Andalucía Blogs y opinión

Sobre este blog

En Abierto es un espacio para voces universitarias, políticas, asociativas, ciudadanas, cooperativas... Un espacio para el debate, para la argumentación y para la reflexión. Porque en tiempos de cambios es necesario estar atento y escuchar. Y lo queremos hacer con el "micrófono" en abierto.

Apuntes a los apuntes de Antonio Maíllo

Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo

5

Defiende Antonio que la división del espacio político de la izquierda le facilita el camino a las derechas y al PSOE. Estoy completamente de acuerdo con eso, pero la unidad y la división son procesos colectivos que interpelan a varias bandas. Yo hago un llamamiento a IU a no romper el proyecto que cofundamos, un proyecto indudablemente andaluz que nació a contrapelo de las dinámicas centralistas de Unidas Podemos. De hecho, se puede decir que Adelante Andalucía nació a pesar de Unidas Podemos que en un principio hubiera preferido que la marca andaluza hubiera sido una simple sucursal de la estatal. Precisamente por eso, Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista se unieron al proyecto, porque les dijimos, Antonio, que Adelante Andalucía era un sujeto netamente andaluz con voluntad de trascender a las organizaciones fundadoras, con voluntad de tener vida propia y militancia propia organizada en asambleas más allá de las organizaciones fundadoras.

Nadie os pidió nunca que os desfederárais de Izquierda Unida federal, faltaría más; lo que os pedimos es que tratarais a Andalucía como tratáis a Cataluña, donde participáis de En Comú Podem, sujeto netamente catalán confederado con Unidas Podemos en el Congreso pero con papeleta propia, listas votadas en el territorio y no impuestas desde Madrid, audiencia propia con el Gobierno para debatir en clave catalana presupuestos y políticas, como la recientemente anunciada reforma del delito de secesión en la que los Comunes han tenido un papel fundamental.

Decíamos, tú también lo decías, ¿por qué Cataluña sí y Andalucía no? ¿No nos ganamos ese derecho con sangre, sudor y lágrimas el 4 de diciembre en las calles y el 28 de febrero en las urnas? El debate sobre si somos federales, confederales o independientes es pura dialéctica nominal. La pregunta es ¿quién va a negociar los Presupuestos Generales del Estado en clave andaluza? Lo harán legítimamente los grupos catalanes, gallegos, vascos, canarios y hasta Teruel Existe, pero Andalucía no existirá. Seguiremos sin recibir los 4.000 millones de € que nos corresponden por Estatuto y que necesitamos literalmente como el comer para nuestra gente, que está siendo la más afectada por las consecuencias sociales de la crisis sanitaria. Alzamos juntos la voz contra el maltrato financiero de Andalucía, por eso os decimos que habéis cambiado; ahora para vosotros levantar esa bandera es una deslealtad con el cogobierno de Madrid. Ahora hay que callarse lo de los 4.000 millones porque gobiernan “los nuestros” en Madrid, como hacen siempre PP y PSOE; ahora hay que callarse cuando el Ingreso Mínimo Vital es un unicornio, que queda muy bien dibujado y coloreado pero al que nadie realmente ha visto; ahora hay que callarse cuando no se derogan las reformas laborales, ni la ley mordaza, hay que callarse cuando vuelve a hablarse de incentivar las jubilaciones tardías a pesar de que sufrimos un paro juvenil de en torno al 50%. Siempre lo hicieron PSOE y PP cuando sus respectivos gobernaban en Madrid: bajar la bandera de Andalucía para volverla a subir cuando la alternancia colocaba en Madrid a un partido con el signo opuesto, momento en el cual se levantaba otra vez la bandera andaluza, como está haciendo ahora Moreno Bonilla. Nosotros no éramos eso Antonio. No fue eso lo que acordamos. Nosotras pensamos que se puede defender a un Gobierno que aumenta el Salario Mínimo a la vez que se le exige justicia financiera para Andalucía.

Y te lo decimos tres de las cuatro organizaciones que nos sentamos a la mesa. Este asunto se resume en la oportuna pregunta, ¿por qué en Cataluña sí y en Andalucía no, Antonio? Un solo motivo.

Y sobre el otro asunto sobre el que pasas de puntillas, Antonio: los cogobiernos con el PSOE. En eso fuimos taxativos, el acuerdo en Adelante Andalucía pasaba por haber madurado una reflexión acerca del último cogobierno que protagonizasteis con el PSOE y del que fuiste alto cargo. El cogobierno que se comprometió a reforzar los servicios públicos mientras aplicó tristemente los recortes más severos de la historia de Andalucía en educación, sanidad y servicios sociales y donde le tocó al propio Valderas anunciarlos en rueda de prensa. El cogobierno que despidió a más de 4.500 de mis (y tus) compañeros y compañeras de Educación Secundaria. El cogobierno donde prometisteis 28 leyes progresistas para Andalucía de las que solo aprobasteis dos. El cogobierno cuyo único proyecto reseñable gracias a vuestro trabajo, la Ley de la Función Social de la Vivienda, acabó muerto en el Constitucional. El cogobierno que os humilló hasta el extremo. El cogobierno donde Susana Díaz llegó a prohibir a Valderas visitar los campamentos saharauis por su servilismo con el régimen asesino marroquí. El cogobierno donde Susana Díaz os prohibió hacer una consulta a vuestras bases. El cogobierno que os retiró las competencias en vivienda. El cogobierno que después de tanta humillación os dio una patada en la espalda para imponeros un adelanto electoral a traición en el que os hundisteis electoralmente.

Y no me hables de que el tema de los cogobiernos los deciden las bases. Solo preguntáis a la s bases cuando tenéis la intención de entrar en un cogobierno y lo planteáis siempre sin ninguna alternativa deseable. De repente es como un “o entramos en el gobierno o gobierna la derecha”, “o nosotros o el caos”. No se presenta como alternativa en vuestras consultas la posibilidad de un apoyo contra la derecha desde fuera del gobierno. Preguntáis cuando ya habéis decidido entrar, mira como no preguntasteis si había que proponer un cogobierno en 2015, después de la debacle, ni en otros lugares en lo que teníais la llave como en Sevilla en las dos últimas elecciones municipales. A toque de silbato entráis en gobiernos por decisión de vuestras direcciones y luego veis cómo vestís el santo. Dios sabe que no me gusta hablarte así Antonio, más ahora que necesito buena leche para mis niñas, pero es que a lo suavón nos llamas secuestradoras y vampiras en tu artículo y yo estoy aquí sin pedir una boca prestá.

Vosotros queréis gobernar en Andalucía con el PSOE. Lo ha dicho Garzón en la SER y Martina Velarde en El Día de Córdoba, y eso es legítimo pero rompe los acuerdos fundacionales de Adelante Andalucía y el programa electoral votado por cientos de miles de andaluces y andaluzas. Creemos que es posible un acuerdo en el que Unidas Podemos pueda seguir defendiendo su estrategia de pactos mientras en Adelante podamos seguir defendiendo una estrategia andalucista de alternativa al PSOE de los recortes y la corrupción.

Te lo voy a decir con mucha honestidad y con mucha claridad: todo lo que yo pueda hacer para evitar repetir como Adelante el desastre que protagonizasteis en el cogobierno de 2012 lo voy a hacer. Que luego reconstruir desde las cenizas nos cuesta Dios y ayuda, Antonio; que si volvemos a defraudar desde un cogobierno con el PSOE andaluz a cambio de dos sillones y desaparece cualquier oposición de izquierdas le dejamos todo el campo de la impugnación a la extrema derecha y nos jugamos el futuro de mis hijas, Antonio, de todas las hijas y los hijos de Andalucía, que así es como yo lo vivo, querido amigo. Te lanzo otra pregunta sencilla, Antonio, ¿sabrías decirme un solo lugar en Andalucía en el que tras un cogobierno hayáis mejorado vuestros resultados electorales, un solo pueblo o ciudad? Te lo digo yo. Si el gobierno lo hace bien, el PSOE suele sacar mayoría absoluta y si lo hace mal, entra la derecha. El PSOE tiene una enorme capacidad de endosarnos sus contradicciones al tiempo que se apropia de nuestros logros.

Hay un argumento injusto y falaz en tu artículo, Antonio. Dices que renunciamos a hacer oposición al trifachito para hacer oposición al cogobierno de España. Eso no es verdad, Antonio

Por otro lado, hay un argumento injusto y falaz en tu artículo, Antonio, dices que renunciamos a hacer oposición al trifachito para hacer oposición al cogobierno de España. Eso no es verdad, Antonio, con poca repercusión quizá, de eso sabes tú mucho, nos partimos la cara todos los días contra el trifachito andaluz, con iniciativas y con una oposición dura y trabajadora, como la que hemos hecho siempre, por eso es tremendamente injusto que tires por tierra ese trabajo que también es el de tus seis compañeros y compañeras de IU. Así no.

Aquí están las cuestiones políticas de fondo: no frustrar la oportunidad de hacer crecer un andalucismo incipiente de izquierdas fresco, no sucursalista y solidario y no volver a invertirlo todo en ser eternamente la muleta del brazo izquierdo de un SOE que en 40 años no ha solucionado los problemas estructurales de esta tierra. Esto es lo que está en el fondo, lo demás son formalidades. Pero también voy a entrar también en las formalidades. Obviáis permanentemente que nuestra salida de Podemos fue pactada. Civilizadamente, la antigua dirección y equipos territoriales de Podemos Andalucía, donde estaba Anticapitalistas pero no solo, acordó con la dirección estatal salir de Podemos por discrepancias con el Gobierno de coalición y la falta de descentralización del proyecto de Podemos. Acordamos un hasta luego en un vídeo que protagonicé con Pablo Iglesias en el que lanzábamos el mensaje del reencuentro y de la colaboración. En ese acuerdo estaba el respeto a las posiciones del otro, también de nuestras posiciones institucionales que hoy cuestionas pero que no cuestiona mi antigua organización en base a ese acuerdo. Ojalá el espíritu de aquel “hasta luego”, la voluntad de reencuentro respetando las posiciones del otro, sin vetos y sin imposiciones nos impregne en el próximo periodo para conseguir la unidad para el cambio real de nuestra tierra. 

Sobre este blog

En Abierto es un espacio para voces universitarias, políticas, asociativas, ciudadanas, cooperativas... Un espacio para el debate, para la argumentación y para la reflexión. Porque en tiempos de cambios es necesario estar atento y escuchar. Y lo queremos hacer con el "micrófono" en abierto.

Etiquetas
Publicado el
1 de octubre de 2020 - 20:41 h

Descubre nuestras apps

stats