eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ideas claras sobre Cataluña

Aún reconociendo las provocaciones contra Cataluña del PP y de Rajoy en la tramitación del Estatut, el inmovilismo y la ausencia de diálogo, el camino de la imposición del Govern y del Parlament no ofrece ninguna salida democrática

24 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Parlament de Catalunya 7 de setembre. Carles Puigdeont

El Parlament de Catalunya durante el pleno del pasado jueves SANDRA LÁZARO

Los independentistas catalanes, dirigidos por la CUP, han de saber que no se puede sacralizar las urnas para imponer una secesión unilateral que pasa por alto la necesidad de mayorías cualificadas para promover una decisión histórica y que desprecia una imprescindible negociación desde el marco legal vigente aún de cara a su transformación.

Lo cierto es que este grave conflicto en Cataluña, que dominará la información durante meses, le viene muy bien a Rajoy para tapar las acusaciones de corrupción sobre el PP y los problemas de un modelo de crecimiento que consagra la precariedad laboral y salarial y aumenta las desigualdades. El PP siempre ha aprovechado la existencia del terrorismo y la causa de la unidad de España como factores de su estrategia partidista e irresponsable contra el PSOE. Nunca sucedió a la inversa.

Aún reconociendo las provocaciones que lanzaron contra Cataluña el PP y Rajoy en el reciente pasado a raíz de la tramitación del Estatut, el inmovilismo que ha practicado durante años y la ausencia de una apuesta sincera por el diálogo, el camino de la imposición que han tomado el Govern y el Parlament no ofrece ninguna salida democrática. Al contrario, nos meten en un callejón sin salida en el que abundan las pasiones y el victimismo.

El desenlace soberanista que se plantea no tiene precedentes en ningún país democrático. Ni tiene nada que ver con los casos de Quebec o Escocia. Por tanto, es inadmisible si no conlleva la aceptación de la legalidad y cuenta con plenas garantías democráticas en su desarrollo. Menos aún si Puigdemont se apoya en una vía de aprobación exprés y con nocturnidad de las leyes de consulta y desconexión. Parece no importarles que todo ello debilita absolutamente las razones del objetivo secesionista cuando, además, se fomenta el enfrentamiento civil, con ataques a la libertad, y se pierden las formas elementales de la democracia para alcanzarlo.

Mientras, los Socialistas del PSC y del PSOE, con Pedro Sanchez haciendo un ejercicio de prudencia y responsabilidad democrática, venimos insistiendo en una propuesta política recogida en la Declaración de Barcelona que incluye el modelo federal y un proceso de reforma de la Constitución para –entre otras cuestiones– tratar de superar el conflicto desde el diálogo y la negociación. De ahí la propuesta de crear una Comisión especial en el Congreso, abierta al análisis político y a la búsqueda de soluciones consensuadas.

Pasan los días y se constata un aumento calculado de la tensión dirigida a los alcaldes y alcaldesas de Cataluña por lo que quiero expresar mi solidaridad y apoyo real a los hombres y mujeres del PSC en los Ayuntamientos. Lo hago consciente de que están siendo objeto de presiones y descalificaciones que irán en aumento. Ell@s son un referente para millones de ciudadanos en la defensa del Estado de Derecho, el autogobierno de Cataluña, la libertad y la democracia. Y deben saber que no están solos porque tendrán a su lado a la militancia socialista de toda España.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha