Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Residencias oficiales vacías: siete comunidades pagan casas para sus presidentes
Las empresas se saltan la desconexión digital: Me han llamado hasta en el tanatorio
OPINIÓN | 'Milei insulta a España y la derecha patriótica calla', por Marco Schwartz
Sobre este blog

@Retiario estudió biología pero siempre quiso aprender y contar historias reales. En tiempos remotos fue paleontólogo, pero desde hace décadas es periodista y profesor de periodismo. Cree en la ciencia, la tecnología y el poder de la humanidad para cambiar las cosas para bien, si se aplica. Pasa la mayor parte de su tiempo en Internet y es un firme defensor de la pluma (y la red) frente a la espada.

Un científico británico descubre que el pico de un ave marina es fluorescente

Un ejemplar de frailecillo atlántico

José Cervera

Cada uno cuenta la película según la ve, y lo mismo pasa a veces en ciencia: tendemos a quedarnos en aquello que nosotros, los humanos, somos capaces de ver nos olvidamos de lo que es invisible a nuestros ojos (pero existe).

Un científico británico acaba de descubrir algo que siempre ha estado ahí pero que nunca habíamos visto: los picos de los frailecillos, un ave habitante del ártico que tiene un pico de grandes dimensiones que en época reproductiva se colorea de vívidos rojos con franjas amarillas, son además fluorescentes.

Iluminados con luz ultravioleta, la ‘luz negra’ de las discotecas, las franjas amarillas de su pico se iluminan como lámparas. Se trata de fluorescencia real, el fenómeno por el que determinadas sustancias son capaces de absorber luz de una longitud de onda y volver a emitirla en otra longitud de onda (color) diferente, y los pájaros pueden verla debido a que sus ojos son capaces de percibir tonos que está fuera del alcance de los nuestros.

Una vez más la naturaleza nos sorprende con detalles y sutilezas que estaban ahí, a plena vista, pero que nosotros no habíamos sido capaces de ver.  Porque los científicos, ay, son humanos.

Sobre este blog

@Retiario estudió biología pero siempre quiso aprender y contar historias reales. En tiempos remotos fue paleontólogo, pero desde hace décadas es periodista y profesor de periodismo. Cree en la ciencia, la tecnología y el poder de la humanidad para cambiar las cosas para bien, si se aplica. Pasa la mayor parte de su tiempo en Internet y es un firme defensor de la pluma (y la red) frente a la espada.

Etiquetas
stats