eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Presupuestos contra natura

El recorte del 23% en el presupuesto del Organismo Autónomo Parques Nacionales condena las principales reservas de nuestra naturaleza al deterioro

- PUBLICIDAD -
Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido José Luis Gallego

La conservación de la naturaleza sigue siendo una cuestión menor para este Gobierno, como lo demuestra el nuevo recorte a las políticas medioambientales en los Presupuestos Generales del Estado. Siempre me he preguntado por qué los políticos conservadores son tan poco conservacionistas. Por qué muestran tanta afición por determinadas actividades extractivas vinculadas al medio natural y tan poco interés por las destinadas a su conservación y custodia, como por ejemplo el mantenimiento de los Parques Nacionales.

Nuestra red de Parques Nacionales es una de las principales del mundo y la segunda más antigua tras la de Estados Unidos. Se inauguró en 1916 con la creación del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, hoy en día integrado en el Parque Nacional Picos de Europa; y actualmente está formada por 15 espacios protegidos que ocupan en su conjunto 384.000 hectáreas que se extienden por 19 provincias y 12 comunidades autónomas, lo que equivale a un 0,7% del territorio estatal.

Teide, Sierra Nevada, Cabrera, Doñana, Ordesa, Cabañeros, Timanfaya, Aigüestortes, Monfragüe… los espacios naturales que gozan de la máxima figura de protección a nivel estatal forman un variado mosaico de ecosistemas en el que se recogen las esencias de nuestra biodiversidad. Desde marismas a campos de lava, desde cumbres nevadas a paisajes submarinos, bosques, desiertos, tablas, cañones fluviales: el propósito de la red es abarcar el catálogo de espacios más representativos de nuestra naturaleza para que el Estado se implique en su conservación y garantice su legado a las generaciones futuras.

Con ese propósito la red se ha ido ampliando a lo largo de los años, pero a un ritmo mucho menor del necesario. El último parque nacional declarado fue el de la Sierra de Guadarrama, en 2013. Sobre la mesa de la ministra ya están los proyectos del Parque Nacional de la Sierra de Las Nieves, en Málaga, y el del Mar de Las Calmas, en la isla de El Hierro, pero van para largo. Y faltan muchos más. Monegros y Cabo de Gata son a la red de Parques Nacionales lo que Murakami al Nobel: los eternos aspirantes. Pero seguro que cada lector tiene su propio candidato, y seguramente acertado.

Sin embargo, lejos de dotar a la red del presupuesto adecuado para su ampliación y desarrollo, lejos siquiera de mantenerlo para garantizar con ello la correcta gestión de la quincena de espacios que actualmente la integran, el Gobierno de Mariano Rajoy ha vuelto a reducirlo una vez más.

En 2015 el presupuesto del Organismo Autónomo Parques Nacionales era de casi 47 millones de euros. En 2016 esa partida se redujo en un 8,2% quedándose en 42,8 millones. Pero es que este año el recorte ha sido de un 23%, dejándolo en tan solo 33 millones de euros. Algo que condena al deterioro las principales reservas de nuestra naturaleza y que supone un error estratégico desde un punto de vista económico. Porque el dinero destinado al mantenimiento y mejora de los Parques Nacionales es la mejor inversión que podemos hacer en el principal sector de nuestra economía: el turismo.

La red de Parques Nacionales es uno de los motores principales del sector turístico español. Recibe alrededor de 15 millones de visitantes cada año. El parque nacional del Teide, con más de 3,2 millones de turistas (más que el Museo del Prado), es el parque más visitado de Europa y el segundo más visitado de todo el mundo. Todos los expertos señalan que el turismo de naturaleza es la mejor alternativa del sector frente al agotado, obsoleto e insostenible modelo de sol y playa. Nosotros tenemos esa alternativa ¿y qué hacemos? despreciarla.   

Dando una vez más muestras de su gran perspicacia y su sentido de la oportunidad, en 2017, año declarado por la Organización Mundial del Turismo (OMT) como Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, nuestro Gobierno anuncia el mayor recorte de la historia al principal exponente del turismo sostenible en España: la Red de Parques Nacionales.

Una medida contra natura, contraria al avance hacia un modelo de desarrollo turístico más sostenible y absolutamente desatinada desde el punto de vista económico.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha