eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Las mentiras, exageraciones y declaraciones más sorprendentes de Trump sobre el 11-S

El candidato republicano ha llegado a jactarse de que, gracias al 11-S, su edificio volvió a ser el más alto del distrito financiero de Nueva York

También ha asegurado que, si él hubiera sido el presidente, "los que derribaron el World Trade Center no habrían estado allí y no habrían podido derribarlo"

- PUBLICIDAD -
Donald Trump acusa a la prensa de "distorsionar" sus comentarios sobre México

"En una fecha tan especial, el 11-S, me gustaría mandar mis mejores deseos a todos, incluso a los perdedores y a los que me odian", dijo Donald Trump en un aniversario anterior. EFE

Donald Trump interrumpió la campaña presidencial en el aniversario de los atentados terroristas del 11 de setiembre de 2001 y guardó silencio durante todo el domingo. Se limitó a emitir un comunicado. Esta actitud contrasta con las declaraciones que ha hecho en torno a los atentados a lo largo de los últimos 15 años.

Inmediatamente después del ataque contra las Torres Gemelas, el empresario neoyorquino habló con un presentador de noticias de la ciudad que le preguntó qué lecciones había aprendido de esta tragedia, en su condición de propietario de inmuebles en el distrito financiero. El pensamiento de Trump se centró en sus propiedades.

"Fue una llamada de teléfono sorprendente", respondió Trump. "Quiero decir, el número 40 de Wall Street (un edificio de Trump) era el segundo edificio más alto del Bajo Manhattan. Antes de que se construyera el World Trade Center, mi edificio era el más alto. Tras la construcción de las Torres Gemelas, mi edificio pasó a ser el segundo más alto. Ahora, vuelve a ser el más alto".

Tras los atentados, el estado de Nueva York impulsó un programa de ayudas a los pequeños negocios del distrito financiero y el edificio de Trump se benefició de una subvención de 150.000 dólares. En abril de 2016, Trump indicó que esta suma fue probablemente una forma de compensarlo por el hecho de que durante meses permitió que "muchas personas se quedaran en el edificio, lo utilizaran y guardaran sus pertenencias allí".

En declaraciones al periódico The New York Daily News, el personal que participó en las tareas de limpieza de escombros y reconstrucción ha cuestionado la versión de Trump y pone en duda que el empresario hubiera ayudado. Sin embargo, en sus últimos mítines Trump ha seguido alardeando de su labor. En uno de sus mítines afirmó que "estuvo presente en las tareas de limpieza, observó y ayudó un poco".

Nadie sabe cuánto dinero donó Trump a las tareas de limpieza y reconstrucción de la Zona Cero o a las entidades sin ánimo de lucro que se crearon tras los atentados del 11-S, si bien el periódico The Washington Post lo ha estado investigando. El periódico descubrió que Trump no ha hecho ninguna donación al museo del 11-S. Justo antes de las primarias del Partido Republicano, la fundación del empresario, que desde 2008 se había limitado a gastar dinero procedente de otros donantes, dio 100.000 dólares al museo.

En declaraciones a The Daily Mail, una portavoz de Trump indicó que el empresario ha donado un total de 102 millones de dólares a cientos de fundaciones sin ánimo de lucro y que gran parte de esta suma ha servido para ayudar a los afectados por los atentados. A pesar de que han recibido muchas solicitudes en este sentido, los responsables de la campaña se han negado a aportar documentos que demuestren que se han hecho estas donaciones y tampoco han querido mostrar los documentos de las desgravaciones fiscales correspondientes.

 Si él gobernase, no habría habido 11-S

Tras los atentados, Trump instó a la ciudad de Nueva York a volver a construir un edificio en la Zona Cero, pero unos años más tarde abogó por no construirlo ya que, según él, el proyecto "era horrible".

"Si lo construimos respetando el proyecto, los terroristas habrán ganado", le explicó al presentador de la MSNBC Chris Matthews en 2005. "Si construimos un nuevo World Trade Center y es más alto y más sólido que el anterior, hemos ganado. Lo que quiero decir, Chris, es que no quiero que ganen los terroristas. Y eso es lo que pasará si construimos esta basura".

Durante la campaña presidencial, Trump ha insinuado que los atentados están relacionados con la pasividad de los líderes políticos de Estados Unidos. "El World Trade Center se hundió durante el mandato de George W. Bush", indicó durante un debate celebrado en febrero: "No nos supo proteger, eso no es seguridad, no es seguridad".

En agosto, el candidato republicano señaló que muy probablemente bajo su mandato y con las medidas que él quiere impulsar "los que derribaron el World Trade Center no habrían estado allí y no habrían podido derribar el World Trade Center, para que nos entendamos".

Un mes más tarde, afirmó que si él hubiese sido presidente "habría sido más duro con el terrorismo. Yo habría capturado a Bin Laden mucho antes, de hecho antes de que atentara contra las Torres Gemelas".

En otro debate, cuando otro candidato republicano, Ted Cruz, lo criticó y salieron a la luz "los valores neoyorquinos", hizo una reflexión inusual en él. "Todos pudimos ver los valores neoyorquinos tras los atentados del 11-S", dijo. "En los momentos más difíciles, fuimos un ejemplo de valentía para el mundo entero y mostramos el corazón y el alma de Estados Unidos".

 Los supuestos musulmanes que celebraron el atentado

En los mítines celebrados en este último año, el empresario ha hablado en repetidas ocasiones de los estadounidenses musulmanes y ha afirmado que celebraron el atentado. Ha repetido muchas veces la afirmación "miles y miles de personas vitorearon en Jersey City", en el estado de Nueva Jersey, el mismo día de los atentados.

Esta historia es falsa, la policía ha negado su veracidad y no existen imágenes que la demuestren. De hecho, Trump se mofó de un periodista que mencionó este rumor en un reportaje publicado en 2001.

Trump también ha llegado a afirmar que "cientos de amigos" murieron en el atentado. Los responsables de su campaña se han negado a dar nombres. En el XII aniversario del atentado, no mandó ninguna dedicatoria para recordar a alguna de las 2996 víctimas ni escribió a sus familias.

Lo que sí hizo fue publicar el siguiente tuit: "en una fecha tan especial, el 11-S, me gustaría mandar mis mejores deseos a todos, incluso a los perdedores y a los que me odian".

Este domingo, el candidato republicano visitó el memorial del World Trade Center, junto a la candidata demócrata Hillary Clinton. "En el día de hoy recordamos con tristeza pero también buscamos soluciones", dijo en un comunicado. "Quince años atrás, Estados Unidos sufrió el peor atentado terrorista de su historia. Miles de madres, padres, hermanas, hermanos y de niños inocentes fueron asesinados por el terrorismo islámico más radical".

Traducción de Emma Reverter

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha