Granada se queda al borde del confinamiento al superar el umbral de contagios por COVID-19 que establece la Junta de Andalucía

Jóvenes haciendo botellón en una estampa que empieza a ser habitual en las calles de Granada

La pandemia del Covid-19 va camino de volver a afectar de lleno a Granada. La capital andaluza está al borde del confinamiento después de que las cifras de contagios por coronavirus no hayan dejado de subir en las últimas semanas. Según el último informe de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, la provincia de Granada ha sumado en las últimas 24 horas un total de 536 nuevos positivos, quedándose solo por detrás de Sevilla que suma 557 pero que tiene el doble de población. Pero el dato significativo es que la incidencia acumulada en los últimos 14 días por cada 100.000 habitantes alcanza ya los 501 casos en la capital, mientras la media andaluza se queda por debajo de 200. Una cifra que en la provincia se sitúa en 352 casos acumulados en las últimas dos semanas.

El Gobierno andaluz teme que una denuncia tumbe los confinamientos de sus municipios tras el auto judicial de Madrid

El Gobierno andaluz teme que una denuncia tumbe los confinamientos de sus municipios tras el auto judicial de Madrid

El Gobierno andaluz, que estableció en 500 contagios por cada 100.000 habitantes el umbral por el que un municipio debe confinarse, ha mandado ya un aviso porque Granada capital ya ha superado esa cifra tras varias semanas con los datos de positivos disparándose. El consejero sanitario, Jesús Aguirre, asegura que desde Sevilla se ve con preocupación el aumento del número de casos en la provincia y que no se puede descartar un confinamiento. Para Aguirre, el problema reside en que las cifras han aumentado a raíz del comienzo del curso universitario.

El foco, en el arranque del curso universitario

El consejero apela "a la responsabilidad de los universitarios, sobre todo los de las residencias de estudiantes". Además, anunció que se han producido reuniones con la Universidad y el Ayuntamiento de Granada para tratar de frenar la pandemia a nivel local. El alcalde de la capital, Luis Salvador, defiende que la ciudad ha estado en agosto y septiembre en datos de contagio "por debajo de la media andaluza".

El regidor sostiene que desde el Consistorio se ha trabajado bien este verano para frenar los contagios como lo prueba el elevado número de actos culturales que se han producido sin que tuviesen incidencia en el número de positivos por Covid-19. Sin embargo, el primer edil reconoce que "estamos empezando a preocuparnos, por lo que tenemos que ser conscientes de la situación". Salvador aclara que ha hablado con el consejero de Salud para reforzar "todas las acciones que ya estábamos haciendo". En ese sentido, fuentes de la Delegación de Salud explican a este medio que "hoy por hoy no se contemplan para Granada medidas de confinamiento ni restricción de la movilidad, sí el refuerzo de la vigilancia para el correcto cumplimiento de las medidas de seguridad establecidas". Y añaden que "la tasa es solo un dato más de los muchos que se valoran por parte del Comité territorial de Alerta de Salud de Alto Impacto".

Mirando hacia el ocio juvenil

La realidad es que todas las miradas se centran en el ocio universitario. Granada, que tiene una de las universidades más importantes y demandadas del país, aumenta exponencialmente su población con el inicio de cada curso. La población censada en la capital es de, aproximadamente, 230.000 personas, pero cada año la Universidad de Granada tiene matriculados alrededor de 55.000 estudiantes, de los que alrededor de un 10% son alumnos procedentes de diferentes países de Europa gracias al programa Erasmus.

Las restricciones en el ocio nocturno que se están viviendo en este inicio de curso están marcando la agenda sanitaria de Granada. Con los bares de copas y las discotecas cerradas cada noche, se están haciendo cada vez más habituales las estampas de jóvenes agolpados en calles donde se realizan botellones y donde la Policía Local, con falta de efectivos, no siempre llega. Según denuncian vecinos de la zona de Pedro Antonio de Alarcón, la más habitual para el ocio universitario, la presencia policial es escasa, pero la actividad en las calles sigue siendo tan alta como en cualquier otro curso normal.

Por eso, desde la Universidad de Granda se llama a la prudencia de los jóvenes. Aunque recuerdan que no todo el ocio nocturno juvenil que se está produciendo está relacionado con estudiantes suyos, fuentes universitarias sí admiten que se están llevando a cabo charlas en las facultades para pedir responsabilidad al alumnado. Sin embargo, las mismas voces reconocen que no pueden hacer nada cuando los jóvenes salen de la universidad, porque no tienen competencia para ello.

Por otro lado, el Defensor del Ciudadano en Granada, Manuel Martín, reconoce a este medio que en las últimas semanas está recibiendo “muchísimas” quejas de vecinos por culpa de los botellones en las calles y fiestas en pisos compartidos. Unas palabras que coinciden con el análisis que hacen fuentes de un hospital granadino: "En los últimos días prácticamente solo atendemos a jóvenes".

Etiquetas
Publicado el
9 de octubre de 2020 - 14:59 h

Descubre nuestras apps

stats