eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Andalucía emprende la mayor rehabilitación para la eficiencia energética en un parque público de vivienda

La Consejería de Fomento y Vivienda invertirá 39,78 millones de euros para intervenciones en 583 edificios, que suman 6.630 VPO en alquiler. 

La medida incluye un proyecto de investigación para calcular el ahorro en energía y el incremento del confort que supondrán estas obras.

Es una medida incluida en el plan de construcción sostenible y se prevé que se generen unos 2.000 empleos como resultado de estos trabajos.

- PUBLICIDAD -
Andalucía impulsará la paralización de desahucios por motivos humanitarios

Cerca del 15% de las VPO en alquiler que conforman el parque público de vivienda de Andalucía mudarán la piel para gastar menos energía y ser más confortables para sus habitantes. La Consejería de Fomento y Vivienda invertirá 39,78 millones de euros (en su mayor parte provenientes de fondos europeos) en la mayor intervención en rehabilitación para la eficiencia energética desarrollada en un parque público de vivienda en todo el país. En concreto, se harán obras en 583 edificios que suman 6.630 inmuebles. Son todas viviendas protegidas en alquiler, en las que residen 26.500 personas, y se reparten por 64 municipios. 

La consejera Elena Cortés ha cifrado en 2.000 los puestos de trabajo directos que pueden crearse con este programa, tomando como referencia un año de contrato por empleo. Las obras empezarán en el último trimestre de 2014 y se prolongarán hasta mediados de 2015. Comprenden 113 intervenciones que se licitarán una a una para "favorecer que sean las pymes las que puedan acceder a estos proyectos". De hecho, según ha especificado, es un proyecto incluido en el plan de fomento de la construcción sostenible con el que se pretende generar empleo pero huyendo de los errores del pasado en este sector.

Tras recordar que Andalucía tiene el mayor parque público de vivienda del país -con 83.000 de las que 45.000 son en alquiler- la consejera ha incidido en que este programa persigue "aumentar el confort de los residentes, que son en su gran mayoría ciudadanos con escasos recursos, crear empleo ligado a la pequeña y mediana empresa y mejorar la eficiencia energética de los edificios, en línea con las directrices marcadas por la Unión Europea". También ha reivindicado esta apuesta del Gobierno de Andalucía frente a otras comunidades autónomas "gobernadas por el PP que incluso están vendiendo su parque público de viviendas, a veces con los inquilinos dentro".

Las intervenciones consisten en desmontar las cubiertas y sustituirlas por otras con mayor eficiencia térmica, mejorar el aislamiento de las fachadas rellenando las cámaras de aire con lana de roca (un tipo de aislante), sustituir las antiguas carpinterías de aluminio, instalar iluminación ecológica... También se cambiarán cubiertas de azoteas y galerías y se protegerán los edificios del sol mediante toldos u otros sistemas.

El director de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), Fernando Herrera, ha explicado que este programa va junto con un proyecto de investigación para evaluar el impacto de las intervenciones. De este modo, se han instalado sensores en edificios de ocho áreas climáticas diferentes de Andalucía para ver cuál es el gasto en energía que tienen y comprobar qué resultado dan las obras. En algunos casos, se calcula que se podrá reducir el consumo a la mitad, y en otros menos. "Los resultados de esta experiencia piloto permitirán establecer pautas para intervenciones de rehabilitación energética óptimas en el futuro", ha subrayado. 

Fernando Herrera ha expuesto también que las viviendas en las que se intervendrá se han elegido tras estudiar las 45.000 en alquiler que hay en Andalucía y se han escogido las que están en peores condiciones en función de tres parámetros: estado de conservación, accesibilidad y certificado energético. En este sentido, en una escala de eficiencia energética que va de la A a la F se pretende mejorar la graduación tras las obras. Por ejemplo, que un edificio con certificado de eficiencia energética de grado F pase a contar con el E.

Por su parte, Gaia Redaelli, directora general de Rehabilitación y Arquitectura, ha recordado que la rehabilitación y la eficiencia energética son los pilares de reconversión del sector, para lo que hay "un amplísimo margen de actuación". En este sentido, ha indicado que estas ramas suponen sólo un 28% de la construcción, un porcentaje que contrasta con la media europea, que se sitúa en el 41%, llegando la rehabilitación en algunos países, como Alemania, a alcanzar el 56%. "El peso de la rehabilitación en Andalucía con respecto al total del sector es 13 puntos menor que la media de la Unión Europea", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha