eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los obispos piden agotar medios pacíficos en Siria sin perder derecho a defensa

- PUBLICIDAD -
Los obispos piden agotar medios pacíficos en Siria sin perder el derecho a defensa

Los obispos piden agotar medios pacíficos en Siria sin perder el derecho a defensa

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, se ha mostrado hoy partidario de agotar todos los medios pacíficos antes de llevar a cabo una intervención militar en Siria, pero sin perder de vista el derecho a la defensa y a la injerencia humanitaria.

Así se ha pronunciado hoy el portavoz de la CEE en rueda de prensa posterior a la reunión de la CVI Asamblea Plenaria de los obispos al ser preguntado por la posición de la Iglesia española ante una posible intervención militar en Siria e Irak.

Gil Tamayo se ha remitido a la Santa Sede, pero ha afirmado que "lo que siempre se va a buscar es la paz y se van a agotar todos los medios pacíficos que lleven a su consecución".

No obstante, ha añadido que "hay principios que se tendrán que estudiar, como el derecho a la defensa y la cuestión de la injerencia humanitaria" al mismo tiempo que el principio de legalidad establecido por las Naciones Unidas y el de proporcionalidad.

"Yo sólo me puedo mover a nivel de principios, no soy estratega ni tengo conocimientos, por lo tanto me remito a lo que la Santa Sede pueda decir", ha señalado.

Sin embargo, el portavoz de la CEE sí ha pedido "coherencia" en todos los ámbitos y ha recalcado que "no podemos estar invocando la paz y al mismo tiempo permitiendo la venta de armas de forma masiva y sobretodo indiscriminada".

Armas, ha advertido, que llegan a manos de quienes pueden usarlas "perturbando el orden internacional y afectando a poblaciones indefensas e inocentes".

"Creo que no sólo es en el ámbito de una intervención militar, sino también a la hora de la regulación de la venta de armas, porque la coherencia en las cuestiones que afectan a la paz tiene que ser en todos los ámbitos. Si no, estaríamos llenándonos los bolsillos", ha subrayado.

El secretario general de la CEE ha advertido, además de los dos "grandes peligros para la paz" que son -a su juicio- el laicismo que quiere excluir el hecho religioso de la vida social y pública como si no existiera y reducirlo al ámbito privado, y el fundamentalismo.

Así, ha defendido que el hecho religioso tiene una implicación social, forma parte de la vida de las personas y de su dimensión social, "con exquisito respeto a las convicciones de los demás".

Ha alertado también de los fundamentalismos "que exacerban el sentido religioso y la fe hasta el punto de querer imponerla por la fuerza".

En este sentido, Gil Tamayo ha insistido en que "no se puede matar en nombre de Dios" y ha condenado los atentados de París y el que ha tenido lugar hoy en Mali denunciando la invocación a Dios por parte de los terroristas como "una perversión del hecho religioso".

Ha pedido mirar a Oriente Medio y que la sociedad no se "acostumbre" al sufrimiento de los seres inocentes y a la plaga del terrorismo.

Al mismo tiempo ha pedido que no se generalice, ataque, ni se ponga en cuestión la fe "sincera" de tantos millones de musulmanes y que no se asocie a los refugiados con delincuentes, ya que tienen derecho a que su vida sea preservada y a rehacerla fuera de sus países.

Gil Tamayo ha sido preguntado también por las propuestas electorales de algunos partidos favorables a eliminar las clases de religión y los acuerdos entre Iglesia y Estado, y ha asegurado que en la CEE "no hay preocupación" por este asunto y que "hay que saber entender los mensajes" ya que estamos en tiempo de campaña electoral.

Ha recordado que hay numerosos padres que llevan a sus hijos a colegios católicos y a clase de religión y que también son votantes y ha advertido de que todas las tradiciones, fiestas y costumbres ancladas en la sociedad española "no se quitan de la noche a la mañana".

Por su parte, el vicesecretario de Asuntos Económicos, Fernando Giménez Barriocanal, ha presentado los presupuestos de la CEE para 2016, que estima que alcanzarán los 264 millones de euros a la espera de conocer los datos de la asignación tributaria.

De ellos, 215 millones se destinarán a las diócesis; 17,7 al pago de la Seguridad Social del clero y prestaciones sociales; 2,3 millones a la retribución de los obispos; 4 a ayuda de proyectos de rehabilitación y construcción de templos y 6,2 a las Cáritas diocesanas, entre otros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha