eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Utilizan con éxito en Nepal un radar de la NASA que detecta los latidos de supervivientes bajo los escombros

Es capaz de localizar un corazón humano a nueve metros de profundidad y diferenciarlo del de cualquier otro animal

Ha logrado sacar con vida a cuatro personas bajo dos montañas de ruinas en una de las provincias más castigadas

La Unidad de Emergencias española utiliza un sistema que capta sonido, pero solo sirve si la víctima está consciente

- PUBLICIDAD -
El radar de la NASA que detecta latidos

El radar de la NASA que detecta latidos

Un radar de microondas de alta precisión diseñado por la NASA ha servido para localizar entre los escombros a cuatro supervivientes del terremoto de Nepal. El dispositivo, llamado Finder por sus iniciales en inglés de Respuesta para Búsqueda de Individuos en Emergencias y Desastres, es capaz de detectar los latidos de un corazón humano hasta a nueve metros de profundidad y diferenciarlos de los de cualquier otro animal.

Diseñado en el año 2013 por el Departamento de Ciencia y Tecnología de la Dirección de Seguridad Nacional (DSN) y el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, el Finder había sido probado en varias ocasiones, pero nunca en un suceso de esta magnitud. "El verdadero reto de una nueva tecnología es comprobar su funcionamiento en una operación real", ha declarado el doctor Reginald Brothers, miembro de DSN.

El nuevo seísmo llega cuando Nepal aún trata de recuperarse del terremoto del pasado 25 de abril que dejó a 8 millones de personas afectadas y más de 8.000 muertos. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Víctimas del segundo terremoto de Nepal, de 7,3 grados

El seísmo que el 25 de abril sacudió la tierra en Nepal ha provocado el derrumbe de miles de casas y edificios y dejado más de 7.000 muertos.  Un segundo seísmo el martes 12 de mayo ha agravado la desgracia. Los días posteriores a la primera catástrofe, diversos equipos de rescate de distintos países fueron llegando a la región para ayudar a las autoridades locales en las labores de rescate. Los dos prototipos del Finder llegaron a Nepal el 29 de abril y sirvieron de soporte a un equipo internacional formado por especialistas en rescate de China, Holanda y Bélgica, que sumaron sus esfuerzos a un equipo formado por militares nepalíes.

Las labores de rescate de este equipo se centraron en el municipio de Chautara, perteneciente al distrito de Sindhupalchok, en el que, según la Cruz Roja, más del 90% de las viviendas se derrumbó tras el terremoto. Tras unos días de búsqueda, el equipo consiguió localizar el latido de varias personas que estaban atrapadas bajo dos grandes montañas de escombros. Tras localizar a los cuatro hombres, los equipos de rescate consiguieron sacarlos con vida y trasladarlos a un centro donde se recuperan de sus heridas.

Detecta la frecuencia cardíaca

El dispositivo se basa en la utilización de microondas dado que "este tipo de ondas tienen una capacidad de penetración muy buena y pueden atravesar varios tipos de materiales, como los escombros de un derrumbe", explica Mateo Burgos, catedrático del Departamento de Señales, Sistemas y Radiocomunicaciones de la Universidad Politécnica de Madrid.

Cuando las microondas generadas por el Finder llegan a un cuerpo rebotan, lo que da su localización. Este rebote de la señal se produce porque "las personas estamos compuestas fundamentalmente de agua, algo que no atraviesan bien las ondas electromagnéticas", explica Burgos.

La UE estudia dar ayuda financiera a Nepal tras el "devastador" terremoto

Labores de rescate tras el primer terremoto de Nepal

Para evitar confundir a las personas con otros materiales, como acumulaciones de agua o plantas, este tipo de dispositivos utilizan el llamado "efecto Doppler, que es un efecto característico que se produce con objetos en movimiento", explica Burgos. En este caso, lo que produce este efecto es el latido del corazón, "ya que el pequeño movimiento de expansión (diástole), provoca una cambio en la frecuencia que el radar es capaz de detectar". Además, el radar se puede ajustar para que detecte la frecuencia cardíaca de un ser humano, diferenciándola de otro tipo de animales que pueda haber bajo los escombros, como las ratas.

La tecnología de España

Para los profesionales que trabajan sobre el terreno, este tipo de avances tecnológicos "representan el futuro y son el siguiente paso en los sistemas electrónicos para buscar víctimas", según ha afirmado la cabo primero Eva María Garrido, miembro de la  Unidad Militar de Emergencias (UME) que llegó este martes de Nepal.

Actualmente el equipo técnico que trabaja con dispositivos electrónicos dentro la UME dispone de geófonos, unos dispositivos que ayudan a localizar sonidos bajo los escombros. Sin embargo, aclara Garrido, "estos dispositivos solo sirven si la víctima está consciente y responde a nuestra llamada mediante golpes o gritos".

La cabo primera confirma que la UME ha estado realizando pruebas con dispositivos similares al Finder, pero de menor capacidad y que los resultados "han sido muy buenos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha