Sobre este blog

@Retiario estudió biología pero siempre quiso aprender y contar historias reales. En tiempos remotos fue paleontólogo, pero desde hace décadas es periodista y profesor de periodismo. Cree en la ciencia, la tecnología y el poder de la humanidad para cambiar las cosas para bien, si se aplica. Pasa la mayor parte de su tiempo en Internet y es un firme defensor de la pluma (y la red) frente a la espada.

Nuestra atmósfera es una sopa de virus

Varios virus del síndrome respiratorio de Oriente Medio

Ya sabemos que vivimos sumergidos en un océano de bacterias; lo que no sabíamos es que cada día estamos recibiendo una inimaginable ducha de virus que caen desde el cielo. Nada menos que 800 millones de virus por metro cuadrado y día, según el cálculo efectuado por un equipo con participación española (de la Universidad de Granada) sobre mediciones efectuadas en Sierra Nevada. 

Sospechando que los virus pueden formar parte de las partículas en suspensión en la atmósfera, debido a su diminuto tamaño, este equipo subió a las cumbres de la sierra andaluza para situarse por encima de la capa más turbulenta y revuelta de la atmósfera, aunque aún por debajo del límite de la troposfera (la altura a la que vuelan los aviones comerciales), y colocó en esencia cubos abiertos para recoger lo que caía espontáneamente del cielo. Y después comprobaron qué caía dentro.

Así llegaron a esa apabullante cifra, que supone que nuestra atmósfera es una verdadera sopa vírica. Con las bacterias en suspensión ya sabemos que tiene consecuencias: es posible que los virus puedan también participar en la meteorología local y que el clima dependa en parte de su presencia en suspensión. 

El descubrimiento también es importante porque nos dice que los virus son capaces de viajar a distancias incluso intercontinentales sin intervención de personas o animales, algo que tiene obvias implicaciones en el control de enfermedades. La cantidad de virus es apabullante, hasta el punto de que podemos considerarlos como los seres ¿vivos? más abundantes del planeta. 

Y además su variedad es inmensa; tanto que se están desarrollando técnicas de inteligencia artificial para poder detectar y clasificar nuevas especies de virus en estudios metagenómicos; estas técnicas ya han permitido localizar hasta 6.000 nuevos virus completamente desconocidos por la ciencia hasta ahora. Los humanos nos creemos los reyes de la creación, pero en realidad vivimos en un planeta dominado por los microorganismos en el que nosotros somos sólo un detalle más.

Sobre este blog

@Retiario estudió biología pero siempre quiso aprender y contar historias reales. En tiempos remotos fue paleontólogo, pero desde hace décadas es periodista y profesor de periodismo. Cree en la ciencia, la tecnología y el poder de la humanidad para cambiar las cosas para bien, si se aplica. Pasa la mayor parte de su tiempo en Internet y es un firme defensor de la pluma (y la red) frente a la espada.

Etiquetas
Publicado el
25 de agosto de 2018 - 20:01 h

Descubre nuestras apps

stats