eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Carles Marco

Pedagogo y psicólogo

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 9

Pedagogia i ètica ambiental: arribem a temps?

Escepticisme magrat l’emergència. Pocs moviments són tan necessaris com el que va iniciar l'adolescent Greta Thunberg per a demandar als polítics accions més rellevants davant el canvi climàtic, i que s'ha estès a nivell internacional en vagues i moviments estudiantils. No obstant açò, els partits segueixen sense donar ni comprometre's a complir la bateria de mesures urgents que necessitem ja. Si la intel·ligència és la capacitat d'adaptació al mitjà per a sobreviure i no danyar-ho, la nostra espècie està demostrant que en neciesa cap animal la supera. Els joves s'han adonat que, des de la Cimera de Rio de Janeiro en 1992, passant per la de Johannesburg en 2002, fins a arribar a l'Acord de París dins de la Convenció Marc de les Nacions Unides sobre el Canvi Climàtic -i que en 2016 van signar 96 països més la Unió Europea- s'han anat incomplint una vegada i una altra els objectius per a reduir l'escalfament global. I no solament no s'implementen les mesures acordades sinó que l'impacte de les emissions contaminants segueix en augment (amb totes les conseqüències que sabem que comportaran per als nostres fills, els ecosistemes, els oceans, la geografia i la fauna).

Actualment podríem identificar tres grans propostes que travessen opcions ideològiques, polítiques i morals, no sempre conciliables: 1- la socioecologista (al costat de la sostenibilitat biològica es pretén l'equitat redistributiva entre països i la limitació del consum; 2- l'ambientalista (es pretén la sostenibilitat a través de propostes tècniques per a l'ecoeficiència; 3- i la culturalista (proposa un canvi profund en l'ordre simbòlic, situant la naturalesa com a ple subjecte de dret, tal com reflecteix la famosa Carta del cap indi Sealth. Totes elles tenen conseqüències rellevants en els continguts de l'ensenyament. I al final d'aquest article donaré unes pinzellades de mesures educatives imprescindibles. La greu, i tal vegada irreversible, crisi ecològica en què es troba el planeta ha obligat a totes les ciències -humanes, socials o exactes- a pensar en les relacions i aportacions que existeixen entre elles i aqueixa branca de la Biologia que estudia els organismes vius i el seu ambient circumdant: l'Ecologia. La Pedagogia té el deure de contribuir a aclarir la importància formativa de les teories ecologistes per a recuperar allò que té de positiu el llaç que uneix naturalesa i cultura, i en reciprocitat, contribuir a aclarir la importància formativa del medi ambient per a la humanitat humana i per a salvar el planeta.

Seguir leyendo »

Pedagogía y ética ambiental: ¿llegamos a tiempo?

Escepticismo a pesar de la emergencia. Pocos movimientos son tan necesarios como el que inició la adolescente Greta Thunberg para demandar a los políticos mayores acciones ante el cambio climático, y que se ha extendido a nivel internacional en huelgas y movimientos estudiantiles. Sin embargo, los partidos siguen sin dar ni comprometerse a cumplir la batería de medidas urgentes que necesitamos ya. Si la inteligencia es la capacidad de adaptación al medio para sobrevivir y no dañarlo, nuestra especie está demostrando que en necedad ningún animal le supera. Los jóvenes se han dado cuenta que, desde la Cumbre de Río de Janeiro en 1992, pasando por la de Johanesburg en 2002, hasta llegar al Acuerdo de París dentro de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático –y que en 2016 firmaron 96 países más la Unión Europea- se han ido incumpliendo  una y otra vez los objetivos para reducir el calentamiento global. Y no solo no se implementan las medidas acordadas sino que el impacto de las emisiones contaminadoras sigue en aumento (con todas las consecuencias que sabemos que conllevarán para nuestros hijos, los  ecosistemas, nuestros océanos y geografía, nuestra fauna y flora…)

Actualmente podríamos identificar tres grandes propuestas que atraviesan opciones ideológicas, políticas y morales, no siempre conciliables: 1- la socioecologista (junto a la sustentabilidad biológica se pretende la equidad redistributiva entre países y la limitación del consumo; 2- la ambientalista (se pretende la sostenibilidad a través de propuestas técnicas para la ecoeficiencia; 3- y la culturalista (propone un cambio profundo en el orden simbólico, situando la naturaleza como pleno sujeto de derecho, tal y como refleja la famosa ‘Carta’ del jefe indio Sealth. Todas ellas tienen consecuencias relevantes en los contenidos de la enseñanza. Y al final de este artículo daré unas pinceladas de medidas educativas imprescindibles. La grave, y tal vez irreversible, crisis ecológica en que se encuentra el planeta ha obligado a todas las ciencias –humanas, sociales o exactas- a pensar en las relaciones y aportaciones que existen entre ellas y esa rama de la Biología  que estudia los organismos vivos y su ambiente circundante: la Ecología. La Pedagogía tiene el deber de contribuir a aclarar la importancia formativa de las teorías ecologistas para recuperar lo positivo del lazo que une naturaleza y cultura, y en reciprocidad, contribuir a aclarar la importancia formativa del medio-ambiente para un ‘hombre-humano’ y para salvar el planeta.

Seguir leyendo »

Joan Fuster per a infants

Molts psicòlegs i pedagogs subratllen que una debilitat en la capacitat de llegir és un indicador clar d’un estudiant amb risc de convertir-se, més endavant, en un subjecte que abandona els estudis. Els efectes d’una escassa habilitat en la capacitat lingüística recauen en una molt minvada comprensió i desenvolupament d’altres moltes competències, la comunicació interpersonal eficaç i també el coneixement d'un mateix. És per això que la lectura ha de començar el més prompte possible:  als xiquets per anar a dormir, la qual cosa genera vincles afectius amb els pares i desperta la imaginació. Podeu observar que els nens també fan com si llegiren abans de saber llegir, imitant la veu d’un adult que llegeix, i mostrant així que han observat que no sona igual quan llegim que quan parlem. Ja després, cap als sis anys, els xiquets agafaran el gust de la lectura si veuen a casa llegir els seus pares i aquests els porten a les biblioteques infantils. D’això era molt conscient Joan Fuster, que ens va deixar lúcids aforismes al respecte com: “Les poques lectures aparten de la vida; les moltes ens hi acosten”; o “Els llibres no supleixen la vida, però la vida tampoc no supleix els llibres”.

Dic això per que també Fuster, un apassionat de la nostra llengua i del nostre País Valencià, va ser el primer –com en tantes matèries humanístiques- que es preocupà de posar a l’abast dels valencians, en el llibre Un món per a infants, una selecció i adaptació de petits contes de grans autors escollits per ell mateix. Ara en fa justament 60 anys de la publicació (1959), que aprofitava la vigília de la Mare-de-déu dels Desemparats i l’any del V Centenari de la mort d’Ausiàs March. A més a més, el llibre conté il·lustracions, per a cada història, de l’artista valencià Andreu Alfaro. I recull vint i cinc contes resumits i adaptats per Fuster en un valencià sempre suggestiu i atraient. De retop, Fuster, molt didàcticament, inclou un vocabulari per a cada conte explicant també en valencià el significat de les paraules menys habituals.

Seguir leyendo »

Toni Cantó y los embustes sobre educación

La escuela infantil no adoctrina. Si uno recorre las grandes ciudades del País Valencià se dará cuenta que el idioma con diferencia mayoritario es ya el castellano. Llama por ello la atención la fijación que Toni Cantó (de ‘Ciudadanos’) tiene contra el valenciano. Repite este político que desde la Conselleria d’Educació se está adoctrinando al alumnado (grave ofensa que lanza contra el profesorado). Y acusa sin rubor a la inspección educativa de “no evitar el adoctrinamiento en las aulas”, insistiendo que, según él, “hay 205 escuelas de infantil donde los niños no dan ni una sola hora de castellano”. Esto es de una demagogia supina y demuestra que Cantó desconoce el sistema educativo. Por mi profesión tutorizo desde hace muchos años a las futuras técnicas superiores de Educación Infantil cuando realizan sus prácticas y no he parado de visitar escuelas infantiles. Doy fe de que en ellas no se adoctrina, y por muchas razones. Para empezar, estamos hablando de alumnado de 0 a 5 años, edades en donde su currículum se basa en conseguir una serie de competencias y rutinas básicas de autonomía personal, de desarrollo cognitivo, motor y sensorial, de conocimiento del medio, de habilidades sociales y de higiene, de los más básicos y sencillos rudimentos matemáticos… Y, cómo no, de iniciarse en la competencia lingüística.

Pero Cantó, ignorante, no sabe que en educación infantil no existen asignaturas stricto sensu sino que se utiliza un enfoque globalizador que auna el desarrollo de todas las competencias, donde los objetos de conocimiento se abordan como una totalidad. Desde el gran e innovador pedagogo Decroly quedó instaurado el método global que sumerge al niño en el todo que se trata de asimilar, sin consideración de las partes pues “las facultades mentales no trabajan aisladamente, sino simultáneamente”. El enfoque globalizador se aplica al unísono a las primeras enseñanzas del lenguaje, el dibujo, la música… quedando suprimida la distinción de asignaturas, horarios fijos para ellas y los libros de texto. Son ya clásicas y aceptadas las consideraciones epistemológicas, psicopedagógicas y sociológicas de esta metodología. El conocimiento el niño lo aborda como una globalidad, sin compartimentos estancos (que para niños de 0 a 5 años son de difícil acceso, y poca funcionalidad y motivación) sino mediante una didáctica lúdica de ‘rincones’, ‘centros de interés’ y ‘talleres’. Esto, desde hace ya décadas ha sido avalado por las investigaciones de pedagogos y psicólogos. Es un insulto a las educadoras/es de infantil decir que están adoctrinando. Más: por mi experiencia en las zonas valenciano-hablantes la lengua vehicular es el valenciano (¡faltaría más!); y si la mayoría del alumnado tiene como lengua materna el castellano la vehicular es el castellano; pero se atiende también a cada niño en la lengua materna con que llegan a la escuela (ampliando su conocimiento lingüístico enseñándoles en inglés y en castellano las palabras de su uso cotidiano). Además, en las escuelas valenciano-hablantes se les enseñan inocentes canciones infantiles tradicionales en valenciano y en castellano (que no tienen, obviamente, ningún contenido adoctrinador). No es así, sin embargo, en las escuelas de las zonas castellano-hablantes donde el valenciano está ausente, al igual que las canciones en dicha lengua. ¿De qué se queja Toni Cantó? ¿Qué incultura, disonancia cognitiva y mala fe integra Toni Cantó? E insisto: mi experiencia de esto que expongo es directa y verdadera pues es mi trabajo desde hace mucho.

Seguir leyendo »

Desvaríos y mentiras del PP en educación

“La realitat sempre és local: ‘localista’. I ha d’assumir-s’hi a través dels altres enquadraments. Però a la ‘universalitat’ i el ‘cosmopolitisme’ de debò s’arriba coneixent i arrelant-se en el local”, Joan Fuster

Uno de los dilemas del currículum más conflictivos es cómo abordar su enseñanza habida cuenta del acúmulo de conocimientos cada vez más extenso  en cada materia y de las innumerables disciplinas establecidas o ausentes. La ponderación de los tiempos, interrelaciones y didácticas a escoger es un problema cada vez más complejo –y depende de muchos factores, y a veces no de conveniencias puramente pedagógicas-.  Centrándonos en la tan necesaria materia de la Historia se ha pasado de un modelo ‘lineal’, rígido, basado en la sucesión paso a paso, donde la unidad anterior se asocia con la posterior (Gagne), a considerar un currículum ‘en espiral’ que sin romper la secuencia entre los diferentes contenidos, permitan ir profundizando progresivamente, en torno a ideas y conceptos clave,  los aspectos cada vez más complejos de un mismo tema: repasar las ideas básicas, apoyándose repetidamente en estas hasta que el alumno haya captado todo el aparato formal que las acompaña (Bruner). A ello se añade un abordaje en red donde las ideas interconectadas y retomadas facilitan la transferencia: ideas y hechos diferentes se pueden combinar con objeto de aplicarlas en situaciones nuevas y diversas.

Seguir leyendo »

La derecha adoctrina y vuelve la censura

En la esfera pedagógica el término adoctrinamiento tiene un significado peyorativo, asociado a la propaganda con fines o efectos de conformismo acrítico, de sectarismo político o religioso, e incluso relacionado con formas de lavado de cerebro. De hecho desde la Pedagogía Social las investigaciones sobre el adoctrinamiento, su clasificación, criterios,  ámbitos y formas más típicas comenzaron en el siglo XIX y pensadores estadounidenses de Dewey a Chomsky teorizaron al respecto. Hoy, entre la concentración de los medios de comunicación, las mentiras informativas o las consignas intoxicadoras en las redes sociales el adoctrinamiento adquiere relevancia y nuevos matices.

Viene esto a cuento de la pertinaz cantinela de la derecha valenciana de que la actual conselleria d’Educació está adoctrinando al alumnado. Esta fijación es ya patológica, pero además, paradoja de paradojas, es precisamente la derecha la que ahora está adoctrinando a la población. Como quien adoctrina no necesita argumentos, pruebas o evidencias porque no busca la racionalidad y el convencimiento, sino la imposición dogmática, emocional, rígida y cargada de prejuicios, lo hacen sin rubor, aviesamente. Ahora, con fines electoralistas, han encontrado a su chivo expiatorio: el conseller d’Educació Vicent Marzà, de Compromís. Contra él cargan una y otra vez Toni Cantó (Cs) o Isabel Bonig (PP) ofreciendo una información distorsionada y antieducativa que en Pedagogía se califica de “perversión instructiva”. Digámoslo bien alto: el profesorado valenciano no adoctrina, y así lo demuestran los estudios y filtros por los que tienen que pasar. Sin duda en estos políticos de nuestra pesada derechona hay mala fe y manipulan queriendo infantilizar a la población, sin darse cuenta que al final necesitan autojustificarse de sus imposturas y ya  padecen y proyectan a sus seguidores los rasgos paranoides de sus infundios. Lo más triste es que su propaganda y declaraciones muestran también mucha incultura, y constantes falacias que obvian la racionalidad y el método hipotético-deductivo en sus discursos. Para colmo olvidan dos cuestiones cruciales que les desmienten: los libros de texto del alumnado valenciano ya fueron considerados adecuados por la Alta Inspección Educativa; y- cuestión que muy pocos saben- el profesorado no universitario también tiene libertad de cátedra -dentro de unos lógicos límites- y nunca se les ha sancionado por incumplirlos.

Seguir leyendo »

El desprecio de ‘Ciudadanos’ al valenciano

En el debate “Estrategias electorales 2019” que se celebró el pasado 30 de enero en el Convent Carmen de València y en el que participaron políticos de todos los partidos presentes en las Corts Valencianes (y que recoge este diario en noticia y vídeo) el representante de Ciudadanos, Jesús Salmerón, expuso una peligrosa tesis que va contra el Estatut de Autonomía, amén de que elimina la educación entendida como un bien público y el valenciano como práctica orgullosa y  empoderadora.

Dijo Jesús Salmerón: “Tenemos un gobierno regional que pone barreras lingüísticas en el acceso a la función pública. Ciudadanos acabará con ello. La última ocurrencia es del presidente de las Cortes Valencianas limitando el acceso a la función pública a personas que no acrediten el valenciano… debe ser que un médico opera mejor si habla valenciano que si habla castellano”. Con esta propuesta Ciudadanos está demostrando a las bravas la tirria que tiene al valenciano. Desde el punto de vista legal, en el Estatut el valenciano es en el País Valencià oficial –y se reconoce que somos una nacionalidad histórica-. Según la Constitución  merece especial protección. Desde la Pedagogía y la Psicología el partido de Albert Rivera demuestra una absoluta falta de respeto a la lengua histórica y materna de tantísimos los valencianos. Se ejerce además, con su política lingüística, una clara violencia simbólica hacia nosotros y un plus de prepotencia para que prevalezca el castellano –idioma depredador en el País Valencià desde la prohibición del valenciano por Felipe V en 1707-.

Seguir leyendo »

Soler i Godes, el pedagog valencianista

Enguany es compleix el 25 aniversari de la mort d'Enric Soler i Godes (Castelló, 1903 –València, 1993), possiblement el pedagog valencianista més important del segle XX. Encara que va exercir una tasca gens menyspreable d'escriptor i periodista en valencià, i va impulsar i va signar les Normes de Castelló, és sens dubte des de la Pedagogia on va deixar un impagable llegat per al País Valencià. Soler i Godes va introduir les idees de l'Escola Nova seguint la renovació que a França havia realitzat Célestin Freinet. Per a Soler i Godes, que va desenvolupar didàctiques específiques, l'escola ha de tenir com a fi “la perfecta educació de l'individu respecte a la vida social. En eixir de l'escola el xiquet ha d'estar disposat a sacrificar-se voluntàriament per la millora de la societat, a ajudar amb totes les forces, a ser un múscul més que mantinga la càrrega de la vida social, una mà que obri, un pensament que dirigeix, uns peus que aixafen esbarzers i llauren nous camins, una esperança ferma i una voluntat d'acer. Una voluntat ben educada val més que cent coneixements. Feu als vostres deixebles voluntariosos abans que savis”. La seua obstinació va ser una pedagogia popular, socialment compromesa amb els treballadors explotats pel capitalisme, i arrelada amb la cultura i la llengua del País Valencià, qüestió que va plasmar ja en 1933 en dues conferències: “Questió de principis sobre el xoc que patix el xiquet en haver d’estudiar en una llengua (el castellà) que li és aliena”; i “Necessitat d’una Associació de Mestres Valencianistes”. Soler i Godes havia obtingut la seua plaça de mestre en 1923, quan Espanya estava encara ancorada en el paradigma pedagògic tradicionalista, memorístic-irreflexiu, instruccional, transmisivista, bancari, directiu-autoritari i centrat en el mestre amb total submissió de l'alumne. En aqueix sentit va ser exemplar la seua obstinació per construir una escola activa que superara l‘escola-caserna’ i la ‘classe-temple-passiu’ en avantatge de l'‘escola-comunitat’ i de la ‘classe-laboratori’ oberta a la vida i a la naturalesa. Assumia, doncs, en la pràctica educativa, un caràcter experimental i un arsenal des de la saviesa popular i per a la saviesa popular.

A tota aquesta renovació es va llançar en 1932 després d'assistir a l’Escola d’Estiu de Barcelona., on va conèixer les tècniques Freinet que propiciaven la recerca i participació cooperativa de l'alumnat. La seua metodologia d'aprenentatge introduïa l'assemblea de classe; els plans de treball; la correspondència interescolar; el text lliure; la biblioteca de treball; la revista escolar, la impremta i les conferències (on els xiquets, després de cercar els materials idonis reefeien i redactaven un tema que acompanyaven amb il·lustracions i fotografies). Fill de propietaris d'una impremta a Castelló, Soler i Godes va ensenyar a imprimir als seus alumnes amb un complex tipogràfic simple i amb gravat linóleum: “Fidel a les idees de Freinet vaig crear en la meua classe de Moró la Impremta a l’Escola, un èxit gràcies a la col·laboració completa i entusiasmada d'aquells alumnes que van fer possible la publicació de la nostra revista ‘Sembra’, una per a cada alumne, i les sobrants les intercanviàvem amb altres escoles de Catalunya”. ‘Sembra’ es redactava en valencià i contenia també cançons, endevinalles, poesia, contes… “Si açix ho vaig poder fer jo solament, sense col·laboració oficial i burlant la llei que prohibia el valencià a l'escola, què no podreu fer vosaltres mestres joves?”, escrivia el 1986.

Seguir leyendo »

Soler i Godes, el pedagogo valencianista

Este año se cumple el 25 aniversario de la muerte de Enric Soler i Godes (Castelló, 1903 –València, 1993), posiblemente el pedagogo valencianista más importante del siglo XX. Aunque ejerció una nada desdeñable labor de escritor y periodista en valenciano, e impulsó y firmó las Normes de Castelló, es sin duda desde la Pedagogía donde dejó un impagable legado para el País Valencià. Soler i Godes introdujo las ideas de la Escuela Nueva siguiendo la renovación que en Francia había realizado Célestin Freinet. Para Soler i Godes, que desarrolló didácticas específicas, la escuela debe tener como fin “la perfecta educación del individuo respecto a la vida social. Al salir de la escuela el niño tiene que estar dispuesto a sacrificarse voluntariamente por la mejora de la sociedad, a ayudar con todas las fuerzas, a ser un músculo más que mantenga la carga de la vida social, una mano que abre, un pensamiento que dirige, unos pies que aplasten zarzas y labren nuevos caminos, una esperanza firme y una voluntad de acero. Una voluntad bien educada vale más que cien conocimientos. Haced a vuestros discípulos voluntariosos antes que sabios”. Su empeño fue una pedagogía popular, socialmente comprometida con los trabajadores explotados por el capitalismo, y enraizada con la cultura y la lengua del País Valencià, cuestión que plasmó ya en 1933 en dos conferencias: “Questió de principis sobre el xoc que patix el xiquet en haver d’estudiar en una llengua (el castellà) que li és aliena”; y “Necessitat d’una Associació de Mestres Valencianistes”. Soler i Godes había obtenido su plaza de maestro en 1923, cuando España estaba todavía anclada en el paradigma pedagógico tradicionalista, memorístico-irreflexivo, instruccional, transmisivista, bancario, directivo-autoritario y centrado en el maestro con total sumisión del alumno. En ese sentido fue ejemplar su empeño por construir una escuela activa que superase la ‘escuela-cuartel’ y la ‘clase-templo-pasivo’ en ventaja de la ‘escuela-comunidad’ y de la ‘clase-laboratorio’ abierta a la vida y a la naturaleza. Asumía, pues, en la práctica educativa, un carácter experimental y un arsenal desde y para la sabiduría popular.

A toda esta renovación se lanzó en 1932 tras asistir a l’Escola d’Estiu de Barcelona., donde conoció las técnicas Freinet que propiciaban la investigación y participación cooperativa del alumnado. Su metodología de aprendizaje introducía la asamblea de clase; los planes de trabajo; la correspondencia interescolar; el texto libre; la biblioteca de trabajo; la revista escolar, la imprenta y las conferencias (donde los niños, tras buscar los materiales idóneos reelaboraban y redactaban un tema que acompañaban con ilustraciones y fotografías). Hijo de propietarios de una imprenta en Castelló, Soler i Godes enseñó a imprimir  a sus alumnos con un complejo tipográfico simple y con grabado linóleum: “Fiel a las ideas de Freinet creé en mi clase de Moró la imprenta a l’Escola, un éxito gracias a la colaboración completa y entusiasmada de aquellos alumnos que hicieron posible la publicación de nuestra revista ‘Sembra’, una para cada alumno, y las sobrantes las intercambiábamos con otras escuelas de Catalunya”. ‘Sembra’ se redactaba en valencià y contenía también canciones, acertijos, poesía, cuentos… “Si eso lo pude hacer yo solo, sin colaboración oficial y burlando la ley que prohibía el valenciano en la escuela, qué no podréis hacer vosotros maestros jóvenes?”, escribía en 1986.

Seguir leyendo »

Propuesta anti-homofobia a los directores de educación

La Pedagogía tiene asentadas una serie de reglas educativas insoslayables. Una de ellas, y que colapsa la tarea educadora, es que los profesores no deben desautorizarse mutuamente. Esto es extensible a las normas morales que se inculquen. Estas deben siempre cumplir con los Derechos Humanos, la ciencia y la defensa de la dignidad de todos los colectivos por minoritarios que sean. Las recientes declaraciones del Papa sobre los homosexuales aconsejando a los padres de estos que los lleven a un psiquiatra, o la noticia de que en el IES Marcos Zaragozá de la Vila Joiosa una profesora de religión enseñaba a los adolescentes que “la homosexualidad  es antinatural” y que “constituye un grave desorden moral” no pueden sorprender, pues reflejan la doctrina del actual Catecismo oficial de la Iglesia católica.

Ante esta situación, y ante el acoso, la marginación y las burlas que en muchos centros de enseñanza padece el alumnado homosexual por culpa  del adoctrinamiento religioso con una anticientífica papilla ideológica en temas de sexualidad, y por culpa de su sempiterno machismo (recordemos que ha habido suicidios), propongo que especialistas impartan al alumnado charlas científicas al respecto. Que desde la Medicina, la Psicología, la Judicatura, la Pedagogía y la Psiquiatría informen profesionales en los institutos. Veo esto necesario para dar a la problemática la importancia y credibilidad que merece. Educar en la diversidad afectivo-sexual, en la construcción de las identidades de género y en el homoerotismo adquiere la seriedad y el respeto que merece si son llamados a los centros de enseñanza expertos de la sociedad civil. Ellos lo harán científica y empáticamente desde su especialidad. Ellos explicarán que la ciencia ha dejado claro que la homosexualidad no es enfermedad ni trastorno y no hay nada que curar, diga lo que diga el Catecismo (veasé los dos manuales internacionales oficiales al respecto: el CIE-10 y el DSM-V).

Seguir leyendo »