La portada de mañana
Acceder
La falta de control de los poderes del Estado sobre la Corona favorece el hermetismo de los movimientos del rey emérito
Entrevista - Ian Gibson: "Es lamentable que Juan Carlos I nunca condenara el régimen franquista"
Opinión - Los dueños de los datos, por Ignacio Escolar

La supervivencia de la ganadería extensiva frente al cambio climático y socioeconómico

Ovejas pastando

El desierto de los Monegros será uno de los escenarios que se analizarán en el proyecto Soslivestock, junto con México y Marruecos. Se estudiará cómo los cambios globales afectan a la ganadería en entornos áridos y semiáridos y estos parajes servirán para simular el efecto de esos cambios en la sostenibilidad y el bienestar.

‘Soslivestock: Bienestar social y sostenibilidad de sistemas ganaderos: Síntesis y modelado socio-ecológico ante cambios globales’ tiene como principal objetivo encontrar mecanismos para reducir la vulnerabilidad de los sistemas ganaderos a las crecientes incertidumbres sociales y ambientales de la sociedad global, al tiempo que se garantice la sostenibilidad y bienestar y el mantenimiento de los servicios asociados. Este es uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta la sociedad actual, como se destaca en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

La ganadería en regiones áridas y semiáridas proporciona el medio de vida y la principal fuente de empleo para más de dos mil millones de personas en todo el mundo, produciendo el 44% de la agricultura y el 50% del ganado a nivel global. El objetivo del proyecto es “ver las dificultades de adaptación que tienen estos sistemas al cambio climático y otros cambios globales con la idea de reforzar la ganadería, por su importancia tanto para el bienestar social, como para la seguridad alimentaria global y también para la sostenibilidad”, según explica Irene Pérez Ibarra, investigadora ARAID en el Instituto Agroalimentario de Aragón (IA2).

Los casos de estudio se sitúan en Monegros, en la Sierra del Segura en el sureste peninsular y dos en México y otro en Marruecos. Lugares que, en conjunto, representan una “diversidad en el sistema de ganadería tanto por características sociales, políticas, económicas y también ambientales”.

“La idea es en un modelo poder simular las diferentes estrategias de gestión de estos sistemas extensivos y ver como de robustos son ante diferentes escenarios de cambio climático”. Esto se hará mediante revisiones bibliografías que incluyen diferentes casos de estudio a nivel global y también análisis a través de entrevistas de estos sistemas de estudio y modelos computacionales de ordenador.

En Aragón, el caso de estudio es Monegros porque “representa muy bien el sistema árido y semiárido y también muestra los problemas que tiene la ganadería extensiva en nuestro país. En Monegros ha decrecido muchísimo la ganadería y queremos ver cómo se puede reforzar el papel que tiene para la economía de la región, en bienestar social y la sostenibilidad”.

El valor de la ganadería extensiva

Este proyecto pretende ensalzar el valor de la ganadería extensiva y asegurar el bienestar social y sostenibilidad de los sistemas ganaderos en esas regiones áridas y semiáridas. Los resultados de este trabajo serán de especial interés para cooperativas agrícolas, asociaciones de productores y empresas agroalimentarias, así como para los gobiernos locales y las comunidades rurales.

“La ganadería extensiva es importantísima y es clave mantenerla para poder mantener diferentes servicios ecosistémicos que nos proporciona, como la prevención de incendios ya que gracias a la ganadería la montaña está más limpia de matorral. También nos aporta una serie de paisajes de los que podemos disfrutar y un patrimonio inmaterial como son las diferentes maneras de organización social que tienen los sistemas ganaderos a la hora de utilizar los diferentes recursos”, asegura Ibarra.

Resiliencia de los sistemas ganaderos

Soslivestock evaluará el papel de los procesos sociales, ecológicos e institucionales en la sostenibilidad y resiliencia de los sistemas ganaderos en entornos áridos y semiáridos ante cambios globales; y estudiará los conflictos y sinergias en la provisión de servicios ecosistémicos ganaderos en situaciones de mayor variabilidad e incertidumbre ambiental y socioeconómica.

Esta investigación socio-ecológica combinará resultados de revisión sistemática, análisis de casos en México, Marruecos y España, imágenes de satélite y modelos basados en agentes para analizar un elevado número de sistemas ganaderos en regiones áridas y semiáridas de todo el mundo y simular el efecto de los cambios climáticos y socioeconómicos globales en la sostenibilidad y el bienestar.

El proyecto Soslivestock, que dirige Irene Pérez Ibarra, investigadora ARAID en el Instituto Agroalimentario de Aragón (IA2) -centro de investigación mixto de la Universidad de Zaragoza (UNIZAR) y el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA)- y que le ha sido recientemente concedido en la última convocatoria de Proyectos de I+D+i Retos Investigación.

Ibarra es la investigadora principal, pero colaboran investigadores tanto del CICA como de la universidad Miguel Hernández como de México como de Marruecos. “Es un equipo interdisciplinar y esperamos tener conclusiones que den valor a la ganadería extensiva y así poder poner nuestro granito de arena para poder mantener esta actividad socioeconómica”.  

Etiquetas
Publicado el
30 de julio de 2020 - 22:53 h

Descubre nuestras apps

stats