Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

El PP vuelca el tablero municipal de Andalucía, derrota al PSOE en Sevilla y a Teresa Rodríguez y 'Kichi' en Cádiz

Juan Manuel Moreno comparece con el candidato del PP a la Alcaldía de Sevilla, José Luis Sanz, con el 99% escrutado.

Daniel Cela


9

El PP se ha convertido en la primera fuerza política de Andalucía en las elecciones municipales de este domingo, con 1,4 millones de votos (38%), 185.000 más que el PSOE (33,3%), al 99% escrutado. Los populares han arrasado el último asidero de poder que le quedaba a los socialistas, imponiéndose en número de votos, aunque los socialistas han ganado en número de concejales [3.738 frente a los 3.336 del PP]. Toda Andalucía es azul, como lo fue en las municipales de 2011 y 1995, que anticiparon el cambio de ciclo político hacia una España más derechizada.

El PP asesta un duro golpe al PSOE en su corazón de Sevilla al recuperar la Alcaldía hispalense con José Luis Sanz

El PP asesta un duro golpe al PSOE en su corazón de Sevilla al recuperar la Alcaldía hispalense con José Luis Sanz

Los de Juan Manuel Moreno son el partido más votado en siete de las ocho capitales, gobernarán cinco de ellas con mayoría absoluta -Málaga, Almería, Córdoba, Granada y Cádiz- y en el resto lo harán en minoría, sin necesidad de apoyarse en Vox. El PSOE sólo ha ganado en Jaén capital por 300 votos, pero empata a 11 concejales con el PP y la gobernabilidad dependerá de Jaén Merece Más, una escisión local de los socialistas.

La pérdida de Sevilla -la ciudad más poblada de España en manos del PSOE- y de Cádiz, la única capital andaluza gobernada por Unidas Podemos y Adelante, simboliza mejor que ningún otro dato la consolidación de un cambio de ciclo que se inició hace 11 meses con la mayoría absoluta del PP en las andaluzas. “Si perdemos Sevilla, es que hemos perdido España y Feijóo será el próximo presidente del Gobierno”, confesaba hace dos días un alto dirigente del PSOE federal. La participación, del 60,6%, ha superado en 4,5 puntos las de las autonómicas y no ha significado mejores resultados para la izquierda.

La Andalucía que arroja este 28M es el punto de inflexión entre las autonómicas, que dieron el primer Gobierno de mayoría absoluta del PP en esta comunidad, y las generales de final de año. El vuelco es total: en 2019, el 73% de los alcaldes andaluces eran de izquierdas, el 27% de derechas. El resultado de este domingo reequilibra el reparto de poder municipal: el PSOE pierde 200.000 votos y 470 concejales respecto a 2019, mientras el PP fagocita los 300.000 votos de Ciudadanos, suma 400.000 papeletas (120.000 menos que en las andaluzas) y 843 ediles.

Vox también ensancha su representación, con 231 concejales (128 más), mientras que IU pierde su histórica implantación territorial debido a la fragmentación de las izquierdas: de 292 ediles a 85 (207 menos), aunque Con Andalucía, la coalición de Podemos-IU y Más País obtiene 540 ediles, y Para la Gente (coalición de IU y Podemos) logra 187. La confluencia de formaciones en la órbita de Yolanda Díaz no será determinante en los ayuntamientos andaluces, pero se ha convertido en una de las coaliciones que aporta más votos al conjunto del país (más de 444.000).

El arrastre del “efecto Moreno”

Los populares son la fuerza hegemónica municipalista de una Andalucía que ha dejado muy atrás las referencias al socialismo más fidelizado de España. Los alcaldes del PSOE no han conseguido frenar el llamado “efecto Juanma Moreno”, que ha permeado en el interior rural donde la derecha nunca había logrado sacar un solo concejal. El PSOE pierde tres de las cuatro capitales que gobernaba -Sevilla, Huelva y Granada-, porque el PP se ha impuesto en todas ellas como primera fuerza.

La debacle socialista lo es por deméritos propios -en Sevilla se dejan 13.000 votos y el PP les saca 22.000-, pero no porque la división de los partidos a su izquierda les impida sumar con ellos frente al bloque conservador, como advirtieron en campaña. Los populares podrán gobernar en minoría allí donde han sido los más votados. Sus alianzas con Vox no serán en los enclaves más significativos de Andalucía, pero sí en 205 municipios donde han logrado una mayoría relativa.

Juan Espadas, líder del PSOE-A, compareció en la sede de su partido en Sevilla cerca de la medianoche para extraer un mínimo balance positivo de los datos tras reconocer la victoria del PP “en votos”. Los socialistas han ganado en el 46% de los municipios (356 de 785), frente al 37% del PP. Tienen 74 mayorías absolutas y 269 relativas frente a las 52 y 205 de los populares. El PSOE aventaja en 400 concejales a su rival directo y espera poder sumar con el resto de fuerzas de izquierdas para conservar la mayoría de las seis diputaciones provinciales que ahora gobiernan. Fuentes socialistas confían en mantener las de Sevilla y Jaén, pactando, pero ven difícil retener las de Córdoba, Cádiz y Huelva (sería la primera vez en la historia que el PSOE pierde la de Huelva).

Espadas también ha hecho un análisis del resultado en clave autonómica, tras reprochar a Moreno que haya hecho una campaña “nacional” para propulsar a Alberto Núñez Feijóo a la Moncloa en las generales de final de año. El PP ha retrocedido cinco puntos respecto a las andaluzas de hace un año, un 11% menos de votos, frente a un PSOE que suma un 31% más. “Es una noche de contrastes. Moreno Bonilla ha perdido las elecciones en Sevilla por 55.000 votos”, ha añadido Javier Fernández, líder de los socialistas sevillanos.

El presidente de la Junta y líder del PP-A también compareció en la sede de su partido, acompañado del futuro alcalde de Sevilla, José Luis Sanz. “El sanchismo ha sido derrotado. El PP ha ganado las elecciones municipales en Andalucía”, dijo, como “preludio” de las generales. “Este avance significa también que hemos dado un paso de gigante para que Feijóo sea el nuevo presidente del Estado”, sentenció.

Sanz, alcalde de Sevilla

Antonio Muñoz, el alcalde de Sevilla que sustituyó a Juan Espadas hace año y medio, cuando éste asumió la secretaría general del PSOE-A, ha perdido frente al candidato del PP que llegó de la mano de Pablo Casado, y con el gesto torcido de Moreno. José Luis Sanz será el próximo regidor de la capital andaluza tras una campaña en la que el presidente de la Junta se volcó personalmente en promocionarle. La victoria es tan suya como la del candidato. Sanz se convierte así en el tercer alcalde popular de la capital hispalense, tras Soledad Becerril (1995-1999) y Juan Ignacio Zoido (2011-2015),

El PP ha logrado 14 concejales, seis más que en 2019, gracias en parte a la desaparición de Ciudadanos, que pasa de cuatro a cero; el PSOE pierde uno, se queda con 12; Vox es la tercera fuerza con tres ediles, uno más; y la coalición de Podemos e IU (Con Andalucía) obtiene dos, 5.000 votos por detrás de la ultraderecha. El partido Adelante Andalucía, de Teresa Rodríguez, se queda sin representación municipal con más de 11.000 votos.

Cádiz, el desplome de Adelante Andalucía

Cádiz tampoco ha resistido la irrupción del Partido Popular. Al filo del cierre del escrutinio, Bruno García sería el nuevo alcalde de Cádiz por mayoría absoluta al lograr 14 concejales. La capital gaditana era la única de Andalucía gobernada por las fuerzas a la izquierda del PSOE, Adelante Andalucía, el partido de Teresa Rodríguez y su actual regidor, José María González 'Kichi'. Los herederos de esta formación han pasado de 13 concejales (uno para la mayoría absoluta) a seis, siendo adelantados por el PP y por el PSOE.

Durante buena parte de la noche electoral parecía que Adelante Izquierda Gaditana (6), la coalición del partido de Rodríguez con IU, y EL PSOE (7) podrían impedir el regreso de la derecha a San Juan de Dios, pero los últimos datos señalan que entre ambas formaciones se quedan en 13 concejales y no pueden frenar la mayoría de los populares. Con la marcha de Kichi, la ciudad ha dado la espalda a Adelante y su coalición de izquierdas en la persona del candidato David de la Cruz. Podemos, que rehusó unirse a la alianza de Adelante e IU, ha obtenido apenas mil votos, menos que el Pacma.

De la Torre, alcalde de Málaga por quinta vez

Francisco de la Torre volverá a ser alcalde de Málaga, tras imponerse por sexta vez consecutiva en unas elecciones municipales. Su amplia victoria, la más holgada desde 2011, le permitirá gobernar en solitario con 17 de 31 concejales, sin necesidad de apoyarse en Ciudadanos como en los dos últimos mandatos. El partido naranja se queda sin representación, mientras que Vox irrumpe en la Casona del Parque: dos concejales, que De la Torre no necesitará para gobernar. La izquierda, que aspiraba a desbancar al regidor después de haberse quedado a un solo concejal en 2019 sufre un doloroso revés: el PSOE pierde dos de sus doce ediles, mientras que Con Andalucía (la suma de Izquierda Unida, Podemos y otros partidos) pierde uno de tres. La participación en la capital de la Costa del Sol bajó 1,31 puntos porcentuales, hasta el 54,13%.

Almería, el PP más sólido

El PP volverá a gobernar Almería con María del Mar Vázquez, alcaldesa sustituta desde mediados del año pasado, y a partir de ahora alcaldesa con el respaldo de las urnas. Vázquez ha obtenido una amplia mayoría absoluta, mejorando en dos concejales el resultado que obtuvo en 2019 su antecesor, Ramón Fernández Pacheco, lo que le permitirá gobernar en solitario. El PSOE se pierde dos de los nueve concejales que tenía, mientras que Vox gana dos, hasta un total de cuatro. Con Andalucía obtiene un edil, mientras que Ciudadanos desaparece de la corporación.

Huelva, de mayoría absoluta socialista a oposición

El PP ha conseguido recuperar la ciudad de Huelva, tras ocho años de gobiernos del socialista Gabriel Cruz. Lo hace, además, quitándole a los socialistas la única mayoría absoluta que tenía en las ocho capitales andaluzas. La candidata popular, ex presidenta del Puerto de Huelva, Pilar Miranda, ha obtenido el crecimiento más notable del PP en todas las capitales, pasando de cuatro a 13 concejales. Los socialistas pierden tres, de 14 a 11 ediles. Vox se mantiene con dos y Con Andalucía logra uno.

Granada, Marifrán Carazo alcaldesa

El Partido Popular volverá a gobernar en Granada siete años después. Los populares han ganado con mayoría absoluta (14 concejales) los comicios locales y Marifrán Carazo, ex consejera de Fomento del Gobierno andaluz, será la primera alcaldesa de la historia de la capital granadina. Pese a perder el bastón de mando, el PSOE logra mejorar sus resultados de 2019 obteniendo un concejal más (11), pero la división de las izquierdas, que se quedan sin representantes y la desaparición de Ciudadanos, decantan la balanza en favor de los populares. Vox empeora con respecto a 2019 y pierde un edil.

Córdoba, primer alcalde reelegido del PP

El PP ha logrado la victoria con mayoría absoluta y deja en la oposición al PSOE, Hacemos Córdoba y a Vox. Los 15 concejales logrados por los populares les otorgan manos libres para no depender de nadie en el gobierno de la ciudad. Enfrente, los socialistas han obtenido siete, por cuatro de la coalición de izquierdas Hacemos Córdoba y tres ediles de Vox. De esta manera, José María Bellido revalida su cargo al frente de la Alcaldía y se convierte en el primer alcalde del PP de Córdoba capital que lo logra. 

Jaén cuelga de un hilo para el PSOE

Jaén es la excepción que ha impedido al PP brindar un pleno en las ocho capitales. Los socialistas han ganado por 300 votos y podrían repetir al frente de la Alcaldía gracias a los resultados cosechados en los comicios del 28 de mayo. Julio Millán, actual alcalde y candidato a la reelección, con 11 concejales, tiene en su mano el bastón de mando si consigue convencer a Jaén Merece Más, que irrumpe con fuerza con 3, para lograr un pacto. Los socialistas han conseguido frenar al Partido Popular que mejora en un edil sus resultados de 2019, pero que no lograría gobernar ni pactando con Vox ya que entre ambos se quedan en 13 de los 14 ediles necesarios para la mayoría absoluta. La izquierda a la izquierda del PSOE, fracasa y desaparece del Ayuntamiento al igual que Ciudadanos.

Etiquetas
stats