eldiario.es

9

El coste de una trayectoria vital

Jesús Cordero, representante de la Asociación UNSA Andalucía (United Nation Student Association) y parte del grupo que ha redactado sugerencias de avance para esta Ley, comparece este martes en el Parlamento y pone las cartas sobre la mesa

Comisión General de Planificación, Seguimiento y Evaluación del Plan Integral de la Juventud

Comisión General de Planificación, Seguimiento y Evaluación del Plan Integral de la Juventud

Cuesta mucho afinar la brújula de una trayectoria vital. Hay que tirar de sabiduría y canalladas para brindarle a los jóvenes, idiosincráticos y únicos ellos y ellas, un abanico de oportunidades para que aprendan y se desarrollen. Y no todos estamos a gusto con las mismas oportunidades y experiencias: todo buen camino mal orientado puede llevarnos a la boca del lobo feroz.

El Gobierno tiene una responsabilidad ineludible con los jóvenes. Y también un papel empoderador: ofrecer soluciones frente a una realidad incierta. La Comisión de Igualdad y Políticas Sociales del Parlamento de Andalucía se enfrenta este martes al Proyecto de Ley de Juventud (aquí). Le toca al ejecutivo socialista blandir la espada y defenderlo. Pero la oposición al completo - Partido Popular, Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida- esgrime que el Proyecto está vacío de contenido y propuestas. Es decir, que constituye poco más que un brindis al sol. El Consejo Económico y Social tampoco se ha mostrado especialmente entusiasta, al calificar de "papel mojado" la futura ley.

La oposición ha visto oportuno que los jóvenes andaluces acudan al Parlamento, para opinar, proponer y enriquecer el contenido de esta ley en pañales, que no desarrolla políticas de educación; que cree que lo adecuado en formación es crear un nuevo Plan de Empleo - priorizando a los jóvenes andaluces si y sólo si su nivel de desempleo le saca los colores a la media europea.

La futura ley nos dice a los jóvenes que, para emprender, debemos acudir a ese o aquel instituto público-privado anquilosado, obviando que somos la comunidad más innovadora y pro-tecnológica de España... Los jóvenes no podemos evaluar el impacto de estas desdibujadas y aguadas propuestas. Claro, cómo va a ser. Este proyecto ni siquiera contempla plazos de ejecución ni tiene un presupuesto. Es un fantasma.

Jesús Cordero, representante de la Asociación UNSA Andalucía y parte del grupo que ha redactado sugerencias de avance para esta Ley, comparece este martes en el Parlamento y pone las cartas sobre la mesa. Él lo tiene claro: "El Proyecto de Ley de la Juventud Andaluza adolece de ambición legislativa, ignorando la nueva revolución industrial que nuestra generación está experimentando y las herramientas que necesitamos para adaptarnos y lidera estos cambios".

Y continúa: "En España, la mayor parte de los escándalos de corrupción son de índole política y no administrativa, por lo que tiene sentido la creación de organismos de supervisión, control y prevención independientes del poder político en cada institución pública con participación ciudadana. Mecanismos ya probados con éxito en democracias consolidadas como la británica que refuercen una cultura de la ética pública que legitime un sistema cada vez más denostado según el CIS".

Como a caballo regalado hay que mirarle el diente, los jóvenes hoy propondremos y mucho: la inclusión de la juventud no asociada en la Comisión General de Planificación, Seguimiento y Evaluación del Plan Integral de la Juventud; que Andalucía sea punta de lanza del relanzamiento de los programas de Formación Profesional (FP) y FP Dual, dando continuidad al compromiso alcanzado por el Presidente Sánchez en el Acuerdo Estratégico firmado a 10 de Septiembre de 2018; o la generación de programas de capacitación en habilidades digitales, reconociendo la necesidad de los jóvenes de entender y controlar la dimensión tecnológico-digital para afrontar su proyecto vital en igualdad de condiciones.

También proponemos la creación de un Fondo de Inversiones al Emprendimiento Juvenil que emule a aquellos ya establecidos en Israel y Singapur, bajo la premisa de que la inversión pública en innovación nos hace ganar a todos por las posteriores rentas que en términos de PIB nos devuelve; no tengamos solo una "Nación Emprendedora", sino una "Comunidad Emprendedora", la andaluza; la garantía de un acceso gratuito a los jóvenes andaluces a los espacios culturales gestionados por la Junta o la creación de un bono joven de transporte con un precio subvencionado mensual.

Eso sólo para abrir boca

Y es que es mágico lo que sucede cuando permites a los jóvenes hacer uso de su ciudadanía activa.

Esa es la magia de la política cuando uno ejerce el derecho a usar la entelequia: la capacidad de marcar sobre terreno virgen una inexplorada hoja de ruta. Convierte el componente incierto de la innovación, de la idea loca, en algo de estar por casa. Genera un patrón. Gusta de decir que lo intuye y lo vislumbra. Pero, en realidad, la entelequia no es más que una mezcla de interés, magnificencia y algo de lectura.

Esperamos que todos los partidos acojan las sugerencias perpetradas por nosotros y por todos los jóvenes que toman hoy el micro, en Sevilla, para servir con soluciones a este prometedor sector del pueblo andaluz.

Es la receta del cariño. Y debiera éste hacer los moldes para que esa trayectoria vital de la que hablamos fluya.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha