El Parlamento aprueba las medidas para la recuperación de Andalucía de PP, Cs y Vox con el rechazo de la izquierda

Manuel Gavira, este jueves ante el Pleno del Parlamento

El Parlamento andaluz ha aprobado este jueves el dictamen de la comisión para la recuperación económica y social de Andalucía, un compendio de medidas contra la pandemia de coronavirus propuestas y pactadas por los tres partidos que sustentan al Gobierno de Juan Manuel Moreno: PP, Ciudadanos y Vox, tras escuchar a 134 comparecientes (colectivos, asociaciones, sindicatos). PSOE y Adelante Andalucía no participaron ni en la comisión ni en el dictamen y, en consecuencia, han votado en contra del texto sin entrar demasiado en el contenido. Las dos formaciones de izquierdas en la oposición se ausentaron de la comisión en protesta por que la presidía Vox, el único partido que votó en contra de su creación.

Su rechazo se quedó clavado ahí. Aunque el dictamen recoge medidas muy generales que no desentonan con el ideario de izquierdas, los dos grupos pactaron minutos antes del debate responder al unísono con un rechazo rotundo. "Este dictamen nace muerto porque da cobertura a un partido franquista, machista, racista, xenófobo y rancio", advirtió el portavoz de Adelante, José Ignacio García, durante su intervención. El portavoz de Vox, Alejandro Hernández, se quejó de que el no de la izquierda estuviera siempre amparado en la palabra "ultraderecha". El portavoz de Ciudadanos, Fran Carrillo, afeó al PSOE y a Adelante que se hubieran ausentado de la comisión de recuperación con el pretexto de que la presidía Vox. "Con ese argumento, ¿por qué no abandonan también la comisión de Cultura, que preside una diputada de Vox? No lo hacen porque ahí se debaten cuestiones ideológicas que a ustedes les interesan", dijo Carrillo, en referencia a las políticas de Memoria Histórica.

El dictamen para la recuperación contiene 500 medidas agrupadas en 16 bloques, algunas dependen del Ejecutivo andaluz y otras del Gobierno central. El texto no viene acompañado de memoria económica y, en algunos casos, trasciende el marco de las políticas contra la pandemia y se adentra en asuntos que tienen más que ver con el frontispicio identitario de Vox: la tauromaquia, la seguridad frente a la inmigración irregular... Con todo, el resultado final fue fruto de la intervención exhaustiva de PP y Ciudadanos, que barrieron del primero borrador del dictamen -elaborado por el presidente de la comisión, el diputado de Vox Manuel Gavira- todas las obsesiones políticas del partido ultraconservador. Incluida la coletilla "mientras dure el Estado de las autonomías", en clara referencia al rechazo del grupo de Santiago Abascal al Estatuto andaluz y el actual diseño territorial del país recogido en la Constitución.

Desde hoy, el Parlamento hace suyo el dictamen para la recuperación de Andalucía, aunque carezca de la unidad política que demandó el presidente Moreno cuando demandó al resto de fuerzas una "gran alianza por Andalucía" frente a la pandemia. La líder de la oposición, la socialista Susana Díaz, recogió ese guante, y fue ella quien demandó que el vehículo del consenso fuera una comisión parlamentaria. Pero Vox no estaba de acuerdo, y eso dejaba en minoría a PP y Cs frente a los grupos de izquierda. Para recuperar el equilibrio del bloque conservador, los dos partidos que forman el Gobierno de coalición ofrecieron al partido de Abascal presidir la comisión que habían despreciado, y estos aceptaron. La izquierda se salió y la unidad política se fracturó antes incluso de que empezase el debate sobre las medidas.

En su exposición del dictamen, Gavira lamentó que el PSOE-A y Adelante no hayan participado en los trabajos de la comisión, quienes "han ofendido a los andaluces, a los que siguen mintiendo". "A esta comisión han venido andaluces a contarnos sus penitas y los que no las han escuchado han sido ustedes", advirtió. El portavoz parlamentario socialista, José Fiscal, subió a la tribuna para dejar claro que no iban a "ser cómplices de un paripé o broma orquestada por PP-A y Cs para contentar a Vox". La parlamentaria del PP-A Ana Vanessa García acusó a la izquierda de "no haberse leído el dictamen", y les afeó su "gamberrismo institucional".

Contenido del dictamen

En el dictamen se recogen consideraciones como que la "colaboración y cooperación con el Gobierno central debe ser una exigencia irrenunciable. En relación con las demandas a la Junta en materia sanitaria, se le plantea la aprobación de un Plan específico para Pandemias, englobado dentro del Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias, con actuaciones de coordinación con otras administraciones, como el Gobierno central, y que se ponga en marcha un Consejo Permanente de Vigilancia Epidemiológica, informa Europa Press.

A nivel estatal, tras criticar la gestión del cogobierno durante toda la crisis del Covid, el informe pide un sistema de financiación justo y que sus relaciones con las comunidades autónomas se basen en transparencia, lealtad institucional y objetividad, con el objetivo de la igualdad de todos los españoles. Para el reparto de fondos que vienen del Gobierno o de la UE, reclama unos criterios claros en su gestión y distribución "y que cada comunidad reciba lo que necesita, sin favoritismos por cuestiones políticas".

Etiquetas
Publicado el
24 de septiembre de 2020 - 19:23 h

Descubre nuestras apps

stats