Sobre este blog

@Retiario estudió biología pero siempre quiso aprender y contar historias reales. En tiempos remotos fue paleontólogo, pero desde hace décadas es periodista y profesor de periodismo. Cree en la ciencia, la tecnología y el poder de la humanidad para cambiar las cosas para bien, si se aplica. Pasa la mayor parte de su tiempo en Internet y es un firme defensor de la pluma (y la red) frente a la espada.

Un ciervo extinguido, protagonista del arte figurativo griego más antiguo

La estética pictórica y escultórica griega clásica es una de las influencias claves del arte occidental, directamente o vía Roma, que en buena medida la adoptó como propia y la desarrolló.

Conocemos bien la evolución estética de las varias civilizaciones griegas, desde la Minoica a la clásica, e incluso más antiguas; se conservan imágenes hasta bien entrado el Neolítico.

Pero curiosamente en Grecia no habían aparecido imágenes, sobre todo figurativas, de era Paleolítica; o mejor dicho no sabíamos que habían aparecido. Porque el reanálisis de una serie de grabados descubiertos hace 40 años en una cueva en la isla de Creta ha revelado las primeras muestras de arte figurativo paleolítico halladas en Grecia, y su edad: 11.000 años, correspondiente al Epipaleolítico.

Y hay pocas dudas, porque la imagen resulta ser la silueta inconfundible de un ciervo endémico de Creta y ya extinguido, el Candiacervus, que poseía una cornamenta muy característica.

Los grabados están superpuestos en las paredes de la cueva de Asphendou y representan el arte figurativo más antiguo hallado en Greciarepresentan el arte figurativo más antiguo hallado en Grecia; para comparar son algo más jóvenes (2 o 3.000 años) que los paneles de bisontes de Altamira. Hay que recordar que por entonces Creta ya estaba poblada por humanos, que llegaron allí hace al menos 130.000 años cruzando el Mediterráneo: antiguos marinos que demuestran la antigüedad de la tradición naval de nuestra especie.

Sobre este blog

@Retiario estudió biología pero siempre quiso aprender y contar historias reales. En tiempos remotos fue paleontólogo, pero desde hace décadas es periodista y profesor de periodismo. Cree en la ciencia, la tecnología y el poder de la humanidad para cambiar las cosas para bien, si se aplica. Pasa la mayor parte de su tiempo en Internet y es un firme defensor de la pluma (y la red) frente a la espada.

Etiquetas
Publicado el
9 de agosto de 2018 - 19:21 h

Descubre nuestras apps

stats