eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los satíricos del lápiz que temen los gobernantes del Sudeste Asiático

- PUBLICIDAD -
Los satíricos del lápiz que temen los gobernantes del Sudeste Asiático

Los satíricos del lápiz que temen los gobernantes del Sudeste Asiático

Los arrestos y amenazas contra el viñetista malasio "Zunar" o los problemas con las autoridades del singapurés Leslie Chew son una muestra del miedo que despiertan los dibujantes satíricos entre algunos gobernantes del Sudeste Asiático.

Zulkifli Anwar Ulhaque, más conocido como "Zunar", nunca ha dejado de utilizar sus viñetas para atacar los excesos del poder, a pesar del acoso y derribo al que ha sido sometido por el Gobierno malasio durante años.

La última vez fue el pasado 10 de febrero, cuando unos agentes se presentaron en su vivienda en Kuala Lumpur y lo llevaron a comisaría, donde lo interrogaron durante tres días por unos tuits que había publicado.

Zunar criticó a los jueces del Tribunal Federal que ese mismo día habían condenado por sodomía a cinco años de cárcel al líder opositor, Anwar Ibrahim, quien calificó el proceso de una "persecución política".

"Estos lacayos de negro se enorgullecen por la sentencia. Deben de haber recibido una recompensa atractiva de sus amos políticos", escribió el caricaturista malasio en su cuenta de Twitter.

En una viñeta suya (http://www.zunar.my/toons/court-anwar/), se puede ver al primer ministro, Najib Razak, vestido de juez y con un martillo en el que se lee: "Sentencia política". Anwar aparece con cara de sorprendido y el libro de la ley, en la papelera.

A las pocas horas, la Policía lo arrestó en la puerta de su casa bajo la acusación de sedición.

El pasado enero, los agentes aprovecharon que el ilustrador se encontraba en Londres para registrar su oficina en Malasia y se incautaron de más de un centenar de libros.

"Zunar" no se amilana y asegura que, el mes que viene, aprovechará su participación en Ginebra en un foro de la ONU sobre derechos humanos para denunciar al Gobierno de Malasia por utilizar de forma espuria las leyes para perseguir a la oposición.

"Lo explicaré en detalle; algunos piensan que Malasia es un país democrático pero quiero contar y exponer cómo el Gobierno utiliza la ley para intimidar y cómo usa el poder judicial para detener a prisioneros políticos", afirmó el veterano dibujante, según el diario "Malay Mail".

"La libertad de las viñetas políticas, como siempre, depende del tipo de Gobierno en el poder", explica John A. Lent, en su libro "Southeast Asian Cartoon Art", publicado el año pasado.

"En Camboya, Myanmar, Vietnam y, en menor grado, Singapur, Malasia e Indonesia, los ilustradores se encuentran constreñidos por las autoridades a la hora de abordar temas políticos directamente, por lo que recurren a cubrir temas sociales o utilizar medios sutiles para lanzar mensajes políticos", precisa.

El viñetista singapurés Leslie Chew sufrió en sus carnes la persecución política cuando las autoridades de la ciudad-Estado lo demandaron en 2013 ante los tribunales por sedición a causa de unos dibujos.

Fundador de la página "Demon-cratic" en Facebook, Chew criticaba en una viñeta al Gobierno singapurés por supuestamente discriminar laboralmente a la población de etnia malaya, frente a los de origen chino o incluso extranjeros occidentales.

El singapurés, que se enfrentaba a tres años de cárcel, salió finalmente en libertad tras retirar los dibujos.

"Es desafortunado que en mi país tan pocas personas en situación de poder puedan enfrentarse a críticas", explica a Efe en una entrevista por correo electrónico.

Según Chew, los problemas de Singapur tienen su origen en que un mismo partido ha gobernado la isla-Estado desde su independencia hace 50 años y controla la mayor parte de las instituciones, incluidos los medios de comunicación.

"No hay muchos viñetistas en Singapur y aún menos que se atrevan a abordar asuntos políticos a no ser que se trate de acariciar las espaldas del partido en el poder", explica con sorna el dibujante satírico, que cuenta con 43.000 seguidores en la red social.

Las ilustraciones políticas y satíricas se remontan a la época colonial en algunos países del Sudeste Asiático como Vietnam, Camboya o Filipinas, donde uno de los primeros viñetistas reconocidos fue José Rizal, el héroe de la independencia.

Vietnam vivió sus años dorados en los años 60 y 70, sobre todo con Nguyen Hai Chi, alias "Choe", quien sin embargo pasó largos años en la cárcel tras la llegada al poder del Partido Comunista, que ahora mantiene un férreo control de la prensa.

El birmano "Harnlay" y el expatriado francés "Stephff" retrataron durante años los excesos de la junta militar birmana desde las oficinas del diario digital "Irrawaddy" en Tailandia.

Aunque el Gobierno de Birmania (Myanmar) inició reformas en 2011, en la práctica aún existen cortapisas a la libertad de expresión.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha