eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La rama libia del Estado Islámico crece en el desierto, alerta un responsable libio

- PUBLICIDAD -
La rama libia del Estado Islámico crece en el desierto, alerta un responsable libio

La rama libia del Estado Islámico crece en el desierto, alerta un responsable libio

La rama libia de la organización terrorista Estado Islámico (EI) se ha hecho fuerte en el desierto, donde ha establecido tres batallones y conquistado puntos estratégicos, advirtió el jefe de investigación de la Fiscalía en Trípoli, Sadiq Al Sour.

En una rueda de prensa ofrecida anoche en la capital, el letrado explicó que este "Ejército de las arenas" está liderado por Al Mahdi Salem Dangou, nombre de guerra "Abu Barakat", uno de los cabecillas de la ocupación yihadista en la ciudad de Sirte.

Se cree que Dangou, que luchó en Irak y Siria, y mantiene lazos estrechos con los líderes del EI en la antigua Mesopotamia, huyó de la citada ciudad costera libia en el verano de 2016, en el momento en el que los bombardeos estadounidenses permitieron a las fuerzas de Misrata romper la resistencia y avanzar.

La urbe, entonces el bastión más avanzado del EI en occidente, fue reconquistada en diciembre de aquel año, acción que produjo una huida masiva de yihadistas libios y de otros nacionalidades hacia las áreas desérticas del sur, donde han comenzado a reorganizarse.

Según Sorur, la mayor parte de los combatientes llegados de fuera procedían de Sudán y habían llegado a Sirte a través de frontera sur, previo paso por la ciudad de Ajdabiya, vecina a Bengazi, capital del alzamiento rebelde en 2011 contra la dictadura de Muamar al Gadafi.

En el último mes, la rama libia ha divulgado varios vídeos en los que se pueden observar los puestos de control que ha vuelto a levantar al sur de Sirte y se ha atribuido varios ataques contra las distintas milicias del oeste y del este de Libia en las mismas zonas.

Ante esta situación, "drones" manejados por Estados Unidos desde Italia bombardearon esta semana un supuesto campamento yihadista en el desierto libio, establecido a un centenar de kilómetros al sur de Sirte.

"Este Ejército se ha formado tras la liberación del la ciudad de Sirte. Ahora están en el desierto", afirmó Sorur. "El último ataque aéreo permitió realizar varios arrestos y decomisar material de guerra", reveló.

De acuerdo con el responsable libio, uno de los yihadistas detenidos ha sido identificado como el cámara que en 2015 filmó la ejecución de 21 cristianos coptos en las playas próximas a Sirte, una imagen macabra que el EI usó para mostrar que se había hecho con el control de la ciudad en la que nació y murió Al Gadafi.

"Ha dado detalles de como se produjo y del lugar en el que fueron enterrados los cuerpos. Nos hemos puesto en comunicación con las autoridades militares en la zona para tratar de hallarlos y esperamos encontrarlos".

Libia es un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la OTAN contribuyera a la victoria de los rebeldes sobre la tiranía de Al Gadafi.

Desde 2014, el país está quebrado en dos, con un gobierno en Trípoli sostenido por la ONU y otro en el oeste bajo la tutela del mariscal Jalifa Hafter, un excompañero de Al Gadafi que años después fue reclutado por la CIA y se convirtió en su principal opositor en el exilio.

De la anarquía sacan provechos los grupos yihadistas, que han penetrado en el país, y las mafias dedicas al contrabando de armas, combustible y alimentos, además del tráfico de personas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha