Focos

El laboratorio del Sovaldi prevé diez años de ventas aseguradas de sus fármacos contra la hepatitis C

El presidente de Gilead contestó así a la preocupación de algunos inversores por la alta eficacia de sus medicinas contra la hepatitis C, en comparación con las del sida, que se toman durante décadas

Las autorizaciones rápidas en Europa dispararán unas ventas que pueden llegar a más de 10.500 millones de euros en 2015

En Estados Unidos se tardarían unos seis años en tratar a todos los infectados por el virus, sin contar a los que no han sido diagnosticados

- PUBLICIDAD -
Afectados por la hepatitis C frente a la sede de Gilead en Madrid /PLAFHC

Afectados por la hepatitis C frente a la sede de Gilead en Madrid /PLAFHC

Gilead cree que tiene asegurada una década de ventas de miles de millones de euros gracias a sus antivirales contra la hepatitis C. Algunos inversores del laboratorio estadounidense Gilead estaban preocupados por la alta eficacia de estos últimos productos lanzados al mercado. Los fármacos, que llegan a curar hasta un 90% de los casos de esta infección, se toman en ciclos muy cortos –de 12 a 48 semanas–, lo que limita las ventas.

El presidente de la farmacéutica, John F. Milligan, los tranquilizó en el encuentro que mantuvo con los accionistas el 10 de febrero en Nueva York. Su previsión es que los tratamientos se alarguen, al menos, hasta 10 años.

El volumen de personas enfermas es lo que sustenta los cálculos del jefe de Operaciones. Milligan ha contado que, sólo en Estados Unidos "hay 1,6 millones de infectados por el virus HCV" y que, con esa bolsa, "se tardaría unos seis años en tratar a todos". "Además de eso, una cantidad igual está todavía por diagnosticar, por lo que seguiremos jugando un papel durante un periodo de tiempo mucho más largo", aseguró.

Europa también va a desempeñar un papel importante en ese volumen de negocio. El laboratorio tiene claro que el número de europeos tratados con sus antivirales crecerá exponencialmente: "Las negociaciones para la aprobación en los países europeos de Harvoni [el tratamiento combinado de Gilead que hace innecesario añadir al Sovaldi otras medicinas de la competencia] están yendo muy muy rápido. Los que tienen que pagar los medicamentos ven los beneficios de que más pacientes que nunca puedan beneficiarse". Las autorizaciones rápidas en Europa dispararán unas ventas, piensan, que pueden llegar a más de 10.500 millones de euros en 2015.

Datos de los sistemas de financiación pública

El ejecutivo estadounidense desveló algunos datos de su negociación y extensión en Europa que los países parecen mantener celosamente reservados. Así, Milligan aseguró que en 2014, 17.000 personas tuvieron acceso a Sovaldi en Francia mediante un "programa provisional mientras se cerraban las negociaciones sobre el precio". También subrayó que este país "aumentará muy significativamente el presupuesto dedicado [a Sovaldi] a cambio de las concesiones en el precio que hemos hecho".

"Hemos alcanzado acuerdos similares [por los que los Estados se comprometen a asegurar la adquisición de un número de tratamientos] en Italia y España, donde la hepatitis C es un problema de dimensión considerable", explicaba Milligan a los inversores. "Si se comprometen a comprarnos un volumen determinado, nos comprometemos a hacer concesiones", remachó.

El Ministerio de Sanidad aún no ha revelado cuántos serán finalmente los pacientes a los que se les administrará este revolucionario tratamiento ni tampoco qué precio pagará a Gilead por los medicamentos. Mientras tanto, el comité de expertos reunido por el Gobierno que debía elaborar una estrategia general para abordar el problema de la hepatitis C aún no se ha pronunciado. Alonso prometió que lo haría hace una semana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha