eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Senado pide que el Gobierno garantice el acceso de toda la población a los paliativos

- PUBLICIDAD -
El PP en el Senado rechaza crear una organización estatal de enfermedades raras

El PP en el Senado rechaza crear una organización estatal de enfermedades raras

El Senado ha pedido al Gobierno que asegure la máxima accesibilidad de toda la población a las unidades de cuidados paliativos, que potencie la hospitalización domiciliaria y que garantice el acceso de los profesionales al testamento vital de los pacientes en situación terminal.

Así lo ha acordado hoy, con 186 votos a favor, 2 en contra y 14 abstenciones, el Pleno del Senado, que ha aprobado la modificación a una moción presentada por el PP para garantizar el acceso de toda la población a estos tratamientos.

Esta iniciativa surge a raíz de la denuncia de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) que advirtió el pasado mes de febrero de que sólo 1 de cada 2 pacientes en situación terminal tenía acceso a los cuidados paliativos.

"La finalidad de esta moción y de los cuidados paliativos no es una muerte diga, sino una vida digna hasta el final y con el máximo confort", ha asegurado el senador del PP Jesús Ramón Aguirre, quien se ha mostrado partidario de que estos cuidados lleguen también a las familia y el entorno del enfermo.

Según ha explicado, esta iniciativa insta al Ejecutivo a que implante Unidades Multidisciplinarias de atención al final de la vida, tanto hospitalarias como domiciliarias, en todas las CCAA y garantizando la máxima accesibilidad de toda la población a las unidades de paliativos.

También sugiere que se potencie la hospitalización domiciliaria garantizando la calidad y bienestar de los pacientes, ya que en la actualidad más de la mitad de los fallecimientos se producen en los hospitales debido a que las familias no cuentan con otras alternativas.

El texto, recoge una propuesta de IU que quiere garantizar por parte de los profesionales el acceso desde el historial clínico al testamento vital y las últimas voluntades del enfermo.

En este sentido, Jesús Enrique Iglesias, del Grupo Mixto, ha subrayado la importancia de que se respeten las voluntades del enfermo ya que sigue habiendo profesionales que entienden que el criterio médico debe prevalecer sobre los personales.

La iniciativa recoge además una propuesta del PSOE, que quiere que se garantice la atención integral e individual a los pacientes en las máximas condiciones de confort, tal y como ha explicado el senador José Vicente González Bethencourt.

Este senador cree que no se puede dejar morir a una persona mientras en la misma habitación hay otro paciente ingresado porque los familiares deben acompañar al enfermo en este momento con garantías de intimidad.

El Senado ha acordado también buscar la equidad en el acceso a los tratamientos, facilitando la movilidad de los pacientes entre CCAA y el acceso a los centros de referencia para patologías oncológicas.

Además, quiere fomentar la formación y acreditación de los profesionales y cuidadores de estos pacientes y poner en marcha Diplomas de Acreditación Avanzada para los profesionales vinculados a estas unidades.

La moción, firmada por todos los partidos, ha sido no obstante criticada por distintos grupos, como la senadora de CiU María Teresa Rivero, que ha denunciado que se hayan retirado las partidas presupuestarias y que el Gobierno no sea capaz de "arrancar" de los presupuestos una cantidad económica.

También desde el PSOE, Bethencourt ha lamentado que el PP "no se comprometa más con el tratamiento al final de la vida" y que no se obligue al Ejecutivo a una actuación más concreta en cuidados paliativos.

Asimismo ha criticado que no se haya mantenido su propuesta de ofrecer ayudas sociales e incluso bajas laborales a los cuidadores principales de estos enfermos.

Por su parte, el senador del PNV José María Cazalis, ha defendido la abstención de su grupo en la votación porque ha opinado que este tipo de cuidados pueden prestarse desde los servicios de Atención Primaria y no tener que recurrir obligatoriamente a las unidades específicas.

Mónica Almiñana, de Entesa, ha denunciado, por su parte, las grandes diferencias que hay entre CCAA en cuanto al acceso a estos servicios y ha advertido de que existe una importante desinformación sobre cómo funcionan o qué ofrecen.

Almiñana ha asegurado que por cada 80.000 habitantes debería haber una unidad de cuidados paliativos y ha destacado que, para llegar a este ratio, harían falta 200 unidades más.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha