eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Amenazados por proponer un referéndum para prohibir los toros en Teruel

"Hemos tenido que retirar la propuesta por todos los insultos y amenazas que hemos recibido", asegura el portavoz de esta iniciativa

Desde el ayuntamiento aseguran que "respetan todas las iniciativas" pero que "no están de acuerdo" con el referéndum porque se trata de un acontecimiento "arraigado en la historia de Teruel"

El grupo ciudadano, que todavía no se ha constituido en colectivo, ha presentado una denuncia en el Juzgado de Primera Instancia de la localidad por delitos de amenazas e incitación al odio

31 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El toro vomita sangre después de recibir una estocada que le ha perforado un pulmón. Foto: colectivobritches.com

Imagen de archivo de una corrida de toros

"A este mongolo dos hostias", "habría que partiros la cabeza", "si eres subnormal, qué se le va a hacer". Estas son algunos de los comentarios que recibió la noticia publicada por  el Eco de Teruel en su muro de Facebook sobre una iniciativa que un grupo de ciudadanos turolenses acababa de plantear. El objetivo era conseguir apoyo popular a través de una plataforma de recogida de firmas para realizar un referéndum sobre la prohibición de los festejos taurinos en la ciudad de Teruel.

Sin embargo, poco después de que la idea fuera publicada por algunos medios locales, los promotores tuvieron que retirar la recogida de firmas por insultos y amenazas que ya están en manos de un juez. "Nos sentimos amenazados y retiramos la propuesta", asegura un portavoz del grupo ciudadano que también confirma que este viernes han presentado una denuncia por delitos de amenazas e incitación al odio en el Juzgado de Primera Instancia de Teruel.

“El lunes 19 de septiembre de 2016, un grupo de personas inicia una campaña de recogida de firmas a través de la plataforma change.org para llevar a cabo un referéndum para la prohibición de los festejos taurinos […] Comienzan a recibir amenazas cuando la campaña se publica en la página de Facebook del Eco de Teruel […] Al sentirnos amenazados decidimos retirar la recogida de firmas”, consta en la denuncia.

Según explican, "a la muerte del torero Víctor Barrios se suman también numerosas cogidas" por toda la provincia. Para ellos este sufrimiento es evitable así como "la tortura, humillación y muerte" a la que se somete al animal. Aunque van a seguir planteando iniciativas para que este debate se active igual que en otras ciudades españolas, "todo esto nos demuestra que ahora mismo no se puede opinar ni debatir este tema en Teruel".

"Evidentemente no estoy de acuerdo con la supresión de los festejos. Por tradición, por la misma ciudad de Teruel. Son acontecimientos arraigados en nuestra historia", ha dicho el concejal delegado de la plaza de toros Jesús Fuertes (PP). Sobre los insultos que han recibido este grupo de ciudadanos en Facebook no ha querido pronunciarse pero sí que se ha mostrado tajante con la posibilidad de que se realice un referéndum: "No estamos de acuerdo con esta iniciativa. Por lo que tenemos entendido se ha visto frustrada, se ha retirado".

Fuertes también ha señalado que este grupo de ciudadanos no se ha dirigido formalmente al Ayuntamiento y también ha añadido que si, finalmente reciben cualquier solicitud formal, les atenderán como hacen en otras circunstancias. "La sociedad en sí misma es todo un debate, si por parte de los ciudadanos surge, es bueno que se hable. Aunque estamos al margen de esta iniciativa", ha remarcado.

"En principio no vamos a contar con el Ayuntamiento. Bueno, no lo hemos pensado", comenta el portavoz del grupo, que lejos de mostrarse desanimado cuenta que van a seguir preparando futuras actuaciones para que en Teruel haya un diálogo ciudadano real y "se deje de subvencionar con dinero público la tortura y la humillación". "Pensamos que antes o después tendrá que pasar, en casi todos los sitios este debate está presente", concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha