Sobre este blog

Cada vez son más las mujeres que generan empleo en Andalucía, 1,4 puntos porcentuales (por encima de la media europea, del 0,4) entre 2008 y 2011. En este blog queremos presentar casos de éxito de emprendedoras que han logrado superar las barreras sociales de género u otras barreras como el miedo al fracaso; mujeres cuya experiencia puede servir de inspiración y motivación a otras muchas en tiempos de crisis y desempleo.

Atún y chocolate en Barbate es algo más que una canción

Pepi Martínez fusiona la tradición familiar y la de su pueblo para crear bombones que saben a mar.

Es difícil saber qué fue antes si la canción de la banda sonora de la película de Pablo Carbonell, Atún y Chocolate, o la idea de Pepi Martínez. Esta barbateña lleva desde los 14 años trabajando en la pastelería familiar, una de las antiguas de la localidad gaditana, ya que abrió sus puertas en 1886. La innovación no está reñida con la tradición, o eso debió pensar esta repostera el día que decidió experimentar entre dos de los sabores que marcaron su vida: el chocolate; tan cercano a su infancia y sus padres, y el atún; el producto estrella de su tierra. “Me invitaron a dar una ponencia en la Feria del Atún y a raíz de ahí comencé a experimentar con las salazones propias de Barbate e ingredientes dulces”, cuenta.

“Yo no sé si seré o no emprendedora. Lo que tengo claro es que siempre he sido inquieta y me ha gustado crear. Mi cabeza no para. Estoy segura de que si me hubiera dedicado a otra cosa, como por ejemplo la moda, también daría que hablar”, explica. Pepi se confiesa curiosa y no sabe explicar cómo le surgen las ideas: “Muchas veces doy con algo nuevo. No sé, los caramelos para adultos, por ejemplo. Y al final pienso para mi misma: esto es un puntazo. Es como si me pusieran delante de mis ojos sólo para que yo lo viera”. asegura.

Varias de sus ideas están haciendo que su pueblo no sólo tenga fama por uno de los manjares más apreciados a nivel mundial: el atún de almadraba. Sus roquitas de mar, con mojama de atún, bonito cocido o hueva de maruca, y los caramelos para adultos con cócteles e infusiones frias son algunos de los productos estrella de Tres Martínez. “El empresario tiene que tener cierta picarezca y ser un poco frívolo. No sólo pensar en un producto, sino cómo puede ponerlo en valor. Yo pensé en potenciar mi pueblo, destacar lo propio de la zona y hacerlo de manera distinta”, sostiene. Según Pepi, “Hay que estar pendiente de todo. Prestar atención a tu entorno e intentar potenciar lo que hay en Barbate. Crear e innovar gracias a lo que conocemos”.

“Las salazones son muy valoradas aquí. Y yo pensé por qué no. Por qué no mezclar las salazones con chocolate, con futos secos. Al final no es más que lo que hacían nuestras madres, que a cualquier dulce le echan una pizca de sal”, cuenta con seguridad Pepi. “Hombre, trabajé mucho para dar con la combinación buena. Si no liga con almendras, si no le metes el crujiente del barquillo, acentúas el sabor del bonito por ejemplo con la canela, igual sabe mucho a pescado, pero qué va...Es un dulce con un punto salado al final”, añade. Sin dudar da las claves de su éxito: “cariño, fuerza y trabajo. Siempre te pueden hasta copiar tus cosas, pero tú tienes la satisfacción de que te lo has inventado”.

Pese a que Tres Martínez es una empresa centenaria, Pepi tiene que claro que siempre hay que mirar al futuro. “Tenemos tienda online y ponemos especial énfasis en la gestión de redes sociales de nuestra empresa. Una nueva ventana para atraer clientes”. El márketing no es algo nuevo y desconocido para la confitera: “Yo siempre he sabido que el producto hay que cuidarlo, utilizar un determinado envoltorio, que la tienda tenga una imagen propia. A nosotros, las propias empresas de salazones nos han querido comprar cajas de las roquillas de mar. Si vendemos los bombones al porrillo, ya pierden cierto valor”, explica.

Sus creaciones ya se venden en Madrid, Barcelona y se pueden adquirir en algunas tiendas para gourmets: “Liga muy bien con los cavas, las cervezas amargas, los vinos olorosos, los amontillados. Por eso, sí se venden en tiendas gourmets con estos productos”. Admite que sus dulces son más valorados por gente de fuera del pueblo que de dentro, pero se siente orgullosa de que la gente tenga que venir a adquirirlos a la confitería. “Para dar a conocer las roquitas he hecho de todo. Conferencias, visitas, catas creativas. Al final los de aquí lo prueban por curiosidad, pero despierta más interés fuera”, cuenta. Quién sabe si de aquí a unos años, atún y chocolate en Barbate se pueda convertir en una nueva denominación de origen.

Sobre este blog

Cada vez son más las mujeres que generan empleo en Andalucía, 1,4 puntos porcentuales (por encima de la media europea, del 0,4) entre 2008 y 2011. En este blog queremos presentar casos de éxito de emprendedoras que han logrado superar las barreras sociales de género u otras barreras como el miedo al fracaso; mujeres cuya experiencia puede servir de inspiración y motivación a otras muchas en tiempos de crisis y desempleo.

    Autores

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats