eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los niños y los adolescentes también pueden ser hipertensos

- PUBLICIDAD -
Los niños y los adolescentes también pueden ser hipertensos

Los niños y los adolescentes también pueden ser hipertensos

La hipertensión es un problema de salud que padece el 35 % de los españoles y que también puede afectar a los niños y adolescentes, de hecho, debido al sedentarismo y a la mala dieta, causantes de la obesidad y el sobrepeso, el porcentaje de menores que padece esta patología va en aumento.

Es un aviso que han lanzado expertos como el presidente de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA), Julián Segura, y la presidenta de la Asociación Española de Hipertensión (EHRICA), Lucía Guerrero, quienes han alertado de que unos cuatro millones de españoles son hipertensos y no lo saben.

En una rueda de prensa con motivo del Día Mundial de la Hipertensión, Segura ha explicado que es una enfermedad asintomática, que puede desembocar en complicaciones serias como ictus o infarto si no se trata de forma adecuada.

Ha comentado que las personas que son hipertensas y no lo saben suelen ser jóvenes de entre 30 y 35 años, asintomáticos, que en muchos casos tienen antecedentes familiares de la enfermedad, que no hacen deporte y, además, tienen sobrepeso o son obesos.

Precisamente el sedentarismo y una dieta poco equilibrada con gran presencia de la sal, son los principales culpables de que estén aumentando los casos de hipertensión en niños y en adolescentes, según han coincidido Segura y Guerrero, aunque no han podido precisar una cifra debido a que no hay datos disponibles.

Segura ha destacado que es "muy difícil" hacer ver a un niño que "deje los videojuegos y salga a la calle a jugar" con lo que el problema en este tipo de edades es complicado de manejar.

Para detectar posibles menores con hipertensión, la presidenta de EHRICA apunta que esta asociación de enfermeras ha puesto en marcha algunas iniciativas informativas, sobre todo cuando los pacientes acuden a la consulta para ponerse la vacuna de los 14 años.

Así, ha instado a los menores a hacer ejercicio físico y llevar una dieta equilibrada.

Respecto al ejercicio, Segura ha indicado que los niños deberían hacerlo durante unos 420 minutos a la semana, es decir, una hora al día, mientras que los adultos tendrían que hacerlo unos 150 minutos semanales (dos horas y media).

Además del ejercicio, para prevenir o en muchos casos controlar la hipertensión es necesario incorporar a la rutina diaria unos hábitos de vida más saludables como disminuir el consumo de sal y grasas, aumentar el de frutas y verduras, y dejar de fumar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha