eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Una desconocida científica china, tan genial como Da Vinci

Pintura china datada durante la Dinastía Qing / Museu do Oriente, Lisboa, Portugal

Durante la primera etapa de la  Dinastía Qing (ch’ing) que gobernó China desde el siglo XVII hasta el XX las mujeres no tenían derechos legales ni recibían educación fuera de las tareas domésticas y femeninas.

Y sin embargo Wang Zhenyi se las arregló para convertirse en matemática, astrónoma, escritora de libros de texto y poeta, además de dominar varias artes marciales y el tiro con arco.

Todo esto sólo  con la ayuda de su padre y abuelo, eruditos de la época, y la lectura de libros de su biblioteca familiar, ya que no recibió educación reglada alguna.

Seguir leyendo »

La vaquita marina y nuestra responsabilidad

Un ejemplar de la 'vaquita marina'

Los humanos nos creemos poderosos, tanto como para estar tranquilos con los desastres que originamos; tendemos a pensar que igual que lo hicimos podremos algún día deshacerlo. Pero a veces descubrimos los límites de nuestro poder cuando nuestros mejores esfuerzos por revertir los daños que hemos provocado en el pasado fracasan, o incluso empeoran la situación.

Esto nos acaba de ocurrir con el desesperado intento de salvar a la vaquita marina, un pequeño pariente de los delfines y las marsopas que vive tan sólo al norte del Golfo de California y que está en peligro crítico de extinción por culpa nuestra: el uso (ilegal) de redes de enmalle para pescar (peces como el totoaba, que se exporta ilegalmente a Asia, o gambas) atrapa a estos animales, que como otros miembros de su familia son vulnerables a morir fácilmente por el estrés. Esto ha reducido su población a apenas una treintena de ejemplares y ha puesto a la especie al borde mismo de la extinción definitiva.

Por eso un grupo de ecologistas y expertos en biología de cetáceos puso en marcha un ambicioso plan:  capturar a algunos de los últimos supervivientes de la especie para protegerlos con el fin de ayudar a que se reproduzcan en cautividad y evitar su extinción. El plan contaba con el respaldo del gobierno mexicano y la participación de especialistas para garantizar la salud de los animales durante y después de la captura. Pero cuando a principios de noviembre encontraron una hembra joven en perfecto estado de salud y trataron de hacerse con ella del modo más gentil y poco traumático posible ocurrió lo inesperado: el animal sufrió un ataque y murió. Las operaciones de rescate fueron interrumpidas. Y la última esperanza de la  vaquita marina se esfumó.

Seguir leyendo »

Sexo y colapso cardíaco

Imagen de Pixeljuice23

Es terrible pensarlo, pero ocurre: a veces el corazón falla durante el sexo. Todos sabemos que intensos cambios fisiológicos acompañan a la práctica sexual y a veces estos cambios pueden asociarse con problemas previos y provocar un catastrófico fallo cardíaco, mucho más a menudo en varones que en mujeres. Las leyendas urbanas abundan en anécdotas de gente que murió en plena consumación.

Pero tranquilo todo el mundo, porque un amplio estudio realizado sobre miles de colapsos cardíacos en los EE UU acaba de demostrar que este temible fenómeno es (afortunadamente) muy poco común. Ocurre, pero es raro.

De más de 4.500 casos de parada cardíaca registrados en una región del noroeste de los EE UU entre los años 2010 y 2015 tan sólo 34 se produjeron durante o hasta una hora después de practicar sexo; 32 de ellos en hombres.

Seguir leyendo »

Así era la primera mujer que ganó un premio Nobel de medicina en solitario

Barbara McClintock

La especialista estadounidense en citogenética Barbara McClintock es la única mujer que recibió en solitario el Nobel de Medicina o Fisiología, en 1983, por su trabajo que permitió entender los mecanismos de recombinación y transposición de genes que se producen durante la meiosis, el proceso de creación de los gametos.

Sus estudios durante los años 40 y 50 del pasado siglo descubrieron numerosos detalles de los procesos de recombinación del genoma con tal nivel de calidad que fue aceptada en 1944 en la Academia de Ciencias de los EE UU, siendo la tercera mujer.

Pero cuando descubrió los transposones y otros mecanismos de regulación sus teorías no fueron bien recibidas hasta tal punto de abandonó esta línea de investigación en 1953 para dedicarse a la etnobotánica del maíz sudamericano y la citogenética de esta planta vital.

Seguir leyendo »

Las consecuencias visibles del cambio climático

Zona de permafrost en Asia / Bernt Rostad

A estas alturas está claro que la atmósfera del planeta se está calentando y según aumenta la temperatura este cambio empieza a ser cada vez más visible. Las consecuencias serán enormes e irán mucho más lejos que las simples  modificaciones de los patrones meteorológicos; algunas serán peligrosas, y otras puede que hasta beneficiosas, al menos temporalmente.

Entre las consecuencias peligrosas está la descongelación del permafrost siberiano, suelo congelado desde hace decenas de miles de años (desde la última glaciación) que no sólo puede liberar metano y acelerar el ciclo de calentamiento sino que está liberando nuevos (viejos) agentes patógenos que dormían congelados en su interior.

Esto puede dar lugar a la resurrección de enfermedades 'zombies' desaparecidas tiempo atrás, si sus patógenos reaparecen de la mano del deshielo. Por ejemplo se han encontrado nuevos virus de una familia caracterizada por sus enormes viriones y que infecta amebas; el mayor de todos ellos apareció en muestras de permafrost profundo recién desenterradas.

Seguir leyendo »

Ser macho es un riesgo (si eres un mamut)

Mamut lanudo

Hay muchas razones por las que un animal vivo se puede transformar en un fósil; hace falta que muera, obviamente, y que sus restos sean cubiertos lo más rápidamente posible por algún tipo de material que los proteja y preserve.

Un modo muy extendido de fosilización son las trampas naturales: sitios propicios a los accidentes como precipicios o simas de cuevas en las que los animales se pueden despeñar al pasar por las cercanías y en los que a menudo aparecen restos de muchos tipos diferentes con preponderancia de carnívoros atraídos por el olor a carroña (carne barata, para ellos). Por eso muchos de los restos que conocemos de mamuts lanudos, el gran proboscídeo que recorrió Europa durante las últimas glaciaciones, proceden de trampas naturales en las que cayeron estos animales.

Lo que no sabíamos hasta ahora es que la mayoría de ellos resultan ser machos: un análisis genético de huesos de más de 100 individuos ha revelado que más de 2/3 eran mamuts 'chico'. Una proporción difícil de achacar al mero azar.

Seguir leyendo »

Stephanie Kwolek, inventora del Kevlar

Stephanie Kwolek en una imagen de la Chemical Heritage Foundation, CC BY-SA 3.0

A veces una corazonada en el laboratorio se acaba por convertir en la salvación de miles de vidas, como ocurrió con la invención del Kevlar por la química estadounidense Stephanie Kwolek.

Nacida en Pennsylvania en 1923 era hija de inmigrantes polacos y desde niña le interesó la naturaleza y también la moda. Quiso ser médico, pero para poder trabajar y pagarse la carrera estudió un grado de química y entró como técnico en el laboratorio de polímeros de la gigantesca compañía DuPont; pronto se apasionó por su nuevo trabajo y olvidó la medicina.

Dedicada a buscar nuevas fibras textiles usando polímeros plásticos en 1965 trabajaba en la búsqueda de compuestos para crear hilos más resistentes que los de Nylon para poder usarlos en neumáticos; tras múltiples pruebas decidió dejarse llevar por una corazonada e hilar una mezcla de aspecto poco prometedor.

Seguir leyendo »

Cómo nos cambia la cocina, parte II

Tal vez las referencias a los ratones y su querencia por la pizza no se entendían bien (es mejor dejar el humor a los profesionales), pero el post sobre los rastros que deja la cocina en el genoma de humanos y animales ha despertado mucho interés y algunas preguntas que interesa contestar. Lo que descubren los análisis realizados es que cuando los humanos (o los ratones) empiezan a consumir comida cocinada se produce un cambio en la expresión de determinados genes. La cocina modifica la composición química de los alimentos haciendo que aumente su densidad nutricional (la fragmentación térmica de ciertas moléculas las hace más nutritivas) y provocando su enriquecimiento en algunas categorías de nutrientes; la comida rápida actual es por ejemplo rica en ácidos grasos.

Esto genera una presión selectiva sobre el sistema digestivo de los mamíferos expuestos a comida cocinada: ciertos alelos de algunos genes relacionados con la digestión dan ventajas a la hora de digerir comida cocinada, pero no en una dieta crudívora. Analizando la prevalencia y distribución de estos genes pueden obtenerse interesantes datos sobre cuándo empezamos a cocinar y cómo nos hemos adaptado a esta novedad tecnológica.

Seguir leyendo »

Cómo nos cambia la cocina

El acto de cocinar modifica la composición química de los alimentos; no contiene los mismos nutrientes la carne cruda que la asada, como es diferente el aporte nutricional de los cereales si se convierten enharina, amasan y hornean que simplemente masticados e ingeridos. Sabemos por tanto que lo que comemos nos cambia; la adaptación a diferentes alimentos ha modificado nuestro genoma a través de los milenios, lo cual nos ofrece una ventana a determinar en qué momento empezamos a cocinar los alimentos por la huella que este cambio en su composición ha dejado en nuestros genes.

Y así en un artículo publicado el año pasado [pdf] un grupo de científicos analizó los genes vinculados a los alimentos cocinados para intentar detectar cuándo los humanos empezamos a cocinar. El perfil de expresión de determinados genes en el hígado de ratones alimentados con diferentes tipos de comida, simulando alimentos crudos y cocinados, sirvió para compararlo con el de humanos y otros primates y esto permitió localizar determinados genes muy vinculados a los alimentos cocinados.

El análisis de las secuencias de estos genes permitió estimar el origen evolutivo de sus diferencias con las versiones ‘crudas’, lo que proporciona una fecha interesante: nuestros antepasados empezaron a cocinar al menos hace 275.000 años, probablemente más; casi seguro antes antes de la divergencia entre nuestra rama y la de nuestros primos Neandertales y Denisovanos (lo que nos llevaría a hace casi un millón de años).

Seguir leyendo »

Un fugaz visitante de las estrellas

Imagen de De Tony873004 - Trabajo propio, CC BY-SA 4.0.

Ha sido una visita breve e inesperada: un objeto procedente de fuera de nuestro Sistema Solar acaba de hacer una zambullida hasta muy cerca del Sol y luego se ha alejado a una enorme velocidad de nosotros para no volver jamás. Bautizado como A/2017 U1 se trata de una roca o asteroide de poco más de 400 m de longitud que se ha acercado a nuestro Sistema Solar a una velocidad de más de 24 km/sg (86.400 km/h).

Su órbita es lo que más ha llamado la atención, ya que A/2017 U1 ha llegado desde ‘arriba’; casi perpendicular al plano de la eclíptica, en el que giran todos los planetas del Sistema Solar. Y ha entrado casi directamente hacia el Sol, rozándolo un poco por dentro de la órbita de Mercurio, el planeta más cercano a nuestra estrella.

La gravedad del Sol lo ha desviado significativamente y ha acelerado su trayectoria: ahora viaja hacia la constelación de Pegaso a 43,5 km/sg (156.600 km/h). Y teniendo en cuenta la forma de su ruta y la velocidad es casi seguro que no regresará jamás.

Seguir leyendo »