eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

El fin del mundo lo anunciará una señora estridente vestida de rosa

Durante décadas, Ri Chun-hee ha sido la encargada de dar las noticias al pueblo norcoreano, y su particular estilo se ha ganado el favor de Kim Jong-un

Aunque ahora mismo está retirada, vuelve a la cadena nacional para anunciar noticias importantes de ámbito militar, como los ensayos nucleares

- PUBLICIDAD -
“Cuando Ri anunciaba noticias, los enemigos temblaban de miedo” // CNN

“Cuando Ri anunciaba noticias, los enemigos temblaban de miedo” // CNN

El apocalipsis será televisado y presentado por una mujer norcoreana que viste de rosa y da las noticias casi gritando. Ri Chun-hee es el rostro más conocido de la Televisión Central de Corea, que aparece en pantalla cada vez que el país da un nuevo paso hacia la consecución de sus ambiciones nucleares, anunciando las proclamaciones estatales con una voz atronadora y siempre llena de entusiasmo.

"La prueba de una bomba de hidrógeno diseñada para ser instalada en nuestro misil balístico intercontinental fue todo un éxito", dijo Ri este fin de semana, mientras temblaba de emoción al informar sobre la detonación nuclear más poderosa de Corea del Norte hasta el momento. "Se trata de un paso muy importante para completar el programa de armamento nuclear del país".

La mujer de 74 años es conocida como la "presentadora del pueblo" y tiene predilección por los atuendos color rosa. Normalmente suele llevar puesto un hanbok, una vestimenta tradicional coreana, aunque también lleva prendas occidentales, con prominentes hombreras y, por supuesto, todo combinando su color favorito. Su estruendosa voz habla por el régimen en un país donde el líder Kim Jong-un rara vez se dirige al pueblo directamente. Pero, ¿quién es la "mujer de rosa" de Corea del Norte?

Ri nació en 1943 en el seno de una familia pobre en Tongchong, en lo que es ahora el sureste de Corea del Norte, y estudió artes escénicas en la Universidad de Teatro de Pyongyang. Empezó a trabajar en la KCTV en 1971 y ascendió a presentadora principal de noticias solo tres años después. Durante varias décadas, se ha librado de los cambios de puesto y ha sobrevivido a purgas políticas –peligros comunes en cualquier trabajo dentro del país– que sí que han terminado con las carreras de muchos de sus colegas.

Se cree que su entrega melodramática se ha ganado la admiración del actual líder, algo esencial para sobrevivir bajo ese régimen. Pocas veces se aleja de su estilo belicoso, aunque es verdad que lloró al anunciar en directo la muerte del líder Kim Il-sung, y la de su sucesor, Kim Jong-il.

Aunque oficialmente se retiró en 2012, ocasionalmente vuelve a la cadena para realizar importantes anuncios militares y pasa la mayor parte de su tiempo entrenando a la nueva generación de presentadores.

Antes de que se retirase, era una habitual en las noticias de la noche, llegaba a los hogares de todo el país anunciando la actividad cotidiana del líder: visitas a las fábricas de acero, paseos por los campos de col e inspecciones en las bases militares.

En un extraño perfil del año 2009, la revista estatal Chosun Monthly publicó que vivía una vida llena de lujos en Pyongyang con su marido, sus hijos y sus nietos. "Su voz se cultivó para ser atractiva, para que cada vez que diese las noticias, los espectadores se emocionaran", decía la revista. "Cuando Ri anunciaba noticias y comunicados, los enemigos temblaban de miedo".

Traducido por Cristina Armunia Berges

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha