capital

- PUBLICIDAD -
El fundador de Virgin quiere hablar con el presidente indonesio sobre la pena capital

El fundador de Virgin quiere hablar con el presidente indonesio sobre la pena capital

El fundador de grupo Virgin, Richard Branson, dijo hoy que está dispuesto a dialogar con el presidente indonesio, Joko Widodo, para abogar por las personas, entre ellos dos australianos y un brasileño, que están en el corredor de la muerte a la espera de ser ejecutados por narcotráfico.

La Comisión Global de Política de Drogas, de la que forma parte Branson, le ha escrito a Widodo para expresar que las eventuales ejecuciones de los condenados por narcotráfico son una forma inhumana de castigo.

"Estoy dispuesto a subirme un avión hoy, mañana, al igual que los otros comisionados", expresó el magnate británico a la cadena local ABC.

Branson explicó que los informes de la Comisión señalan "que el tratamiento de las drogas como un problema sanitario, y no como uno criminal, realmente ayuda a reducir el número de muertes", además de limitar la propagación de enfermedades infecciosas y reducir el crimen vinculado a las drogas.

"Queremos mostrar al Gobierno de Indonesia cómo países como Portugal han superado completamente el problema de las drogas de una forma muy, pero muy, distinta", agregó.

El Gobierno de Australia realiza una intensa campaña para salvar a dos de sus ciudadanos Andrew Chan y Myuran Sukumaran, que forman parte de los diez presos, todos ellos acusados por narcotráfico, que están en la última etapa de la segunda ronda de ejecuciones que Indonesia reanudó en enero pasado.

Sukumaran, quien ha dirigido un estudio de arte para sus compañeros en la prisión de Bali, también ha pintado un cuadro de Widodo en el que ha escrito "la gente puede cambiar", informó hoy la ABC.

El Gobierno de Widodo, que en enero ejecutó a seis reos, ha pedido que se respeten sus leyes y defendió el uso de la pena capital como medida disuasoria en la lucha contra el tráfico de drogas.

La campaña australiana a favor de Chan y Sukumaran no ha sido vista con buenos ojos en Indonesia e incluso el ministro de Asuntos de Seguridad, Tedjo Edhy Purditjatno, recordó a Australia lo que pasaría con los 10.000 solicitantes de asilo que están en el país asiático.

"Imagínense qué pasaría si los dejamos ir", acotó el ministro nacionalista en declaraciones citadas por la ABC.

Australia e Indonesia son dos vecinos y aliados cercanos cuyas relaciones han sufrido altibajos por casos de supuesto espionaje, fricciones comerciales y asuntos vinculados a la lucha contra la inmigración ilegal, entre otros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha