eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Carles Marco

Pedagogo y psicólogo

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 8

Propuesta anti-homofobia a los directores de educación

La Pedagogía tiene asentadas una serie de reglas educativas insoslayables. Una de ellas, y que colapsa la tarea educadora, es que los profesores no deben desautorizarse mutuamente. Esto es extensible a las normas morales que se inculquen. Estas deben siempre cumplir con los Derechos Humanos, la ciencia y la defensa de la dignidad de todos los colectivos por minoritarios que sean. Las recientes declaraciones del Papa sobre los homosexuales aconsejando a los padres de estos que los lleven a un psiquiatra, o la noticia de que en el IES Marcos Zaragozá de la Vila Joiosa una profesora de religión enseñaba a los adolescentes que “la homosexualidad  es antinatural” y que “constituye un grave desorden moral” no pueden sorprender, pues reflejan la doctrina del actual Catecismo oficial de la Iglesia católica.

Ante esta situación, y ante el acoso, la marginación y las burlas que en muchos centros de enseñanza padece el alumnado homosexual por culpa  del adoctrinamiento religioso con una anticientífica papilla ideológica en temas de sexualidad, y por culpa de su sempiterno machismo (recordemos que ha habido suicidios), propongo que especialistas impartan al alumnado charlas científicas al respecto. Que desde la Medicina, la Psicología, la Judicatura, la Pedagogía y la Psiquiatría informen profesionales en los institutos. Veo esto necesario para dar a la problemática la importancia y credibilidad que merece. Educar en la diversidad afectivo-sexual, en la construcción de las identidades de género y en el homoerotismo adquiere la seriedad y el respeto que merece si son llamados a los centros de enseñanza expertos de la sociedad civil. Ellos lo harán científica y empáticamente desde su especialidad. Ellos explicarán que la ciencia ha dejado claro que la homosexualidad no es enfermedad ni trastorno y no hay nada que curar, diga lo que diga el Catecismo (veasé los dos manuales internacionales oficiales al respecto: el CIE-10 y el DSM-V).

Seguir leyendo »

Actualidad pedagógica de Marx

Doscientos años después de su nacimiento, llama la atención que algunas de las propuestas pedagógicas de Karl Marx cobran inusitada actualidad. Marx, no realizó ningún libro o artículo sobre teoría de la educación. No obstante, aunque de manera fragmentada, a lo largo de su extensa obra dejó una serie coherente de ideas sobre qué educación sería la idónea para transformar la sociedad y que el hombre fuese más libre. Lo primero que llama la atención es cómo corta de raíz que la educación implique adoctrinamiento. La enseñanza debe ser universal, gratuita y laica: no puede estar bajo el control de ninguna iglesia o empresa privada, ni la religión puede ser una materia del currículum.  Hasta ahí, era previsible y ya lo habían propuesto los socialistas utópicos. Lo sorprendente en Marx es que defiende la educación estatal, pero fuera del control y la injerencia del gobierno, pues la tarea de este debe ser exclusivamente velar por el cumplimiento de las normas legales mediante inspectores y proveer de los recursos necesarios a las escuelas públicas. Nunca el Estado puede inmiscuirse como educador del pueblo -como ocurrió en los países de ‘socialismo real’ totalitario-: son los profesores quienes deben tener plena libertad de cátedra.

Pero Marx va más allá: el currículum oficial, tanto para estudios primarios como secundarios, solo puede estar conformado por disciplinas que no sean susceptibles de ser manipuladas o admitan conclusiones diversas si se es conservador o se es librepensador. Es decir, materias como las ciencias exactas y las naturales, el aprendizaje de lenguas y las normas gramaticales. Añádase a ellas la educación física y la estética adecuada al desarrollo cognitivo del alumnado. Así de tajante se muestra contra la posibilidad de adoctrinamiento venga de donde venga. Naturalmente esto es discutible, pues asignaturas como la historia, la ética y la filosofía creo que, enseñadas con rigor y exponiendo visiones contrastadas, son imprescindibles para una buena formación (Marx deja estos conocimientos para la educación universitaria).

Seguir leyendo »