Aragón confina las tres provincias y establece el cierre de los establecimientos no esenciales a las 20:00

Sira Repollés, Francisco Falo y José María Abad durante la rueda de prensa

La consejera de sanidad, Sira Repollés, ha anunciado el confinamiento de las tres provincias aragonesas para limitar la movilidad de los ciudadanos y tratar de frenar el aumento de casos de coronavirus. Asimismo, se establece el cierre de todos los establecimientos no esenciales a las 20:00, entre los que se incluye la hostelería y los comercios, tanto minoristas como centros comerciales, así como todas las actividades culturales.

También se ordena el cierre completo de las actividades deportivas en el interior y de los establecimientos de juego y apuestas. Las tiendas de alimentación podrán permaneces abiertas en su horario normal y los establecimientos de hostelería con comida para llevar podrán mantener su actividad hasta las 23:00.

Repollés ha explicado que "Aragón está sufriendo una tercera onda pandémica con incidencias superiores a 600 casos por cada 100.000 habitantes y más de 1.000 en los últimos días. Esta situación pone en evidencia una amplia trasmisión comunitaria. Creemos que es posible que hayamos llegado al pico de esta oleada, la previsión es un periodo de meseta con muchos casos". Ha relacionado este aumento de casos con las no fiestas de el Pilar y con las agrupaciones de personas que se produjeron durante esos días.

Estas medidas estarán en vigor durante todo el mes de noviembre, aunque en constante revisión en función de los datos. La consejera ha subrayado la importancia de restringir las salidas del domicilio a lo "estrictamente esencial y necesario, es decir: acudir al trabajo, a citas médicas y a actividades educativas, y limitar al máximo los ambientes de ocio que no sean con personas convivientes". Ha enfatizado en que la responsabilidad última es de los ciudadanos: "Somos nosotros los que tenemos que restringirnos, ya que el fin último es salvaguardar nuestra salud y liberar al sistema sanitario".

Respecto a la posibilidad de aplicar un confinamiento domiciliario, la consejera ha dicho que no se descarta ninguna medida pero que, por el momento, consideran que se puede mantener este pequeño nivel de movilidad.

Mando único sanitario

Desde ya, pasa a existir un mando único sanitario en todo el territorio y los recursos materiales y humanos de los centros y establecimientos sanitarios privados se ponen a disposición del Servicio Aragonés de Salud. El Director General de Asistencia Sanitaria, José María Abad, ha explicado que "hay que hacer uso de medidas extraordinarias y tenemos que reordenar el personal dentro de los centros sanitarios". Asimismo, ha destacado que, aunque se amplíen las zonas de UCI, "los limites en la capacidad de ampliación dependen de la disponibilidad de profesionales formados para atender a los pacientes".

A tal efecto, y mediante contratos de emergencia por parte de los distintos sectores sanitarios, cuando sea necesario, el Servicio Aragonés de Salud contará con los quirófanos y otras instalaciones sanitarias del sector privado para ampliar la capacidad asistencial del Sistema Público de Salud.

Como ya sucedió en la primera oleada, aquellos profesionales sanitarios jubilados y que todavía no hayan cumplido los 70 años podrán reincorporarse a la actividad como personal eventual y durante el tiempo que se considere necesario. Del mismo modo, podrá autorizarse la prolongación de la permanencia en el servicio activo de los profesionales sanitarios del Servicio Aragonés de Salud que alcancen la edad de jubilación forzosa.

De manera gradual y en función de la evolución de la crisis sanitaria, podrán modificarse las vacaciones, permisos y días de libre disposición, así como cualquier otro permiso o licencia que implique ausencia del centro de trabajo, siempre que se garantice la prestación del servicio. En este sentido, también quedan suspendidas las autorizaciones para la exención de guardias médicas.

Las funciones del personal sanitario también podrán ser reasignadas y, en función de las necesidades se les podrán asignar tareas distintas a las correspondientes a su puesto de trabajo, categoría o especialidad, dentro de su grupo de clasificación. “Esta orden nos habilita para tomar medidas extraordinarias, que no significa que se vayan a aplicar o utilizar todas. Es una red de seguridad para el caso de que tengamos la necesidad”, ha explicado Sira Repollés, que por la mañana ha mantenido una reunión con los sindicatos sanitarios para dar a conocer la medida.

Situación epidemiológica

Están afectados todos los municipios de más de 10.000 habitantes, más de 30 comarcas y la mayor parte de las 123 zonas de salud. Los datos apuntan a que parece que se está llegando a un máximo en los actuales días, dado que no hay incrementos en las cifras de casos nuevos incidentes, que oscilan entre 1000 y 1200, con un porcentaje de positividad en PCR del 19% y en pruebas rápidas de antígeno entre el 22 y el 23 %.

Aunque se haya llegado al pico este se encuentra en un nivel muy alto lo que produce un elevado estrés en el sistema sanitario, que en los últimos días ha superado un 45% de ocupación de camas UCI.

En Aragón las medidas restrictivas adoptadas hasta ahora “con seguridad han condicionado el cambio de tendencia en la pendiente de ascenso en la curva propiciando la actual meseta”, ha destacado Repollés, si bien, “es necesario acelerar el descenso para evitar mayores tensiones en el sistema sanitario”.

Etiquetas
Publicado el
3 de noviembre de 2020 - 19:01 h

Descubre nuestras apps

stats