eldiario.es

9
Menú

Andalucía Andalucía

El presidente del PP de Granada: "La Ley de la Memoria nace desde el rencor y el odio"

Sebastián Pérez realiza estas declaraciones en el aniversario del alzamiento militar, convencido de que la norma sale de una izquierda sectaria que pretende volver a tiempos pretéritos.

Hoy está prevista una concentración en las tapias del cementerio de la capital para dignificar la memoria de los 4.000 fusilados arrojados a fosas comunes por la represión franquista.

30 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Sebastián Pérez, presidente de la Diputación y del PP de Granada.

Sebastián Pérez, presidente de la Diputación y del PP de Granada.

Granada rinde homenaje hoy viernes a sus más de cuatro mil fusilados por los franquistas y arrojados a fosas comunes en el cementerio de Granada. En esta fecha tan dolorosa para muchos, Sebastián Pérez, presidente del Partido Popular en la provincia y de la Diputación, ha asegurado que "la Ley de la Memoria Histórica de Andalucía nace desde el odio, desde el rencor y desde el resentimiento. Desde los que miran al pasado buscando abrir heridas y enfrentamientos". Con estas palabras el máximo representante de los populares se reiteraba en una idea ya expresada el pasado sábado a la agencia Europa Press.

Una semana después y coincidiendo con la concentración en recuerdo de las víctimas de la Guerra Civil en la capital, Sebastián Pérez no sólo no se ha retractado, sino que al ser preguntado por la prensa ante una posible malinterpretación de sus palabras ha contestado: "no, no lo entendió mal, quizás no entendió la frase completa, yo se la repito".  Así al odio, al rencor y al resentimiento que, según Sebastián Pérez, son las semillas del nacimiento de la Ley de la Memoria Democrática (que no histórica),  ha añadido que nace "desde los que miran al pasado buscando abrir heridas y enfrentamientos". Por eso su partido, aclara, "mira al futuro y quiere resolver los problemas que hoy tienen los ciudadanos".  Para el popular los verdaderos asuntos son otros y asegura que "no hay ni un solo ciudadano que haya parado a mis compañeros en ningún pueblo, en ningún anejo, en ninguna comarca a decirle que tiene un gravísimo problema con la Ley de la Memoria Histórica".

Este proyecto dice Pérez, "es la estratégica de una izquierda sectaria, partidista que no asume que en el año 1978 una Constitución de la Concordia nos puso en marcha nuestra Democracia, nuestro Estado de Derecho y que hoy lo que pretende es volver a tiempos pretéritos, que yo respeto para ellos, pero yo no los quiero".

Las declaraciones de presidente de la Diputación y del PP en Granada tienen lugar no sólo en el escenario más doloroso para los familiares de los asesinados (hoy 18 de julio tuvo lugar el alzamiento militar contra la República) también hace referencia a la polémica suscita entre Ayuntamiento y Junta de Andalucía por el monolito homenaje a José Antonio Primo de Rivera, fundador de Falange Española. 

Sentencia judicial

Esta escultura, ubicada en pleno centro de la ciudad, debió ser retirada hace tres meses tras una sentencia del Tribunal Superior de Justicia que obligaba a su eliminación de las calles. Desde entonces hasta hoy, el Consistorio se ha escudado en una supuesta catalogación como Bien de Interés por parte de la Junta de Andalucía, algo que el Gobierno andaluz siempre ha negado. En la Junta de Gobierno de esta mañana, el equipo municipal, que encabeza  José Torres Hurtado (PP), ha acordado entregarlo a la familia del escultor, Francisco López Burgos.  Por lo que una de las principales reivindicaciones de las asociaciones memorialistas como era su desaparición se cumplirá en breve. No así la que esta figura sea entregada a un museo y no a la familia del artista ante el temor de que sea a su vez donada a la Falange y convertirse, de este modo, "en un emblema o apología del fascismo", según denuncia Francisco Vigueras, representante de la asociación Verdad, Justicia y Reparación.  

En este delicado momento en el que al presidente de la Diputación de Granada le "preocupan el presente y el futuro" de su provincia, miles de granadinos están convocados a las ocho de la tarde a llorar y dignificar a sus muertos en el cementerio de la capital.  "Porque", para la delegada del Gobierno Sandra García, "no se trata de rencor, pero sí de la memoria colectiva de los andaluces que debe ser fuerte por una necesidad de salud ética".

La explicación de Sebastián Pérez sobre los orígenes de la Ley de Memoria Democrática se ha realizado durante la reunión que ha mantenido con todos los parlamentarios y diputados granadinos para elaborar la estrategia de actuación ante las próximas elecciones y definir el trabajo a realizar en las 169 localidades de la provincia. "Lo demás", ha apostillado el responsable político, "pues insisto, lo que he dicho".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha