eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Diario Turing Diario Turing

La escena del podcast independiente en España

El podcast en España vive un momento de madurez que hace pensar en una expansión de un fenómeno sustentado mayoritariamente por aficionados.

El sentido de experimentalidad y de comunidad existente es una de sus riquezas.

- PUBLICIDAD -
podcasting

En la escena del podcast español podría establecerse una clara divisoria entre los podcasts que son realmente parte de programas de radio convencional, emitidos y posteriormente grabados en formato reproducible y el podcast propiamente dicho, creado expresamente para su difusión en internet y mayoritariamente aficionado. Es este último en el que vamos a fijar nuestra atención dado que no es un servicio de cadenas radiofónicas al uso sino que se trata de una forma distinta de entender la difusión de contenidos y una forma de creación con unas características y dinámicas propias.

Técnicamente, un podcast responde a una pauta fija de un contenido, sea solo audio o audiovisual, que permite la suscripción a las actualizaciones del canal, usualmente mediante RSS (sindicación de contenidos). El formato más habitual de sonido suele grabarse en MP3 u OGG, mientras que el también llamado videocast hace en MP4-vídeo.

El término podcast surge como acrónimo de la unión de dos términos, el dispositivo iPod y broadcast (difusión), dado que desde un primer momento se enfocó como una forma de hacer que los programas de radio pudiesen ser portados y oídos a voluntad. Su popularización se debe buena parte a la implementación a partir de 2005 en dispositivos de música de Apple, y su inclusión en el canal de iTunes. Esa impronta todavía puede rastrearse en la cantidad de canales sobre temas relacionados con la compañía que podemos encontrar en los sistemas de gestión de estos contenidos.

Sin embargo, el fenómeno del podcast es independiente de plataformas y dispositivos y anterior a esta inclusión en una plataforma concreta. El disponer de programas de radio "a la carta" surgió como idea en 2003 de la mano de Adam Curry, que insertó en el código de RSS archivos adjuntos en XML. Partiendo de esa idea, se sucedió la inclusión de grabaciones de programas en éstas y en 2004 se hablaba por primera vez del término podcast para denominarlo en un artículo del diario "The Guardian".

Una de las características más destacadas del podcast es su capacidad de actualizar contenidos mediante canales de redistribución, más conocidos como los RSS. Esta es una de las funciones que dan razón de ser a muchas de las aplicaciones dedicadas a a recopilar canales y ofrecer las actualizaciones sobre la marcha.  De hecho, los usuarios podemos disponer en la mayor parte de las ocasiones de estosprogramas en formato MP3 y disponer de ellos con el reproductor de medios y dispositivos que más oportuno consideremos.

La escena independiente

La mayoría de podcasts independiente que se realiza ahora mismo en España se hace gracias a los recursos y la dedicación de sus creadores. En este sentido, una de las características más destacadas de la escena podcast es la ausencia de competencia efectiva. Canales de  temática similar afrontan una especie de "hermanamiento" que puede palparse en las variadas puestas en común de jornadas como  las JPod , los premios variados que se ofrecen entre distintos encuentros fijados y las colaboraciones cruzadas que se suceden en diferentes sesiones.

Las jornadas JPod, que este año celebran su VIII edición en Madrid del 4 a 6 de Octubre, son el evento más estable donde se encuentran los creadores de este formato. Existe  un sentimiento de comunidad como en pocos lugares puede darse precisamente porque en su mayor parte se trata de una afición.

El sentido de experimentalidad y de comunidad existente en la escena del podcasting español es una de sus características más comunes en la escena del podcast español. Así, las jornadas agrupan a buena parte de los aficionados vinculados a este mundo, con bastante crecimiento respecto a las primeras convocatorias en las que apenas se agrupaba medio centenar de aficionados a los 410 de las jornadas de 2012.

La independencia es otra de las características radicales de toda esta escena. La capacidad de establecer una crítica sincera y sin límites de cualquier obra analizada es una de las cuestiones más valoradas por una audiencia tan fiel como participativa. Las posibilidades técnicas de canales como Facebook o Twitter mantienen una retroalimentación constante con una audiencia activa.

La variedad de géneros es tan grande como la de la propia web. Entre los más destacados, los dedicados al mundo Apple y la tecnología en general y otro grupo importante de podcast dedicados a la educación y la literatura, entre los que destacamos los denominados audiocasts o audiolibros, dedicados muchos de ellos a obras sobre las que no hay derechos de autor vigente. La temática mas geek, o friki si se quiere, también tiene un peso relevante en este escenario y ha llegado a convertirse en una de las más prolíficas y donde podemos encontrar las propuestas más elaboradas.

Entre este perfil muy cercano al de " Early adopters" o pioneros tecnológicos no es de extrañar que la ciencia-ficción y la fantasía ocupen un puesto destacado tanto entre los gustos de la audiencia como la de los productores de dichos contenidos. Entre ellos, nuestros entrevistados,  Antonio Runa, de  La Órbita de Endor y Félix de  La Biblioteca de Trantor, son dos de las figuras que destacan tanto en audiencia como en calidad de sus contenidos.

El paralelo del podcast respecto a la propia escena del blog se mantiene respecto a los criterios de calidad. No todos los podcast independientes se guían por el mismo criterio de adecuación y no son pocos los proyectos que languidecen en pocas sesiones. Sin embargo, entre esta profusión también encontramos ejemplos como los citados que gracias a las facilidades técnicas que nos ofrecen las nuevas tecnologías, posibilitan que se puedan encontrar productos que nada tienen que envidiar a las más cuidadas realizaciones radiofónicas. Aun así el eje vertebrador de todo buen programa siguen siendo los contenidos y la dirección de estos. En ambas ocasiones seguimos encontrando muy buenos ejemplos.

La popularización del medio

En el imaginario colectivo de muchos de los que se introdujeron por primera vez en el mundo del podcast pesa el trabajo de Juan Antonio Cebrián en su programa histórico "La rosa de los vientos", uno de los más escuchados de todos los tiempos. Todavía hoy podemos encontrar muchos agregadores de canales que ponen a disposición los diferentes capítulos de este programa.

En el extremo audiovisual, iniciativas cono  TED, cuyo lema "Ideas dignas de difundir", ofrecen sus charlas en canales de libre distribución desde 2006. La calidad de sus conferencias y charlas han conseguido que sea uno de los canales más destacados y referenciados a la vez a nivel mundial. La disponibilidad de estas, con subtítulos en multitud de idiomas, ha convertido esta iniciativa en un fenómeno global.

El podcast ha conseguido en estos últimos años una popularización cada vez mayor. De media los oyentes de podcast son más fieles a estos que los de la radio convencional. La posibilidad de disponer de sus audiciones preferidas en cualquier momento hace que este sea cada vez más atractivo para sectores profesionales.

En un futuro próximo, este formato derivado de la radio podría aumentar más aún su dimensión. Estudios respecto al impacto publicitario y las tasas de conversión así lo indican. Según el  Podtrac-TNS Advertising Effectiveness Studies, los anuncios insertados en la programación de un podcast son 3 veces más efectivos que los insertados en vídeos y 7 veces más que los de de la televisión convencional. La tendencia de compra también es mayor entre sus oyentes y un 69% de los suscriptores a un podcast terminan con una percepción más favorable acerca de marcas y productos anunciados en estos.

Con este panorama y la mayor difusión de internet y los dispositivos con conectividad y capacidades cada vez mayores el podcast ha desplazado en ciertos escenarios a la propia radio. Cada vez son más las emisoras que ofrecen las grabaciones de sus programas en formato digital y ofrecen canales de suscripción a estos. Muchas voces niegan la denominación de podcast a estos programas convencionales subidos a plataformas como  iTunes o iVox que inundan sus directorios pero que tiene unas características distintas y quizás por ello sean menos atractivas .

Foto cc  notfrancois


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha