eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El portaaviones chino Liaoning atraca por primera vez en Hong Kong

- PUBLICIDAD -
El portaaviones chino Liaoning atraca por primera vez en Hong Kong

El portaaviones chino Liaoning atraca por primera vez en Hong Kong

El portaaviones chino Liaoning llegó hoy a Hong Kong haciendo historia al tratarse del primer navío de esta envergadura del gigante asiático que llega a aguas de la ciudad, dentro de las celebraciones por el 20 aniversario de su retorno a la soberanía de Pekín.

Escoltado por un grupo de combate de dos destructores y una fragata, y con un escuadrón de cazas, helicópteros y una tripulación de 2.000 personas a bordo, el gigantesco buque de 60.900 toneladas hizo entrada a las 7:00 hora local (23:00 GMT) en aguas hongkonesas.

Se trata de la primera vez que una nave de esta envergadura llega a Hong Kong donde, y también por primera vez en su historia, podrá ser visitado por un limitado grupo de 2.000 ciudadanos a lo largo del fin de semana.

La llegada de la embarcación a la ciudad es vista como una muestra de exhibición soberana y de integración territorial por parte del Gobierno chino, especialmente en Hong Kong donde las voces a favor de más autonomía e incluso de independencia volvieron a resonar a lo largo del pasado fin de semana durante la primera visita oficial del presidente chino, Xi Jinping.

La decisión de Pekín de abrir el navío al público podría seguir una estrategia del Ejército Popular de Liberación de mostrar una línea más abierta y como una oportunidad para mostrar su potencial dentro y fuera del país, como hicieran otras potencias ya que numerosos navíos de gran envergadura han atracado en aguas hongkonesas a modo de exhibición en el continente asiático.

Especialmente en las aguas del Mar de China Meridional y el Mar de China Oriental, en las que desde hace décadas China se disputa la soberanía de aguas donde se sospecha que hay ricas reservas de petróleo y gas, así como el control de archipiélagos deshabitados como las Senkaku/Diaoyu (administradas por Japón), las Spratly o las Paracel.

La expansión china en aguas del Mar de China Meridional también ha desencadenado enfrentamientos políticos con países como Filipinas y Vietnam.

Cientos de hongkoneses hicieron cola durante horas para hacerse con una de las 2.000 entradas para visitar el portaaviones a lo largo del fin de semana, pero está prohibido entrar con cámaras y los medios de comunicación tienen restringido su acceso.

Los visitantes abordarán un transbordador que les llevará al Liaoning, donde podrán contemplar los modernos cazabombarderos J-15, entre otros sistemas.

El buque cuenta con más de 3.500 salas entre dormitorios, comedores, sus diez cafeterías, gimnasios, lavaderos y un comercio entre otros, lugares en los que hombres y mujeres conviven por separado y en los que escáneres con huellas dactilares restringen la entrada a los cuartos femeninos.

El espacio de mayor tamaño es el hangar de los J-15, que pueden doblar sus alas para ahorrar espacio, y que también alberga otros aviones y helicópteros.

Si bien un puñado de hongkoneses podrá acceder de cerca a algunas de las más sofisticadas tecnologías y armas del ejército chino, un privilegio que Pekín hasta ahora no ha otorgado a la parte continental del país, la tripulación del navío tendrá restringidos sus movimientos y apenas podrá salir a la ciudad, según medios locales.

El Liaoning es un buque de guerra de la era final de la Unión Soviética, que cedió a Ucrania tras su disolución.

En 1998 fue comprado a Ucrania por una empresa de Macao, supuestamente para construir un hotel flotante. La nueva dueña lo traspasó en 2002 en secreto a la Marina china, que lo sometió a una profunda rehabilitación que culminó en 2006, antes de surcar las aguas bajo bandera china en 2012.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha