eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La reforma electoral de Cospedal no basta para asegurarle la reelección

La número dos del PP se desploma: cae 14 puntos respecto a las elecciones de 2011, según el CIS

Rajoy se volcará en Castilla-La Mancha durante la campaña: es la comunidad a la que más veces acudirá

Un 21,5% de los ciudadanos no conoce al candidato del PSOE y solo el 20% aprueba la gestión del Gobierno regional

- PUBLICIDAD -
Cospedal: "La droga es mala y no la queremos legalizar"

María Dolores de Cospedal, en un acto del PP.

El PP de María Dolores de Cospedal se desploma en Castilla-La Mancha al perder catorce puntos, según el barómetro preelectoral del CIS. La número dos de Mariano Rajoy perdería la mayoría absoluta y quedaría por detrás del PSOE en porcentaje de voto, aunque su reforma electoral le beneficia y obtendría un escaño más que los socialistas.

Ni la reducción del número de diputados (que ha pasado de 49 a 33) ni el cambio en el reparto de escaños por provincias aseguran a la presidenta regional mantenerse en el poder. Cospedal obtendría el 34,9% de los votos frente al 48,13% que consiguió en los comicios de 2011. Ese resultado convierte al PP en la segunda fuerza política, a escasas dos décimas del PSOE, al que el CIS da un 35,1%.

Sin embargo, en número de escaños, el PP sería la primera fuerza, con 14 o 15; seguido del PSOE, con 13. Ciudadanos irrumpiría en el Parlamento regional con 3 o 4 diputados y Podemos lo haría con dos. Para seguir siendo presidenta regional, Cospedal necesitaría el apoyo del partido de Albert Rivera.

Los conservadores son conscientes de que pueden perder el gobierno en Castilla-La Mancha. Una debacle electoral, sumada a las críticas internas por la política de comunicación del PP que ha llevado Cospedal, supondría un varapalo para la número dos de Mariano Rajoy.

El sondeo del CIS refleja que a quince días de que los ciudadanos vayan a las urnas todavía hay un alto porcentaje de indecisos. Un 24,7% de los encuestados confiesa que no sabe a quién va a votar. Ante este escenario, las direcciones del PP y el PSOE van a dedicar bastantes fuerzas en la región.

El presidente se va a volcar con su número dos. La agenda del PP prevé tres actos en la comunidad: Talavera de la Reina, Cuenca y Guadalajara (apenas unas horas antes del cierre de campaña). También Pedro Sánchez ha dado una importancia especial a esta región durante la precampaña. Los socialistas aspiran a mantener el Principado de Asturias y recuperar Extremadura y Castilla-La Mancha. El secretario general del PSOE apoyará a Emiliano García-Page en dos ocasiones a partir del arranque oficial de la campaña.

García-Page, desconocido para el 21%

El alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, tiene un handicap  añadido en la campaña. Un 21,5% de los encuestados declara no conocerle, mientras que el 99,1% de la población conoce a su rival. Además, Cospedal, sobre la que ha opinado el 90,9% de los entrevistados, mejora ligeramente en nota media al candidato del PSOE. La presidenta autonómica obtiene un 3,82 de nota media frente al 3,55 del socialista. Solo el 64,5% de los encuestados ha valorado al regidor.

Los socialistas aprovecharán esta campaña para cargar contra la gestión de Cospedal al frente de la Junta. En esa parte García-Page sí tiene ventaja: solo una quinta parte de los ciudadanos de Castilla-La Mancha aprueba su labor. El 35,2% de los encuestados la tacha de mala gestión y el 31,7% la califica como regular.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha