Las Cortes de Aragón muestran su apoyo a la caza "como factor determinante para la lucha contra la despoblación"

Cazadores en un humedal.

Aun pasado el ciclo electoral, el colectivo de los cazadores, con gran peso en el ámbito rural, sigue en el radar de las formaciones políticas. Las Cortes de Aragón, a iniciativa de Ciudadanos, han aprobado esta semana una Proposición no de Ley con la que “muestran su apoyo al sector de la caza y la pesca como factor determinante para el desarrollo económico del medio rural aragonés, la lucha contra la despoblación y la conservación del medio ambiente”. El texto, debatido en la Comisión de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de la cámara autonómica, contó con el apoyo de PSOE, PP, Podemos, Chunta, PAR y Vox; solo Izquierda Unida votó en contra.

El texto presentado por Ciudadanos (Cs) recuerda que Aragón cuenta con 118.000 licencias de caza y pesca. Cita también un estudio realizado por la consultora Deloitte que en 2015 reveló que la actividad cinegética tuvo un impacto de 263 millones de euros sobre el PIB de Aragón y contribuyó al mantenimiento de 8.693 empleos directos, indirectos e inducidos. La formación naranja entiende que todos estos beneficios están en riesgo, dado que la vicepresidenta del Gobierno de España, Teresa Ribera, ha manifestado que si de ella dependiera "prohibiría" la caza.

Por ello, la proposición de Cs aprobada en las Cortes insta al Gobierno de Aragón "a que exija al nuevo Gobierno de España que tome las medidas oportunas para la promoción y defensa de dichas actividades como elementos fundamentales para un desarrollo equilibrado del mundo rural". Además, pide al Ejecutivo de Lambán que promueva "las mejoras necesarias para mejorar las vías de acceso a espacios destinados a actividades relacionadas con la caza y la pesca".

"Una economía impresionante"

Ramiro Domínguez, encargado de presentar el texto, reivindicó que estos sectores "generan muchísimo dinero y una economía impresionante en muchas zonas rurales". "¿Qué sería de estos pueblos sin la caza y la pesca?", se preguntó. Por su parte, el diputado del PP Ramón Celma defendió que "no se puede permitir que se insulte ni veje a quien practica la caza y la pesca". Vox y PAR coincidieron en destacar la "importante" repercusión económica de la actividad cinegética.

Nacho Escartín, el hasta este jueves líder de Podemos en Aragón, apoyó la propuesta, aunque la definió como "bastante vaga", mientras que el portavoz de CHA, Joaquín Palacín, matizó su apoyo reivindicando una caza y pesca "sostenible y adecuada". Por parte del PSOE se defendió la labor del Ejecutivo de Lambán en apoyo al sector. Desde IU, Álvaro Sanz recordó que su formación "nunca se ha presentado en contra de las actividades cinegéticas porque sí". "Otra cosa es que defendamos cuestiones que no recoge en su propuesta", añadió.

Apoyo institucional

Los argumentos presentados por Ciudadanos esta semana en las Cortes coinciden con los que llevó el PSOE hace un año al pleno de la Diputación de Huesca, a cuatro meses de las elecciones municipales del 26 de mayo, donde defendió el "apoyo más absoluto al sector de la caza y pesca, así como a aquellos que practican dichas actividades, como factor determinante para el desarrollo económico del medio rural, la lucha contra la despoblación y la conservación del medio ambiente". La propuesta salió adelante con el apoyo de los propios socialistas, PP y PAR, y con la oposición de Cambiar Huesca.

Etiquetas
Publicado el
21 de febrero de 2020 - 11:03 h

Descubre nuestras apps

stats