eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La primera ministra polaca promete más gasto social y reducir la edad de jubilación

- PUBLICIDAD -
Primera ministra polaca promete más gasto social y reducir edad de jubilación

La primera ministra polaca promete más gasto social y reducir la edad de jubilación

La nueva primera ministra de Polonia, la conservadora-nacionalista Beata Szydlo, aseguró hoy en el Parlamento que su Gobierno tendrá como prioridad aumentar el gasto social, incluidas más ayudas por hijo, y reducir la edad de jubilación, elevada por el anterior Ejecutivo liberal en 2012.

Szydlo, cuyo partido, Ley y Justicia, ganó por mayoría absoluta las elecciones del pasado octubre, subrayó en su primera intervención en la Cámara Baja la importancia de incrementar el gasto público como motor del crecimiento económico y elevar el déficit presupuestario.

Ley y Justicia es una formación nacionalista, con una agenda política y cultural muy conservadora, aunque su programa económico es propio de un partido de izquierdas.

El anuncio de Szydlo confirma las promesas electorales hecha por el partido durante la campaña, especialmente la reducción de la edad de jubilación, aunque la nueva primera ministra evitó hoy dar detalles.

En 2012 el Gobierno liberal elevó hasta 67 años la edad de jubilación, que hasta entonces era de 60 años para las mujeres y 65 para los hombres, con regímenes especiales para las Fuerzas Armadas y otros grupos profesionales que permitían una jubilación anticipada.

La primera ministra también adelantó su intención de elevar el umbral de ingresos mínimos no imponibles y crear nuevos gravámenes para bancos y grandes cadenas de supermercados, en beneficio del pequeño comercio.

Beata Szydlo confirmó que otra de las prioridades de su Ejecutivo será la de "garantizar la seguridad de Polonia y de los polacos", y que cooperará con sus socios comunitarios en la lucha contra el terrorismo, en una declaración de intenciones que llega días después de los ataques yihadistas en París.

En relación con la llamada crisis de los refugiados, Szydlo reconoció la importancia de la solidaridad europea, aunque precisó que no se puede "cargar a los miembros de la UE con problemas de los que no son responsables" y pidió a las autoridades comunitarias "definir con claridad cómo articular esa solidaridad".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha