eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las ultimas horas de Artur Segarra en Camboya

- PUBLICIDAD -
Las ultimas horas de Artur Segarra en Camboya

Las ultimas horas de Artur Segarra en Camboya

El español Artur Segarra, principal sospechoso del asesinato del ejecutivo español David Bernat en Bangkok, es recordado hoy por muchos en el pequeño hostal del sur de Camboya donde buscó el anonimato antes de ser detenido, aunque pocos quieren hablar de manera abierta.

El establecimiento en la turística Sihanoukville fue el punto y final de una huida que comenzó en la provincia de Surin, en el este de Tailandia, el viernes pasado, cuando descubrió que lo buscaban y que su rostro estaba en la televisión tailandesa.

"Solo puedo decirte que hicieron algo bueno (al denunciarlo), eso es todo lo que sé", declara a Efe uno de los expatriados occidentales que se encuentran en el local -en referencia a los clientes que identificaron al sospechoso y lo denunciaron a la policía-, para después dirigir la mirada hacia su cerveza y terminar la conversación.

Tras unos instantes de duda, otro de los habituales se anima a contar algunos de los detalles -a cambio de no revelar nombres- del tiempo que paso desde que Segarra llegó al hostal sobre las 10 de la mañana del domingo hasta que fue apresado cerca de las siete de la tarde.

"Llevaba una mascara (quirúrgica) de las que usan aquí para protegerse del polvo y la contaminación, y eso llamó la atención", comenta una expatriada que pasó varias horas cerca del sospechoso.

Además de la máscara, el español portaba ese día una gorra y unas gafas, según se ve en fotos filtradas por la policía al medio local "Fresh News".

"No hablaba con casi nadie, solo bebía refrescos y se limitaba a jugar al billar", añade la expatriada.

Otro de los clientes se muestra extrañado de que el prófugo escondiese el rostro en un lugar frecuentado por occidentales.

"Parecía Michael Jackson, ningún occidental lleva esas máscaras, si hubiese actuado con normalidad nadie se habría dado cuenta", opina el hombre, de procedencia europea.

Las cosas terminaron por torcerse para el español cuando pidió una habitación y no quiso entregar su pasaporte o cualquier otra identificación, por lo que se negaron a alojarle.

Su apariencia y actitud despertaron sospechas entre algunos de los presentes, que reconocieron al sospechoso del asesinato de Bangkok y alertaron a las autoridades.

El bar del hostal, parecido a muchos de los alojamientos que visitan los mochileros y turistas que viajan por Camboya, está cerca de una comisaria, lo que, según una de los testigos, ayudó a que la policía no tardase mucho en personarse tras la denuncia.

"Algunos de los residentes amigos le dijeron (a Segarra) que no se preocupase (después de que le negasen alojamiento) y que se sentase con ellos a tomar unas cervezas, para ganar tiempo hasta que llegase la policía", cuenta otro de los clientes occidentales que ha vivido varios años en esta ciudad costera.

El catalán viajaba con una bolsa pequeña, según los testigos, aunque la policía camboyana no ha querido especificar si la bolsa contenía dinero.

Las autoridades camboyanas entregaron hoy al sospechoso a las autoridades tailandesas, que trasladaron a Segarra a Bangkok para que responda a la acusación de asesinato premeditado y ocultación de pruebas, entre otros cargos.

La policía tailandesa cree que Bernat fue secuestrado y torturado por Segarra, y posiblemente también por otras personas, para acceder a sus cuentas bancarias en Singapur.

La investigación descubrió "movimientos de grandes cantidades de dinero" desde las cuentas de la víctima hacia bancos en España y Tailandia.

Según los medios tailandeses, Segarra habría ingresado en su cuenta bancaria unos 900.000 euros (más de un millón de dólares).

Camboya entregó hoy a Segarra a Tailandia, mientras que en el hostal/bar de Sihanoukville la clientela aún recuerda el arresto, aunque no hable mucho de ello.

Por Ricardo Pérez-Solero

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha