eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La oposición francesa ataca al Gobierno por su "imprevisión" ante el huracán

- PUBLICIDAD -
La oposición francesa ataca al Gobierno por su "imprevisión" ante el huracán

La oposición francesa ataca al Gobierno por su "imprevisión" ante el huracán

Los principales partidos de la oposición francesa criticaron hoy al Gobierno por lo que juzgan como una mala preparación ante el paso del huracán Irma por las islas antillanas de San Martín y San Bartolomé, que dejaron diez muertos y unos 1.200 millones de euros en daños.

El dirigente del partido conservador Los Republicanos Eric Ciotti consideró que ha habido una "insuficiencia del Estado" en los territorios de ultramar, debida a "la falta de anticipación".

Ciotti fue especialmente crítico con los actos de pillaje que se produjeron tras el paso de Irma, que a su juicio podría haberse evitado si el Gobierno hubiese enviado refuerzos para controlar la seguridad en las islas.

Por ello, reclamó la creación de una comisión de investigación parlamentaria que examine si el Ejecutivo del primer ministro, Édouard Philippe, hizo todo lo que estaba en sus manos para protegerse del desastre y sus consecuencias.

Esa misma petición fue formulada por el líder izquierdista de La Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, que también reclamó esa comisión "para saber si se destinaron suficientes fuerzas militares y civiles, cuando se sabía que el huracán estaba llegando".

La primera en cargar contra la supuesta inacción gubernamental fue la presidenta del ultraderechista Frente Nacional, Marine Le Pen, quien ayer denunció los medios "absolutamente insuficientes" dirigidos a evitar los efectos de Irma.

El Gobierno se apresuró a defenderse de estos ataques, que el portavoz del Ejecutivo, Christophe Castaner, consideró en Twitter como una "instrumentalización del sufrimiento" de sus compatriotas en las islas.

También intervino en el debate el ministro francés del Interior, Gérard Collomb, muy criticado por la oposición, quien aseveró que 500 gendarmes, junto a 60 militares, fueron desplegados para preservar el orden público.

Según Collomb, la prioridad de las fuerzas de seguridad fue hacer llegar agua potable a todas aquellas zonas con problemas de abastecimiento, mientras que la segunda consigna se refería a la seguridad y a la prevención de los actos de pillaje.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha