Sobre este blog

@Retiario estudió biología pero siempre quiso aprender y contar historias reales. En tiempos remotos fue paleontólogo, pero desde hace décadas es periodista y profesor de periodismo. Cree en la ciencia, la tecnología y el poder de la humanidad para cambiar las cosas para bien, si se aplica. Pasa la mayor parte de su tiempo en Internet y es un firme defensor de la pluma (y la red) frente a la espada.

Arnaldo Tamayo Méndez, el primer cosmonauta cubano

Sobre este blog

@Retiario estudió biología pero siempre quiso aprender y contar historias reales. En tiempos remotos fue paleontólogo, pero desde hace décadas es periodista y profesor de periodismo. Cree en la ciencia, la tecnología y el poder de la humanidad para cambiar las cosas para bien, si se aplica. Pasa la mayor parte de su tiempo en Internet y es un firme defensor de la pluma (y la red) frente a la espada.

Hace unos meses hablamos de Guion Bluford, el primer astronauta negro; un estadounidense que voló al espacio por primera vez en 1983. Pero antes, en 1980, un cubano de ascendencia afroamericana ya había salido de la atmósfera terrestre. Hablamos de Arnaldo Tamayo Méndez, el primer cosmonauta de origen afroamericano.

Nacido en Baracoa en 1942 Arnaldo Tamayo llegó a ser piloto de combate en las fuerzas aéreas cubanas y se presentó a la selección para incorporarse al programa Intercosmos de la URSS, siendo seleccionado de entre más de 600 candidatos en 1978; justo en año en el que Bluford se incorporó a la NASA.

Tras dos años de entrenamiento Arnaldo Tamayo voló en la misión Soyuz 38 que despegó de Baikonur el 18 de septiembre de 1980 para acoplarse el día siguiente a la estación espacial Saliut 6, donde permaneció varios días llevando a cabo experimentos científicos junto a su compañero ruso y a la tripulación del Soyut 37 que había llegado previamente. Regresó a la Tierra el 26 de septiembre.

Descubre nuestras apps